Real Madrid 24 de mayo de 2014: el gol de Ramos que “sólo podía entrar por ese rincón”

El 24 de mayo es un día muy especial para el madridismo. Tal día como hoy, pero de hace 20 años, el Madrid conquistaba la Octava en una exhibición ante el Valencia en París. Pero mayo es es el mes de las finales de Copa de Europa, y en tal día como hoy se juntan las efemérides. Se cumplen también seis años de la Décima y de aquel cabezazo salvador de Sergio Ramos que cambió la historia moderna del club blanco.

Madrid y Atlético se enfrentaban en una final histórica, por primera vez entre equipos de una misma ciudad. El derbi madrileño se trasladaba 600 kilómetros al oeste, con Lisboa como epicentro. Durante todo el día, los colores blanco y rojiblanco se adueñan de la capital lusa, en una jornada que discurre sin incidentes. A última hora de la tarde, ambas mareas se desplazan a Da Luz, el estadio del Benfica, en el norte de la ciudad.

A nivel deportivo, Carlo Ancelotti busca en las horas previas un recambio para Xabi Alonso, sancionado. Diego Pablo Simeone, por su parte, apura con Diego Costa, que recibe en los dias previos un novedoso tratamiento para recuperar una seria lesión muscular.

El partido es tenso, cerrado. Costa sólo aguanta siete minutos sobre el césped. Khedira no hace olvidar a Xabi. Se juega al error, y el primer lo comete Iker Casillas en una mala salida. Diego Godín, que venía de hacer en el Camp Nou el gol que dio la Liga al Atleti, emboca. En el Madrid, Bale es el mejor de la BBC, con Cristiano y Benzema también mermados.

Ancelotti rectifica al descanso. Da entrada a Marcelo e Isco, y el Madrid empieza a ganar fluidez. Pero la última linea del Atleti resiste como una roca. Hay acercamientos, más que ocasiones. El Madrid no desiste, pero el reloj corre a favor de su rival. Se consumen los minutos y Courtois mantiene la calma… Hasta que llega el minuto 93. En pleno descuento, un córner botado desde la derecha por Modric es rematado con todo por Ramos. El cabezazo se cuela junto al palo derecho de la meta rojiblanca. Y el resto es historia…

Ramos y Modric recrean el tanto”Es el ADN del Madrid, la lucha hasta el final, mientras haya una posibilidad, un minuto un segundo, hay que pensar que se puede”, comenta Ramos en el los medios del club.Modric rememora la jugada. “Yo iba muy tranquilo, seguro de que íbamos a marcar. Sergio se colocó perfecto. Habíamos practicado bastante este córner durante la temporada. Lo marcamos ante el Bayern y también en algunos partidos de Liga. El movimiento y el remate de Sergio son perfectos”.”Es un gran remate por la ejecución, por el salto, por la distancia, porque Thibaut abarca mucha portería. Sólo podía entrar el balón en ese rincón. Busco algún bloqueo, hago un amago al segundo palo y me meto por dentro, a Godín no le da tiempo a llegar y pudo cabecear sólo. Una noche histórica y mágica”, concluye el capitán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *