El laberinto de Odegaard y su futuro entre Real Sociedad y Real Madrid

Martin Odegaard parecía llamado a ser jugador de la primera plantilla del Real Madrid en la próxima temporada, pero el vuelco sufrido por el fútbol por culpa de la pandemia del Covid-19, han llevado a los dirigentes del club blanco a variar el rumbo de los acontecimientos. Antes del inicio del parón de la competición, por el Bernabéu se pensaba en la salida de algunos jugadores del actual plantel de Zinedine Zidane para hacer hueco, entre otros, al noruego, pero esa posibilidad está cada día más alejada de ser posible, lo que coloca la vuelta de Odegaard en algo prácticamente descartado para el próximo ejercicio. La prioridad de los dirigentes es la de vender jugadores, pero la situación no invita al optimismo en ese sentido.

El centrocampista no se ha pronunciado, pero lo que sí tiene muy claro es que quiere jugar, que busca sentirse importante, algo que ha conseguido durante la presente temporada en la Real Sociedad, y eso a día de hoy parece algo complicado de alcanzar en el Real Madrid de Zidane, no por su calidad y sí por la amplia competencia que tendría a su lado. Los dirigentes madridistas no intuyen movimiento alguno que pueda abrir hueco alguno a la llegada de la llamada revelación de la Liga Santander.

Tres fijos

Con Valverde, Casemiro, Kroos como fijos cara al futuro, con Modric e Isco con mucha presencia para el técnico francés, algo que no tiene James, el sitio para Odegaard parece más que complicado, al menos para considerarse como titular, algo que ha hecho en el equipo donostiarra desde que se inicio la temporada, demostrando calidad y presencia en el juego. Lo tiene claro y a su edad sabe que lo fundamental para su fútbol es lo de no perder el tiempo y sí seguir acumulando minutos de experiencia sobre el verde.

La Real Sociedad se mueve inquieta respecto al futuro de Odegaard y a sus dirigentes les gustaría manejar una solución definitiva, pero lo especial del actual ejercicio, ha retrasado todo y ha dejado en suspenso muchas de las decisiones. La cesión acordada entre los dos equipos, habla de una temporada, más una segunda, pero el Real Madrid puede recuperarle en el momento en que se termine la primera de las campañas de préstamo.

Sin decisión definitiva, todo apunta a que Odegaard seguirá jugando un ejercicio más en Anoeta. El jugador se ha identificado plenamente con la vida en Donosti y con la filosofía del club donostiara, pero también tiene muy claro que quiere triunfar en el Real Madrid, club por el que fichó en el invierno de 2015, procedente del Stromsgodset y recién cumplidos los 16 años, edad límite para poder incorporarle a la plantilla blanca.

Hace unos días, el noruego no ocultó su deseo de jugar competición europea la próxima temporada. “El objetivo es la Champions League y es lo que queremos. Es un sueño para todos los futbolistas del mundo y es lo que queremos hacer el año que viene”, comentó en rueda de prensa y dejando patente su plena identificación con el proyecto que inició el pasado verano y que por el momento le ha llevado a la final de Copa y a colocar a la Real Sociedad en puestos de europeos.

La confianza del Real Madrid hacia el jugador es total y absoluta. Creen en él, pero también tienen claro que debe regresar a la que es su casa en el momento en el que panorama en el centro del campo blanco esté más despejado. La solución, pronto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *