bookmark_borderZidane recupera a Hazard y Asensio; Mariano, baja

El Real Madrid ha dado a conocer a primera hora de la tarde de este sábado su convocatoria para el regreso al fútbol, este domingo, en el Di Stéfano (19:30 horas, Movistar LaLiga), ante el Eibar. Entre los 23 aparecen, como se esperaba, Hazard y Asensio. Es la primera lista en la que entra el belga, que se ve para ser titular ya, desde su última lesión, en febrero, mientras que el balear se estrena este curso, después de que una acción de mala suerte le mandase a la enfermería el pasado verano.

Son varias las ausencias de Zidane para el asalto al liderato, en poder del Barcelona, dos puntos por delante. Se perderán el partido los cuatro lesionados, Nacho Fernández, Lucas Vázquez (no se entrenó esta mañana por una sobrecarga), Mariano y Luka Jovic. Por lo tanto, Zizou sólo contará con un delantero, Benzema, con lo que asoma Asensio como ‘9’ de guardia. En clave de cantera, se han ganado un hueco el portero Diego Altube y el defensa Javi Hernández.

bookmark_borderAsí vuelve el Real Madrid: uno por uno de la plantilla

Casi cien días después (98, concretamente), el Real Madrid vuelve a la competición. Su último partido fue aquel patinazo en el Villamarín (2-1) que le hizo perder la cabeza de LaLiga. Se jugó el 8 de marzo. Un mundo. Aquel Madrid dejó malas sensaciones. Se escurrió del liderato; Courtois y Marcelo se lesionaron; Benzema sólo marcó tres goles en 13 partidos en 2020; Zidane y Kroos no atravesaban su mejor momento; Hazard estaba recién operado y con pocas opciones de jugar la temporada; Asensio llevaba lesionado desde agosto… Este domingo contra el Eibar, tres meses después, parece que nada ha cambiado pero sin embargo todo existe de otra manera. Comenzando por el propio fútbol, con sus protocolos sanitarios, sus nuevas reglas y sus estadios vacíos. Ahora Zidane iniciará el pulso por LaLiga con dos fichajes de troníio (Hazard y Asensio), también con disgustos (Nacho, Jovic, Mariano y Lucas, lesionados), y con un vestuario mentalizado para los 12 partidos que quedan (como mínimo). A continuación, analizamos uno por uno cómo llegan al inicio de la competición los 25 futbolistas de la plantilla madridista.

Courtois

Partidos jugados en la 2019/20: 32   Minutos: 2.865   Goles encajados: 26

Courtois regresa a la competición como se fue: con las llaves de la portería del Madrid. El parón provocado por la pandemia del coronavirus le permitió recuperarse de la lesión que sufrió contra en la derrota contra el Betis (2-1), en el último partido antes de suspenderse LaLiga donde los blancos perdieron el liderato. Tras un primer año en el Bernabéu con mucha actividad sísmica, el belga estaba en lo alto de la noria. Se había agigantado, sosteniendo al Madrid en su triunfo en el Clásico (2-0) antes de ese encuentro del Villamarín. Ahora vuelve recuperado, con confianza (“Sería bonito ganar la Liga en el Di Stéfano”) y con el reto de conseguir el Zamora.

Areola

Partidos: 8 Minutos: 674 Goles encajados: 9

Areola ha pasado de verse titular en la vuelta de octavos contra el Manchester City por la lesión de Courtois a volver a su suplencia habitual por la recuperación del belga. El portero francés no juega desde el 6 de febrero, la eliminación en cuartos de Copa contra la Real en el Bernabéu (3-4). En el inicio de temporada ofreció confianza y buenas sensaciones que fue extraviando progresivamente y aquel día ante los de Imanol perdió gran parte del crédito al fallar en el gol de Odegaard y en el que cerró el marcador. Su porcentaje de paradas (59,09%) está lejos del de Courtois (72,92%).

Carvajal

Partidos: 32 Minutos: 2.910 Goles: 1  Asistencias: 7

Ausente por gripe en el último partido prepandemia, el naufragio del Villamarín, Carvajal retornará directamente al once. Es un fijo para Zidane y en este tramo final de temporada lo será más: no tiene en la plantilla ni repuesto natural en el lateral ni competencia (Militao quedó en evidencia contra el Betis y Nacho está lesionado). Pese a sus altibajos esta campaña, el equipo notó sus mínimas ausencias. El Madrid perdió la mitad de los seis partidos que faltó: Mallorca (1-0), Real Sociedad en Copa (3-4) y Betis (2-1)…

Militao

Partidos: 13  Minutos: 992 Goles: 0 Asistencias: 0

Su último partido, contra el Betis, dejó una nube negra sobrevolando sobre su figura. Militao naufragó con estrépito en el lateral derecho, supliendo la baja de Carvajal. Del minuto 47 al 52 perdió cuatro balones con cuatro pases malos y Fekir le volvió loco. De central, su puesto natural, ha ofrecido más luces aunque en ningún caso ha rozado el buen cartel que traía de Oporto. Militao fichó este verano por 50 millones, convirtiéndose en el defensa más caro del Madrid. Con 21 años, el club veía este movimiento como una réplica del que hizo con Pepe. Por el momento, el jugador ha dejado más dudas que certezas y vuelve con la idea de redimirse en las oportunidades que Zidane le dé. En el club siguen confiando en él.

Ampliar

TONI RODRIGUEZ (DIARIO AS)

Ramos

Partidos: 34 Minutos: 3.033 Goles: 7 Asistencias: 0

Hasta el parón, Ramos fue una temporada más Ramos. Con su liderazgo, su madurez en defensa, también con sus excesos de confianza (un despiste suyo en la salida de balón costó el 0-1 del Betis) y con sus ganas de irse al ataque. Es el segundo máximo goleador del equipo con siete tantos (empatado con Rodrygo), dando continuidad a ese alma de delantero que ha venido explotando los últimos años (en la 2018-19 acabó con 11 goles, su mejor registro de blanco). El ‘4’ es un ‘9’. El capitán, el segundo con más minutos de la plantilla (superado sólo por Casemiro), acaba contrato en 2021 pero, como informó AS, el Madrid le ofrecerá un año más. Ese mismo año se estrenará el nuevo estadio Santiago Bernabéu…

Varane

Partidos: 33 Minutos: 3.000 Goles: 3 Asistencias: 1

El que más regular se mostró atrás cuando sobrevino el parón. Lucía velocidad al corte, salida de balón y solvencia. Otro de los que integran el círculo de confianza de Zidane, es el tercer jugador en minutos. Sus números reflejan que estábamos ante uno de sus mejores años: con el 75% de éxito en los regates y el 64% de duelos ganados, supera a Ramos por ejemplo en despejes aéreos (79 a 77) o en bloqueo de ocasiones (20 frente a 13). Sólo tiene 26 años, pero ya es un curtido veterano y cuarto capitán del Madrid. Indiscutible ahora mismo en el equipo.

Nacho

Partidos: 9 Minutos: 641 Goles: 2 Asistencias: 0

No está siendo la temporada de Nacho. Las lesiones le están provocando demasiados disgustos. En octubre se dañó ligamento colateral interno de la rodilla derecha y se perdió 11 partidos. No jugó el último partido antes de que se suspendiera la competición al estar con gripe y en la última semana de entrenamientos antes del retorno ha vuelto a lesionarse, esta vez en el recto anterior derecho. Estará al menos tres semanas de baja. Pero es que cuando ha estado disponible, Zidane no le ha dado el espacio de antaño. A pesar de todo, Nacho no le frunce el ceño al técnico. En enero, cuando Nacho marcó al Valladolid, se abrazó a él después de que el francés le insistiera en que subiera a intentarlo…

Marcelo

Partidos: 19 Minutos: 1.495 Goles: 1 Asistencias: 6

A sus 32 años, Marcelo ha visto cómo por primera vez después de muchísimas temporadas no tiene asegurado el puesto. Este año, el Madrid fichó a Mendy por petición de Zidane y el lateral galo le ha ido metiendo el cuerpo poco a poco hasta tener más minutos que al brasileño. El pasado verano, Marcelo se ‘machacó’ para comenzar la pretemporada en perfecto estado pero cada vez más le cuesta coger la forma y eso le ha dejado ‘desnudo’ en más de una ocasión cuando ha tenido que bajar rápido a defender después de lanzarse arriba. Los problemas físicos tampoco le han ayudado. Esta temporada ha acumulado hasta cuatro bajas por lesión, cifra inédita en su carrera. Sin embargo, antes del parón parecía estar reencontrándose (titular en los cuatro últimos partidos de Liga) pero unas molestias parecían cortar esa escalada. Olvidados ya los dolores en el bíceps femoral, lleva ejercitándose con el grupo desde la vuelta a los entrenamientos. Con contrato hasta 2022 (tendrá 34 años), se mantiene firme: “No quiero irme”. Pese a su menor protagonismo, su comportamiento está siendo ejemplar. Como un capitán. Sobre todo con los jóvenes.

Mendy

Partidos: 22 Minutos: 1.638 Goles: 0 Asistencias: 2

Llegó al Madrid el pasado verano procedente del Lyon por expreso deseo de Zidane y en estos primeros meses de adaptación ha justificado la inversión del club (50 millones). Mendy (25 años) ha aportado la firmeza defensiva de la que adolece Marcelo, aunque es evidente que no tiene la imaginación y el rock & roll en ataque del brasileño cuando está en plenitud. Para Zidane no existe un titular claro en el lateral izquierdo, aunque Mendy supera en minutos a Marcelo y sus actuaciones ante extremos de categoría le han reforzado. En este tramo final de temporada, con muchos partidos y poco descanso, las rotaciones en el lateral izquierdo serán habituales.

Kroos

Partidos: 33 Minutos: 2.702 Goles: 5 Asistencias: 9

El paso de las semanas ha aplacado la sensación, pero justo antes del parón parecía que algo se había roto entre Kroos y Zidane. El alemán, innegociable siempre para Zizou, fue sustituido al descanso del derbi contra el Atlético, suplente en la ida de la Champions contra el Manchester City (donde ni siquiera calentó) y se marchó de nuevo al banquillo contra el Betis cuando el Madrid perdía el liderato. “Fue el primer gran partido en casi seis años en el que no estaba en el once inicial. Por supuesto, me molesta. Sería malo si no fuera así. Si este fuera el punto, creo que puedo decir: ‘Me molesta, pero tuve que aceptarlo”, llegó a decir el centrocampista de su suplencia contra el City. El inicio de temporada no hacía presagiar ese poso raro: era innegociable y, además, goleador. En noviembre ya sumaba seis goles entre el Madrid y la selección. Pero el derbi contra el Atlético y esa sustitución pareció modificar el escenario para internacional germano. Sin embargo, Zidane regateó cuando se le preguntó por su había ‘caso Kroos’: “Es imprescindible”.

Modric

Partidos: 30 Minutos: 1.904 Goles: 5 Asistencias: 5

A sus 34 años, Modric es el noveno jugador más utilizado por Zidane. De menos a más, volvió a ser clave en más de un encuentro. Incluso en días en los que el equipo patinó, como en la derrota contra el Betis. En el Villamarín se entregó y salvó un gol casi sobre la línea al ser el único capaz de seguir la contra de Joaquín. La edad y la irrupción de Fede Valverde ha empujado a Zidane a darle más descansos para mantener fresco en el tramo decisivo al croata que, como informó AS, cumplirá su contrato con el Real Madrid, que expira en 2021.

Casemiro

Partidos: 35 Minutos: 3.120 Goles: 4 Asistencias: 4

El equilibrio del Madrid y la tranquilidad para Zidane. Desde que confió en él después de un derbi allá por el año 2016, el francés se ha abrazado con fuerza al brasileño. No en vano, llegó al parón como el jugador más utilizado por el entrenador blanco. La admiración del míster se hizo patente tras conquistar la Supercopa de España en Yeda. “¡Ven aquí cabrón, eres un monstruo!», le gritó mientras se fundía en un abrazo con él. Un fijo para estas once jornadas de Liga que faltan y pilar para remontar la eliminatoria de Champions contra el City.

Fede Valverde

Partidos: 32 Minutos: 2.068 Goles: 2 Asistencias 4

Acabó la pasada temporada ofreciendo una imagen notable, de jugador muy aprovechable para este Real Madrid. Sin embargo, esta campaña Fede Valverde se ha destapado como un futbolista extraordinario, imprescindible. Es, junto a Casemiro, el sostén del equipo. La estadística no deja lugar a dudas. El Madrid sólo perdió dos partidos de los 23 (el 8%) en los que Valverde fue titular y cayó derrotado en cuatro de los 16 (el 25%) en los que no estuvo en el once, el último ante el Betis, antes del parón por la crisis del coronavirus. Además, con él en el campo, el equipo marca 2,21 goles por partido y encaja 0,73. Sin él, marca una media de 1,31 y encaja 1,37… El Pajarito ha seguido a rajatabla el plan de Dupont y Zidane durante el parón y regresó a tope. Zidane le necesita oxigenado y vitaminado para pelear la Liga y no tirar la toalla en la Champions.

Isco

Partidos: 23 Minutos: 1.304 Goles: 3 Asistencias: 0

La suspensión del fútbol por la pandemia llegó con Isco en la enfermería. El malagueño se perdió el último choque contra el Betis a causa de una lumbalgia. Hasta entonces, había sido una pieza importante para Zidane, especialista en recuperar la mejor versión del jugador. Comenzó la 2019-20 castigado por las lesiones. Una dolencia muscular en el bíceps femoral derecho le mantuvo cuatro semanas parado. Progresivamente fue recuperando sitio y figura hasta volver a ser casi innegociable en los grandes días: titular contra el PSG en el Bernabéu, en noviembre, en los dos Clásicos, ante el Atleti en casa, en la semifinal y en la final de la Supercopa en Yeda, frente al City… Estos meses sin fútbol le han permitido recuperarse totalmente de la lumbalgia y estar a disposición de Zizou.

Marco Asensio

Partidos: 0 Minutos: 0 Goles: 0 Asistencias: 0

El Fichaje. El retorno de Marco Asensio a la dinámica de grupo, totalmente recuperado de la grave lesión que sufrió en agosto y que le impidió arrancar la temporada, es una de las pocas cosas positivas que el Madrid puede sacar de este frenazo de la competición. En el segundo encuentro de pretemporada, contra el Arsenal, el mallorquín, llamado a ser la tercera pata de un tridente junto a Benzema y Hazard, se rompió el ligamento cruzado anterior y el menisco externo. El jugador nunca perdió la fe de poder ayudar al equipo en esta temporada, también con la Eurocopa en la mente, y por eso trabajó de forma intensiva y fue cumpliendo con los plazos previstos. El parón le vino bien para ponerse al tono del resto de sus compañeros y ya es uno más del grupo. Su regreso es una bendición para Zidane.

Hazard

Partidos: 15 Minutos: 1.124 Goles: 1 Asistencias: 5

No sólo vuelve LaLiga, lo hace también Hazard. El belga es otro muy distinto al de marzo. La decisión de parar el fútbol a causa de la pandemia llegó con el jugador en plena recuperación de la operación de la fisura en el peroné distal de su pierna derecha a la que fue sometido el pasado 5 de marzo. Estos meses sin competición han sido aliados de Eden, que no sólo se ha recuperado de su lesión sino que su estado de forma ha sorprendido a más de uno en Valdebebas. “Está como una moto”, comentan en el club. Hazard, fichaje galáctico de esta campaña (100 millones), ha visto cómo los problemas físicos han marcado su primera temporada en el Real Madrid. “Mi primer año ha sido malo”, llegó a reconocer. La última lesión le cortó la línea ascendente que había comenzado a trazar y parecía que su concurso esta campaña había acabado. Pero Zidane ya le tiene a sus órdenes y será importante en lo que hemos venido a llamar la nueva normalidad. El jugador se ve titular en el primer partido contra el Eibar, aunque el técnico, siempre cauto, medita que comience en el banquillo. Hazard, de la fatalidad de la lesión a ser baza en la lucha por los dos títulos que le quedan a los madridistas por disputar.

James Rodríguez

Partidos: 13 Minutos: 650 Goles: 1 Asistencias: 2

Volvió al Real Madrid el pasado verano de su cesión en el Bayern. Zidane le puso en la rampa de salida, no contaba con él y llegó a tener pie y medio en el Atlético pero la durísima derrota ante los rojiblancos en pretemporada (3-7) le cerró la puerta de salida. El inicio de temporada fue esperanzador y parecía que el colombiano iba a ser un ‘fichaje’ en toda regla, pero entre lesiones, malos partidos y decisiones técnicas desapareció. No juega en Liga desde el batacazo en Mallorca (1-0) el 19 de octubre. En Champions, tuvo minutos por última vez contra el Galatasaray, el 22 de octubre. Quedó para la Copa y la eliminación contra la Real pronosticó un final de temporada negro para James. Sin embargo, el jugador se ha ‘reseteado’ en el parón y la vuelta de la competición, con esa posibilidad de que Zidane haga cinco cambios y con encuentros cada pocos días, le da opciones para recuperar confianza y minutos.

Benzema

Partidos: 36 Minutos: 2.957 Goles: 19 Asistencias: 9

Benzema regresa igual que se marchó, sólo ante el peligro. El francés es el único ‘9’ de la plantilla en el que confía Zidane, intocable. Y así lo seguirá siendo. Jovic está lesionado y Mariano no cuenta para el técnico a pesar de su gol al Barça en los cuatro minutos de que dispuso en el Clásico del 1 de marzo. Karim tuvo un comienzo de año arrebatador ante el gol (14 goles en 17 partidos), pero se fue secando progresivamente (cinco tantos en otros 17 encuentros). Ni esos periodos de sequía animaron a Zidane a probar otro plan: Benzema ha sido titular en el 93% de los partidos oficiales jugados en lo que va de la 2019-20; en total ha disputado el 91% de los minutos.

Bale

Partidos: 18 Minutos: 1.160 Goles: 3 Asistencias: 2

Temporada muy pobre la que estaba cuajando Bale en el Madrid antes de sobrevenir el parón de la competición. Tres goles y dos asistencias. Las lesiones y las polémicas, en cambio, no se diluyeron igual. El rol que desempeñe el galés en el retorno de la competición es una incógnita. Zidane no recurrió a él de inicio en los partidos decisivos ante el City y el Barça a pesar de que no podía contar ni con Hazard ni con Asensio. Ahora que los dos están de vuelta, el galés tendrá que recuperar su mejor versión si quiere tener minutos. La opción de que Zidane haga cinco cambios le da más oportunidades para recuperar el terreno perdido en la vieja normalidad.

Lucas Vázquez

Partidos: 18 Minutos: 820 Goles: 3 Asistencias: 2

Lucas Vazquez sufre una sobrecarga y no estará en el regreso de LaLiga contra el Eibar, pero el gallego, sin duda, es otro de los grandes beneficiados de la nueva normativa de los cinco cambios. Integrante regular del banquillo, casi siempre es un comodín del que tira Zidane. Ha disputado 18 partidos este curso (se perdió siete por lesión) y en diez de ellos comenzó como suplente. Tras cinco temporadas en el primer equipo, hay quien en el club sitúa al canterano en la rampa de salida del club este verano, pero el jugador espera poder hacer valer el año de contrato que le resta con los blancos (acaba el 30 de junio de 2021) dado que su sueño es seguir siendo útil al Madrid de Zidane. En este sentido, el staff, encabezado por el entrenador, no tiene queja de la disposición, profesionalidad y trabajo de Lucas. Por eso, cuando se recupere de su último contratiempo físico, volverá a tener su espacio en los partidos que le quedan a los blancos.

Jovic

Partidos: 24 Minutos: 770 Goles: 2 Asistencias: 2

Luka Jovic, sin duda, ha sido uno de los protagonistas del parón provocado por el coronavirus por sus polémicas y la lesión que sufrió en su casa antes de comenzar a entrenar de nuevo con el equipo. Lo suyo es un misterio. La temporada pasada fue una de las sensaciones europeas en el Eintracht (27 goles en 48 partidos), el Madrid se gastó 60 millones en su fichaje pero aún sigue esperándole. Su nombre ha protagonizado más titulares por sus líos que por sus goles (sólo dos en 24 encuentros). En pleno confinamiento, el serbio se marchó a su país con permiso del club y tras haber dado negativo en el test, pero allí desobedeció las restricciones gubernamentales y su Gobierno le llamó a capítulo (pidió públicamente perdón). Para añadir más leña al incendio, se lesionó en el pie justo antes de volver a los entrenamientos  y la pasada semana volvió a enfadar al club al colgar una fotografía en sus redes sociales, en plena recuperación, . La lesión le deja fuera del equipo en la pelea por la Liga.

Vinicius

Partidos: 28 Minutos: 1.363 Goles: 4 Asistencias: 3

Después de un inicio irregular con Zidane, de nuevo se había convertido en la esperanza del madridismo. Desde febrero, el brasileño había cogido altura y pozo y Zizou contó con él. Recurrió a él en el descanso del derbi y rescató al Madrid (de una jugada suya nació el 1-0 de Benzema), fue el mejor en la ida contra el City, allanó el camino del triunfo contra el Barça con el 1-0… El parón llegó cuando mejor se encontraba. Ahora, la reanudación de la competición le trae un ‘problema’: el regreso de Hazard. Con el belga disponible, se le cierran muchos caminos a la titularidad ya que Zidane le ve en la misma ubicación que a Hazard, la izquierda. De hecho, ambos sólo han coincidido durante 87 minutos sobre el césped.

Rodrygo

Partidos: 21 Minutos: 1.278 Goles: 7 Asistencias 2

Lo suyo sí que ha sido una montaña rusa. Aterrizó este verano en Madrid después de pagar 40 millones al Santos y en menos de una temporada ha conocido casi todos los estados. Gustó en pretemporada (golazo ante el Bayern), se lesionó al inicio de la competición, comenzó en el Castilla, maravilló con un gol en su debut oficial con el primer equipo ante Osasuna (“su control es la hostia, es medio gol”, dijo Zidane aquel 25 de septiembre), en noviembre se convirtió en el jugador más joven en marcar un hat-trick perfecto (contra el Galatasaray), pero vino el bajón. El invierno pareció desdibujarle y el sorpasso a Vinicius se frenó hasta el punto que cuando sobrevino el parón por el COVID-19 el calcetín se había dado la vuelta: llegó a jugar de nuevo con el Castilla. Tras un inicio prometedor, llegó el bajón. Rodrygo es otro de los beneficiados de los cinco cambios y encara el regreso de la competición con el deposito del optimismo lleno: «Entrené en casa durante la cuarentena, hice todo el trabajo posible y todo lo que me pidieron para llegar en forma a los entrenamientos. Trabajamos duro para dar lo mejor cuando vuelva la competición y ganar LaLiga”.

Brahim

Partidos: 7 Minutos: 170 Goles: 1 Asistencias: 1

La aportación de Brahim antes del parón fue residual. Sólo Asensio (que no inició la temporada por lesión) y Mariano han jugado menos que él. Su competición fue la Copa, donde jugó los tres partidos, pero la eliminación del Madrid hizo prever un final de campaña en el ostracismo para el joven malagueño (20 años). Sin embargo, tal y como informó AS, él está convencido de que será importante en estos partidos finales. A Zidane sí le gusta, pero el overbooking que hay en su puesto le cierra el espacio. La posibilidad de hacer cinco cambios y la acumulación de partidos en tan poco tiempo le dan esperanza.

Mariano

Partidos: 4 Minutos: 65 Goles: 1 Asistencias: 0

Irreductible y sanguíneo, Mariano pasó de ser un proscrito para Zidane a jugar los dos últimos partidos antes de la suspensión de la competición y exprimir los minutos que le dio el entrenador. Contra el Barça salió un minuto y marcó un gol y ante el Betis Zizou le dio 20 minutos aunque, peleón como en él es habitual, no tuvo tanta suerte. Subido de nuevo al tren competitivo, llegó el frenazo. En el regreso a los entrenamientos ‘desapareció’ algunas semanas en Valdebebas por una misteriosa lesión en el pie y, después de recuperarse, este viernes volvió a ejercitarse en solitario. En principio no estará disponible para Zidane en el primer partido contra el Eibar. Especialista en alborotar en los minutos finales y cuando el partido se pone cuesta arriba, el hispano dominicano es la única alternativa en la plantilla para Benzema teniendo en cuenta que Jovic está lesionado, aunque el entrenador no cuenta con él…

bookmark_borderModric revive el terror de la guerra: «Se escuchaban sirenas y corríamos al refugio»

Luka Modric ha escrito un libro autiobiografico en el que confiesa sus momentos durante la guerra croata de Independencia que tuvo lugar entre 1991 y 1995, su mal genio cuando pierde y su admiración por el fútbol italiano, en especial su amor al Milán, tal y como recoge La Gazzetta dello Sport. Piensa retirarse en el Real Madrid y hacerse entrenador.

Su abuelo fue asesinado en la guerra: «Tuve un vínculo muy fuerte con mi abuelo. Me llevaba con él de caza y hacía de su ayudante mientras conducía el ganado al pasto. Me hizo sentir especial. Tenía seis años y a esa edad era muy difícil entender que nunca le volvería a ver».

La guerra de niño: «A los 7-8 años de edad, los traumas se experimentan de manera diferente. De niño, el miedo no es… tan aterrador. Vivía en el hotel Kolovare con la familia y había muchos de mis compañeros. Jugábamos a la pelota o nos escondíamos en el hotel, hasta que se escucharon las sirenas. En ese momento, sabías qué hacer: correr al refugio. Allí, con seguridad, volvíamos a jugar».

Domagoj Basic: «Basic ha sido mi entrenador favorito. Durante la adolescencia, fue nuestro guía. Los que querían permanecer en el equipo tenían que leer libros. Domagoj nos enseñó a trabajar duro. Nos enseñó a lidiar con las injusticias «.

Boban y el Milán: «Boban era un ídolo mío y papá, cuando era niño, me compró un traje rojo y negro. Me imaginaba al futbolista de Milán pero fue diferente. Y cuando llegas al Real es difícil pensar en ir a otro lado. Si las cosas no hubiesen ido bien en Madrid, habría visto bien la Serie A. Pero, sinceramente, la prioridad siempre ha sido el Madrid».

Su apodo: «Me siento como una persona normal, que ama la humildad y la modestia. Soy persistente, terco. Los compañeros en el Real Madrid me llaman ‘vinagre’, porque cuando pierdo en el entrenamiento me lo tomo mal».

Jugar en el Milán: «Lo siento por el Milán. El Real Milán no se encuentra en Italia y Europa. Tengo un grupo de WhatsApp con los croatas y siempre me siento con Brozovic, con Badelj, con Pasalic…».

Jugadores favoritos en Italia: «Siempre me han gustado los jugadores de estilo. Totti, Del Piero, Pirlo… Ahora hay jóvenes que prometen mucho, sobre todo Zaniolo, puro talento. Sensi también es muy interesante, y me gustan Insigne, Papu Gomez, Ribéry y Bennacer».

El penalti de Benatia: «Solo dije que había sido penalti para mí. Lucas Vázquez fue empujado cuando pateaba desde unos pocos pasos. ¿Qué sentido habría tenido simular? Luego experimenté situaciones similares y entiendo a quién protesta, pero no debería haber diferencia entre un penalti en el 30 ‘y uno en el 95’. Sin embargo, le deseo lo mejor a Buffon: es un gran jugador».

Critica a Cristiano en su libro por no ir a la gala de los premios The Best: «Hablar sobre el jugador me parece trivial: es uno de los más grandes de la historia. Perdimos los objetivos y el carácter del Real en el Real: Cristiano siempre quiere ganar, nos motivó y nos hizo reaccionar. Como persona, tiene 10 años y alabanza, tiene un gran corazón, siempre está listo para ayudar a los necesitados «.

Ganador de la Champions y de la Serie A: «En la Liga de Campeones veo bien al PSG, incluso si no juega hasta agosto. Es fácil decir Barcelona y Bayern. Hay que tener cuidado con el Atlético de Madrid y, por supuesto, entre los favoritos estará el que pase entre el Manchester City y el Real Madrid. De la Serie A, la Juve se ve favorita, aunque para la competición quizás fuera bueno si la Lazio o el Inter ganan».

Retirarse en el Madrid y hacerse entrenador: «Estoy seguro de que puedo jugar a un alto nivel durante dos años más, luego ya veremos. Me gustaría terminar mi carrera en el Real Madrid, pero también dependerá del club. Por supuesto, haré el curso de entrenador. Para nosotros, el equipo nacional es un sentimiento superior al fútbol, tanto como jugador como entrenador me sentiría honrado de estar allí».

Protagonistas y fútbol en el futuro: «Mbappé lo tiene todo, pero creo que para dar el salto de calidad necesita ir a un campeonato donde su equipo no gana tan fácilmente. También veo un gran potencial en Vinicius y me gustan De Bruyne y Sterling. En cuanto al fútbol, el camino es el de la velocidad. Velocidad de carrera, de pensamiento, de decisión. A un nivel alto, solo puedes jugar así».

bookmark_borderRodri, en AS: «Tenemos mejor equipo que el Real Madrid»

A Rodrigo Hernández Cascante (23 años) le costó más dejar el Atleti, el equipo que le dio todo, que asentarse en el Manchester City, tarea nada sencilla. Es un fijo para Guardiola como lo fue para Simeone, y de todo eso, de la vuelta de Champions contra el Madrid o de la Selección habló en La Futbolería de AS (AS TV).

¿Cómo se encuentra, ahora que regresa el fútbol?

Estoy contento de volver a la rutina, dejar un poco atrás todo este periodo que se ha hecho tan largo para todos. A los que somos futboleros nos llena de alegría y, por supuesto, a los que nos dedicamos a ello.

Tras fichar por el City, Guardiola le ensalzó por su fútbol y por su apariencia. ¡Hasta lleva la camiseta por dentro, impoluto!

Es cierto que es un terreno común, al menos en los españoles, que no somos muy llamativos, aunque lo importante de un buen medio centro es lo que desarrollas en el campo. Estoy teniendo mucha suerte en mi aún corta carrera, siendo entrenado por Simeone y Guardiola, porque los dos han jugado en ese puesto y lo transmiten como nadie. Soy una esponja que va aprendiendo de cada uno. Que me vean así a una edad tan temprana es increíble.

Su adaptación ha sido meteórica, y eso que Pep le exige mucho. Incluso está haciendo más goles, que es algo que se le pedía por su potencial.

La adaptación, el reto y la motivación las tienes que llevar por dentro, sabiendo la gran apuesta que ha hecho el club por ti. Nunca pensé que se pudiera pagar esa cantidad (70M€). Tenía clarísimo que tenía que estar el día uno, a pesar de todo lo que se habló con el Europeo Sub-21. Fue una decisión muy difícil y dolorosa, pero quería aportar lo mejor de mí. Venía a un equipo ganador y tenía que hacerme un hueco, ganarme la confianza del míster y saber, sobre todo, lo que podía dar al equipo. Cuando te rodeas de estos jugadores es más fácil todo, pero siempre te penaliza un poco al principio ir a una liga nueva, avanzar a ciegas en los primeros partidos porque no sabes cómo es el ritmo. Me costó un par de semanas coger el tranquillo, pero poco a poco me hice con ritmo tanto del equipo como de la Premier.

Simeone y Guardiola, en cuanto a método, son la noche y el día. ¿Lo nota?

Mucha gente piensa que son polos opuestos y que no tienen nada que ver, pero veo similitudes: son muy intensos, muy trabajadores, hacen que des lo mejor de ti todos los días, se toman los entrenamientos como si fuera competición porque es una oportunidad de aprender, te quieren al 100%, pendiente. A partir de ahí, cada uno tiene su manera de entender el fútbol y transmitirlo, y esto último me parece lo más difícil. Soy un afortunado porque la labor de ambos me ha completado como jugador.

Se podría decir que son el que mejor ataca y el que mejor defiende. Quieren ganar, pero su camino para ello es distinto.

Son diferentes maneras de entender cuál es la mejor forma de atacar y defender. Simeone interpreta que es tener las líneas juntas, estar arropados, con jugadores físicos, y así es muy difícil que el contrario penetre. Con Guardiola la idea, y estoy de acuerdo, es que la mejor forma de defender es tener el balón porque, por narices, el rival no te está atacando. Su objetivo es el mismo.

¿Ha soñado o pensado volver de nuevo al Atleti?

Si soy sincero, no sé dónde estaré en el futuro, como cuando salí cuando era niño, que no pensaba que volvería. Se tienen que dar las condiciones para ello, pero en su día fue un sueño regresar adonde siempre soñé debutar, que es mi casa. Estás aquí y allá, pero sientes los colores de una forma u otra. Tuve la suerte de jugar en un equipo que sentía de verdad, que me lo ha dado todo, y no fue fácil salir. Nunca descarto volver porque es un club único y, cuando estás ahí, ves la dimensión que tiene, esa afición…

En el Atleti pensaba qué hacer sin la pelota y en el City, qué hacer con ella.

Sí, y además cada partido es un mundo, no siempre lo planteas igual, depende también del estado de los jugadores, si hay confianza… Tengo unas características específicas y juegue con uno u otro aporto mi fútbol, no sé hacerlo de otra manera: participar, querer siempre el balón, ser una solución siempre para los centrales y conectarlos con los medios. No ha cambiado mucho mi rol desde el Atleti: manejar, ser profundo, sumar pases, que se juegue en campo contrario…

Entre los referentes en su puesto están Redondo y Schuster. ¿Les ha visto?

En vivo no, por la edad. Soy de las generaciones de Vieira, Makélélé… Estos son un poco antes, pero viendo las imágenes se nota que tenían algo diferente. Ahora es más difícil marcar la diferencia que en esa época.

«Me gusta más jugar de pivote, queriendo el balón, siendo una solución para los centrales y conectarlos con los medios…»
¿De medio centro prefiere jugar solo o en doble pivote?

bookmark_borderModric: «Quiero terminar mi carrera en el Real Madrid»

El último Balón de Oro del Real Madrid desea terminar su andadura profesional vestido de blanco. Lo ha confesado Modric en una entrevista en ‘La Gazzetta dello Sport’: «Estoy seguro de que puedo jugar a un alto nivel durante dos años más. Me gustaría terminar mi carrera en el Real Madrid, pero también dependerá del club».

SU QUINIELA DE LA CHAMPIONS

La UEFA anunciará este miércoles la sede y formato de La Liga de Campeones. El centrocampista croata, que ha ganado cuatro con el Madrid, vislumbra una Champions muy abierta: «Veo bien al PSG, incluso si no juega hasta agosto. Es fácil decir Barcelona y Bayern. Hay que tener cuidado con el Atlético de Madrid y, por supuesto, entre los favoritos estará el que pase entre el Manchester City y el Real Madrid».

‘RECTIFICA’ CON CRISTIANO

En su libro autobiográfico, Luka criticó a Cristiano por no acudir a la gala de premios The Best. Sin embargo, ahora solo tiene palabras de elogio para el portugués: «Es uno de los más grandes de la historia. Cristiano siempre quiere ganar, nos motivó y nos hizo reaccionar. Tiene un gran corazón, siempre está listo para ayudar a los necesitados «.

UN CONSEJO PARA MBAPPÉ

Modric apuesta por un póker de jóvenes figuras, que lidera el francés Mbappé, aunque «lo tiene todo, pero creo que para dar el salto de calidad necesita ir a un campeonato donde su equipo no gana tan fácilmente. También veo un gran potencial en Vinicius y me gustan De Bruyne y Sterling».

SU APODO EN EL VESTUARIO

El centrocampista croata es un ganador nato, de ahí que no le guste perder ni en los entrenamientos. Ese carácter la ha costado un curioso apodo en el vestuario del Real Madrid: «Me siento como una persona normal, que ama la humildad y la modestia. Soy persistente, terco. Los compañeros en el Real Madrid me llaman ‘vinagre’ porque cuando pierdo en el entrenamiento me lo tomo mal».

EL HORROR DE LA GUERRA

A los siete años Modric perdió a su abuelo, asesinado en la guerra de los Balcanes: «Vivía en el hotel Kolovare con la familia y había muchos de mis compañeros. Jugábamos a la pelota o nos escondíamos en el hotel, hasta que se escucharon las sirenas. En ese momento, sabías qué hacer: correr al refugio. Allí, con seguridad, volvíamos a jugar». En septiembre cumplirá 35 años y le queda uno de contrato con el Real Madrid.

bookmark_borderEl día que Mourinho llevó a Cristiano al borde de las lágrimas

Jose Mourinho y Cristiano Ronaldo. O la relación entre dos máquinas de competir y de exigirse. La convivencia entre ellos en el Madrid no siempre fue sencilla. Lo dos portugueses tienen madera de líderes, y eso hizo que en alguna ocasión la cuerda se tensara. Ninguna tanto como uno episodio que cuenta Luka Modric en ‘My Game’, su biografía.

«Me sorprendió la reacción de Mourinho. Estábamos ganando 2-0 en la Copa del Rey. Ronaldo no persiguió a los rivales en su saque de banda y José se puso furioso con Cristiano. Los dos se pelearon durante mucho tiempo en el campo. Al regresar a los vestuarios en el descanso, vi a Ronaldo desesperado, al borde de las lágrimas. Él dijo: ‘Lo hago lo mejor que puedo y él continúa criticándome’. Mourinho entró y comenzó criticar al portugués por su responsabilidad durante el juego. Ambos se calentaron tanto que solo la intervención de los compañeros evitó una verdadera pelea entre ellos», narra el croata.

De la mano de Mourinho, Cristiano jugó 106 partidos en el Real Madrid, en los que logró 120 tantos, uno cada 75 minutos. Una cifra extraordinaria que tuvo su mayor éxito en la Liga 2011-12. Sin embargo, la Champions se le resistió. «En 2012 nos eliminó el Bayern en los penaltis. Ese es, para mí, el Madrid más fuerte de los últimos años», mantiene Mou.

bookmark_borderModric revela el momento más tenso entre Mou y Cristiano

La biografía ‘A mí manera’ de Luka Modric ha visto la luz en Italia (Corriere dello Sport) y en ella hay un episodio que destaca. Fue el desencuentro que tuvieron José Mourinho y Cristiano Ronaldo en 2013, cuando técnico y jugador estaban en el Real Madrid. El croata desgrana con detalle lo que pasó en un partido de Copa del Rey. El entrenador portugués cargó sobre el delantero, que llegó a las lágrimas dentro del vestuario. Los pesos pesados tuvieron que intervenir…

«Me sorprendió la reacción de Mourinho. Estábamos ganando 2-0 en la Copa del Rey. Ronaldo no persiguió a los rivales en su saque de banda y José se puso furioso con Cristiano. Los dos se pelearon durante mucho tiempo en el campo. Al regresar a los vestuarios en el descanso, vi a Ronaldo desesperado, al borde de las lágrimas. Él dijo: ‘Lo hago lo mejor que puedo y él continúa criticándome’. Mourinho entró y comenzó criticar al portugués por su responsabilidad durante el juego. Ambos se calentaron tanto que solo la intervención de los compañeros evitó una verdadera pelea entre ellos», explicó.

Mourinho llegó al conjunto blanco en 2010 y en 2013 dijo adiós tras finalizar la temporada sin pasar de semifinales de Champions (ante el Borussia Dortmund) y habiendo tirado LaLiga a mitad de temporada. Además, el Madrid cayó en la final de la Copa del Rey ante el Atlético de Madrid en el Santiago Bernabéu. En ese partido, ambos protagonistas fueron expulsados. Ninguno de los dos subió a recoger la medalla de subcampeón.

Las relaciones con gran parte de la plantilla, entre otros con Cristiano Ronaldo, ya estaban muy difíciles. La situación era insostenible…

bookmark_borderSimulacro en el Di Stéfano… sin Bale

A falta de una semana para que el Real Madrid regrese a la competición liguera, la plantilla madridista se ejercitó en un horario inusual: a las 19:30 horas, en lo que debería ser una especie de simulacro para irse adaptando al horario en el que se medirá el próximo día 14 en el estadio Alfredo Di Stéfano, así como a las condiciones climáticas y a las dimensiones del terreno de juego (mide exactamente igual que el Santiago Bernabéu). Así, los jugadores blancos, se repartieron en dos grupos y disputaron un partidillo (acabaron 2-2) para que fuesen habituándose a lo que les va a esperar de aquí al final de temporada, tanto en casa como cuando tenga que jugar fuera. El único ausente de la sesión fue Gareth Bale que, algo sobrecargado y con molestias en un pie, no estuvo con el resto de sus compañeros. La composición de los onces fue: Courtois, Carvajal, Nacho, Varane, Mendy, Kroos, Modric, Reinier, Asensio, Benzema y James (estos vistieron de blanco, y fueron los ganadores en una tanda de penaltis). Hazard también jugó con los de blanco. De color verde se alinearon Areola; Millitao, Ramos, Casemiro, Marcelo, Valverde, Lucas Vázquez, Isco, Rodrygo, Vinicius y Brahim.

Por tercera semana en el mes que llevan entrenándose, los madridistas se han ejercitado por sexta jornada consecutiva. El tener que jugar su encuentro en siete días facilita estas disposiciones temporales, pero Zidane (que participó como jugador en la inauguración de dicho estadio) no quiere perder tiempo. Quiere que todos sus jugadores estén disponibles y preparados (salvo Luka Jovic, que sigue con su proceso de recuperación, cuenta con todos). La plantilla lo sabe y acepta el reto de ganar esta Liga en unas condiciones nunca vistas.
Hay que recordar que el Madrid ya tiene los permisos de LaLiga y de la Federación para disputar los seis partidos pendientes del Campeonato en Valdebebas. El club ha mejorado la iluminación del estadio Di Stéfano, ha instalado un sistema de publicidad estática más moderno y ha implementado la tecnología VAR, tal y como exigía la RFEF. En el caso de que el Madrid supere la eliminatoria de Champions contra el Manchester City, que aún está pendiente del partido de vuelta, el Club ya ha tramitado con la UEFA, vía federativa, jugar el resto de los partidos de la Copa de Europa también en Valdebebas

bookmark_borderReal Madrid El día que Mourinho llevó a Cristiano al borde de las lágrimas

Jose Mourinho y Cristiano Ronaldo. O la relación entre dos máquinas de competir y de exigirse. La convivencia entre ellos en el Madrid no siempre fue sencilla. Lo dos portugueses tienen madera de líderes, y eso hizo que en alguna ocasión la cuerda se tensara. Ninguna tanto como uno episodio que cuenta Luka Modric en ‘My Game’, su biografía.

«Me sorprendió la reacción de Mourinho. Estábamos ganando 2-0 en la Copa del Rey. Ronaldo no persiguió a los rivales en su saque de banda y José se puso furioso con Cristiano. Los dos se pelearon durante mucho tiempo en el campo. Al regresar a los vestuarios en el descanso, vi a Ronaldo desesperado, al borde de las lágrimas. Él dijo: ‘Lo hago lo mejor que puedo y él continúa criticándome’. Mourinho entró y comenzó criticar al portugués por su responsabilidad durante el juego. Ambos se calentaron tanto que solo la intervención de los compañeros evitó una verdadera pelea entre ellos», narra el croata.

De la mano de Mourinho, Cristiano jugó 106 partidos en el Real Madrid, en los que logró 120 tantos, uno cada 75 minutos. Una cifra extraordinaria que tuvo su mayor éxito en la Liga 2011-12. Sin embargo, la Champions se le resistió. «En 2012 nos eliminó el Bayern en los penaltis. Ese es, para mí, el Madrid más fuerte de los últimos años», mantiene Mou.

bookmark_borderEl laberinto de Odegaard y su futuro entre Real Sociedad y Real Madrid

Martin Odegaard parecía llamado a ser jugador de la primera plantilla del Real Madrid en la próxima temporada, pero el vuelco sufrido por el fútbol por culpa de la pandemia del Covid-19, han llevado a los dirigentes del club blanco a variar el rumbo de los acontecimientos. Antes del inicio del parón de la competición, por el Bernabéu se pensaba en la salida de algunos jugadores del actual plantel de Zinedine Zidane para hacer hueco, entre otros, al noruego, pero esa posibilidad está cada día más alejada de ser posible, lo que coloca la vuelta de Odegaard en algo prácticamente descartado para el próximo ejercicio. La prioridad de los dirigentes es la de vender jugadores, pero la situación no invita al optimismo en ese sentido.

El centrocampista no se ha pronunciado, pero lo que sí tiene muy claro es que quiere jugar, que busca sentirse importante, algo que ha conseguido durante la presente temporada en la Real Sociedad, y eso a día de hoy parece algo complicado de alcanzar en el Real Madrid de Zidane, no por su calidad y sí por la amplia competencia que tendría a su lado. Los dirigentes madridistas no intuyen movimiento alguno que pueda abrir hueco alguno a la llegada de la llamada revelación de la Liga Santander.

Tres fijos

Con Valverde, Casemiro, Kroos como fijos cara al futuro, con Modric e Isco con mucha presencia para el técnico francés, algo que no tiene James, el sitio para Odegaard parece más que complicado, al menos para considerarse como titular, algo que ha hecho en el equipo donostiarra desde que se inicio la temporada, demostrando calidad y presencia en el juego. Lo tiene claro y a su edad sabe que lo fundamental para su fútbol es lo de no perder el tiempo y sí seguir acumulando minutos de experiencia sobre el verde.

La Real Sociedad se mueve inquieta respecto al futuro de Odegaard y a sus dirigentes les gustaría manejar una solución definitiva, pero lo especial del actual ejercicio, ha retrasado todo y ha dejado en suspenso muchas de las decisiones. La cesión acordada entre los dos equipos, habla de una temporada, más una segunda, pero el Real Madrid puede recuperarle en el momento en que se termine la primera de las campañas de préstamo.

Sin decisión definitiva, todo apunta a que Odegaard seguirá jugando un ejercicio más en Anoeta. El jugador se ha identificado plenamente con la vida en Donosti y con la filosofía del club donostiara, pero también tiene muy claro que quiere triunfar en el Real Madrid, club por el que fichó en el invierno de 2015, procedente del Stromsgodset y recién cumplidos los 16 años, edad límite para poder incorporarle a la plantilla blanca.

Hace unos días, el noruego no ocultó su deseo de jugar competición europea la próxima temporada. «El objetivo es la Champions League y es lo que queremos. Es un sueño para todos los futbolistas del mundo y es lo que queremos hacer el año que viene», comentó en rueda de prensa y dejando patente su plena identificación con el proyecto que inició el pasado verano y que por el momento le ha llevado a la final de Copa y a colocar a la Real Sociedad en puestos de europeos.

La confianza del Real Madrid hacia el jugador es total y absoluta. Creen en él, pero también tienen claro que debe regresar a la que es su casa en el momento en el que panorama en el centro del campo blanco esté más despejado. La solución, pronto.