La media del gol: los centrocampistas de Zidane suman 16 tantos, dos más que toda la campaña pasada

Luis Aragonés daba una importancia máxima a los goles de la segunda línea. Así se lo explicó a Xavi, Iniesta y Silva. “Está muy bien que den asistencias, pero ustedes tienen que acabar cada temporada cerca de los 10 goles”, les explicó más de una vez. Para Xavi no era un discurso nuevo. Ya lo había oído de boca de Radomir Antic, el entrenador que en e lMadrid ubicó a Fernando Hierro en el centro del campo para explotar la faceta goleadora del malagueño.

Este Real Madrid al que Zidane ha devuelto a la pelea por todo, que era la misión que se marcó desde su regreso -“no voy a prometer títulos, pero sí que vamos a competir por ganarlos todos”- ha encontrado en el centro del campo una fuente de goles.

El último ejemplo es el partido ante el Sevilla, resuelto con dos goles de Casemiro, el pivote defensivo. El esquema del partido fue parecido al de la temporada pasada. Entonces los blancos resolvieron un duelo muy cerrado con dos dianas llegadas desde su medular: Casemiro y Modric.

Ese partido se disputó el 19 de enero de 2019. A esas alturas de la pasada temporada, los centrocampistas del Madrid acumulaban solo nueve goles. De ellos dos eran de Ceballos y la nómina de centrocampistas puros era más amplia porque en la plantilla estaba Marcos Llorente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *