bookmark_borderReal Madrid Van de Beek, más goles que la medular del Real Madrid

Entre los diversos problemas que acaecieron en el Real Madrid la pasada temporada, sin duda, uno de los más evidentes fue la falta de gol. Karim Benzema llegando a la treintena de goles, en su segunda mejor temporada a nivel goleador en el Real Madrid y muy cerca de los 32 tantos que anotó en la temporada 2011-12, fue uno de los pocos jugadores que se salvó de la quema.

Sin embargo, la falta de pegada de la segunda línea acompañada de otros problemas evidentes hicieron que el Real Madrid se cayera de la pelea por cualquier título posible en el mes de marzo. Sin duda, una de las causas para que el conjunto blanco haya decidido moldear el centro del campo. Han salido Ceballos, Llorente, Kovacic y también Odegaard. Y ya hay acuerdo con Van de Beek para su llegada. Un jugador que ayudaría a engordar las cifras cara a puerta.

La pasada temporada fue la mejor a nivel personal para Donny Van de Beek. A la sombra en un Ajax que enamoró a todo el viejo continente, el centrocampista neerlandés cerró el curso con 17 goles y 13 asistencias en su cuenta particular.

En el Real Madrid solo Benzema superó estos registros. Ni Gareth Bale llegó a los 17 tantos. Entre los centrocampistas, Casemiro, Modric, Kroos e Isco sumaron 15 goles, dos menos que Van de Beek. Esto obviando el número de asistencias. Nadie en la plantilla madridista llegó a las 13 del ‘tulipán’. Vínicius fue el que más se acercó con 12, seguido de Benzema con 10.

En los últimos tres años sumando los goles del inamovible centro del campo de Zidane, Casemiro, Modric y Kroos no superan los goles anotados por Van de Beek. 36 del todavía jugador del Ajax por 34 de la medular madridista. Para más inri, ninguno de los tres superó la decena de goles en las últimas tres temporadas lo que evidencia la falta de pegada de la que carece el Madrid.

Números que hacen más que evidente la llegada de Van de Beek al Madrid. Primero, para aumentar la competencia en la medular y segundo, para fortalecer la segunda línea con registros con los que nadie puede presumir en el Real Madrid.