bookmark_borderLa llamada de Cristiano Ronaldo a Florentino que le abrió las puertas del Bernabéu

El viernes pasado Florentino Pérez recibió una llamada inesperada. La Serie A acababa de suspender los partidos y Cristiano Ronaldo reparó en que era el mejor momento posible para volver a la que fuera su casa durante nueve años. Ver todo un Clásico no es algo que se pueda dar muchas veces en la vida y el delantero decidió llamar al que fuera su presidente para anunciarle su presencia en el Santiago Bernabéu, claro está, siempre que fuera invitado.

Dicho y hecho, el presidente del Real Madrid se puso manos a la obra montando el operativo, del que muy pocos empleados supieron por cierto. En un principio se habló de la posibilidad de su presencia en el palco, pero siendo un jugador en activo lo mejor era un lugar discreto. El club siempre tiene un par de palcos privados reservados para compromisos que puedan aparecer y qué mejor contenido que el de dar cobijo al máximo goleador de la historia blanca.

Ronaldo llegó al estadio intentando pasar inadvertido, aunque no fue posible del todo. Eso sí, los empleados del club blanco hicieron todo lo posible para que el ahora jugador de la Juventus llegara al palco sin ser visto en exceso.

Las dos partes quedaron en ser discretas para no restar el foco al partido. Y hasta que MARCA no lo desveló, no había noticias de CR7, que, por cierto, llevaba en Madrid desde la tarde del sábado. El portugués decidió, ante el obligado parón, pasar dos días en Madrid, que sirvieron para darse cuenta del mucho cariño que el aficionado madridista mantiene hacia su figura.

bookmark_borderZidane y sus jugadores entregan las llaves de LaLiga al Barcelona

No era un partido cualquiera, era el choque en el que el Real Madrid debía dar un golpe de autoridad encima de la mesa y lo que se ha llevado es un bofetón que ha servido para tumbar esa recuperada alegría, que tan solo ha durado una semana. Es un partido muy complicado de explicar y digo esto porque cuando un equipo se está jugando una Liga no puede ni debe salir con la actitud con la que salió el once de Zinedine Zidane. Hace una semana fue alabado, pero siete días después se ha estrellado.

Al Betis le bastó con mantener el orden y la intensidad para llevarse tres puntos gracias a los goles de Sidnei y Tello, algo que no esperaban tras ver como Rubi y lo suyos celebraron la victoria. Un triunfo que da vida al técnico y que le debe servir de crédito para terminar con los rumores de su adiós al banquillo. Un buen entrenador.

Los verdiblancos tan solo se vieron superados por el Real Madrid cuando en la primera parte marcó Sidnei y cuando Tello acertó a culminar el regalo de Benzema, que al borde del descanso empató de penalti. El resto de partido se sintieron cómodos ante el timorato partido planteado por los de Zidane, que no acertó ni al principio ni al final al terminar con un once sin Kroos, Modric, Rodrygo, Bale, James…

No logró que sus jugadores salieran mentalizados. Ni el empate les valía, pero saltaron al césped a verlas venir. Después, cuando el empate dejaba a los madridistas sin liderato, pasó a jugar con dos nueves, algo que lo ha hecho en contadas ocasiones a lo largo de la temporada. Tan solo Vinicius se atrevía a desbordar. pero el brasileño no bastó en esta ocasión.

La afición madridista volvía a creer, pero noventa minutos han bastado para que las dudas vuelvan a aparecer y, lo que es peor, y que pases a depender del Barcelona, que vuelve a tener todo de cara. Decepción y de las buenas a diez días del choque ante el Manchester City. Hay margen, pero ya no depende de sí mismo.

Si el tópico de que en campos así se ganan las Ligas se utilizan mucho a lo largo de una temporada, el partido en el Benito Villamarín puede ser calificado como aquel en el que se pierde una Liga. Por lo menos lo que se ha quedado en el camino es el liderato.

bookmark_borderZidane ‘separa’ a Modric y Kroos

Los últimos giros que ha hecho Zidane en el equipo han dejado una circunstancia que llama la atención: Kroos y Modric han dejado de jugar juntos de inicio. En el último mes, el técnico blanco ha tomado la decisión de separarlos. Si uno es titular, el otro no lo es. Los últimos partidos evidencian este ‘divorcio’ del alemán y el croata. Y no parece que sea una casualidad teniendo en cuenta que es una tendencia repetida durante varios partidos.

El punto de inflexión en esta decisión de ‘separar’ a Kroos y Modric es el derbi. Ante el Atlético, el pasado 1 de febrero, el 10 y el 8 formaron juntos de inicio, como ha sido norma siempre desde que se juntaron en 2014. También esta temporada desde que Luka superó las lesiones que le frenaron al comienzo de la misma. Pero en el derbi algo no le gustó a Zidane, que quitó a Kroos (también a Isco) al descanso. Un cambio que ha dejado huella.

Desde entonces, en los últimos seis partidos del Real Madrid, Kroos y Modric sólo han compartido titularidad en una ocasión: ante el Levante, que acabó con derrota del Madrid. En los otros cinco, si uno ha sido titular el otro ha estado en el banquillo. Modric fue suplente ante Barça, Celta y Real Sociedad; Kroos, frente a City y Osasuna.Las primeras decisiones de Zidane sobre ambos jugadores ante Real, Osasuna y Celta podrían responder a rotaciones, a un interés del técnico de dosificarlos, sobre todo al croata. Sin embargo, resulta llamativo que su decisión táctica se haya mantenido en los dos compromisos estelares ante City y Barça. Partidos en los que en condiciones normales Kroos y Modric compartirían titularidad siempre. Pero no fue así y Zidane mantuvo su nuevo orden táctico en el que parece que ahora no tienen cabida juntos.

bookmark_border“Modric está mentalizado para estar en el Madrid en 2021”

Pedja Mijatovic ha repasado la actualidad del Real Madrid en los micrófonos de “El Larguero”. El exjugador blanco dio su opinión sobre el futuro de Modric y las suplencias y prioridades de Bale.

Modric: “A Modric lo veo en Madrid. Tiene un año más de contrato y lo que he hablado con él es que está mentalizado para estar aquí el año que viene”.

Bale: “A mí no me sorprende que no entre en las convocatorias. Bale es un jugador que siempre me ha gustado por sus condiciones futbolísticas, pero Zidane está contando con él. Tengo que ser prudente con lo que digo de Bale, dije una cosa hace meses y mira toda la que se armó, pero creo que el equipo está funcionando bien sin él. Jugará cuando lo vea oportuno”.

Real Sociedad: “Es un equipo que está jugando muy bien. Es un equipo que pretende ganar todo lo que se puede ganar. La Copa es un trofeo interesante. Hay que tener cuidado porque la Real juega muy bien. No va a ser fácil pero aprovechará al jugar en su campo”.

El otro Madrid de Zidane: “Me gustaba el Madrid de Zidane de su primera etapa. Logró tres Champions consecutivas. Los jugadores son un poco más viejos. El Madrid es serio candidato para ganar todo lo que se puede ganar”.

Orden de las prioridades: “Sigo con las que dije hace un tiempo”.

PSG: “No es nada fácil salir del PSG, pero todo es posible”

Mbappé y Tuchel: “Quizás lo más inteligente es hablar las cosas en el vestuario, en el fútbol hay muchas cámaras”.

Barcelona: “Pasan por un momento complicado y estos roces, que existen en todos los equipos, hay que resolverlos en modo privado. Se equivocaron los dos (Messi y Abidal)”.

bookmark_borderModric, suplente en los dos Clásicos de esta temporada

Luka Modric no jugó el primer Clásico cuando llegó al Madrid en la temporada 2012-13. El 7 de octubre de 2012, Real Madrid y Barcelona empataron a dos en el Camp Nou con dobletes de Cristiano y Messi. Eran los tiempos en los que el croata traba de adaptarse a Madrid y en los que se dudaba de que fuera lo que se esperaba, un interrogante que el de Zadar se encargó de despejar a lo grande. Aquel día, José Mourinho formó y centro del campo con Xabi Alonso, Özil y Khedira.

Ese fue, hasta esta temporada, el único Clásico de LaLiga en el que Modric no fue titular. Sin embargo, en esta campaña ZIdane ha optado por no contar de inicio con el Balón de Oro en 2018 en los dos Clásicos. En el Bernabéu, al igual que hizo que en el Camp Nou en diciembre, el centro del campo del Madrid lo formaron Casemiro, Kroos y Valverde, más el apoyo de Isco. El croata fue el sacrificado para la entrada de Kroos, suplente ante el Manchester City.

El paso de la temporada ha dejado a Casemiro como bastión único del Madrid. Valverde es el que se ha ganado un sitio que no tenía reservado. La energía del uruguayo ha derribado esa barrera que podía alejarlo del once allá por el mes de julio. Isco se ha crecido a partir de su titularidad ante el PSG en la vuelta de la Champions y en cada partido grande desde entonces su presencia es innegociable. Eso ha dejado el debate de las rotaciones en la medular cuando llegas los grandes duelos en un mano a mano Kroos-Modrid. Más cuando la idea de los cinco cenrtocampistas funcionó muy bien ante el Valencia pero se estrelló dos veces seguidas ante el Atlético de Madrid.

Con el 1-0 y a faltta de 13 minutos, Modric entró al campo para ocupar el lugar de Isco. En la ida el escenario fue parecido porque entró a falta de 10, pero entonces lo hizo por Valverde.

La siguiente cita de gran calado es la del Etihad. Por el camino le queda al Madrid el partido en el campo del Betis y recibir el Eibar. Son dos escenarios para que Zidane mueva sis piezas en el banquillo antes de la gran decisión el día en el que Madrid desafía a la historia para intentar pasar en la Champions. ¿A quién le tocará en Mánchester?

bookmark_borderModric tiene la llave del futuro del centro del campo del Real Madrid

Luka Modric (34 años) se ha ganado el derecho a decidir. El croata ha recuperado su mejor nivel y, sobre todo, el Real Madrid vuelve a competir, su gran obsesión durante la pasada temporada, aquella en la que todo parecía negativo y jugadores que todavía tenían mucho que decir en el fútbol, se mostraron lejos de su mejor forma. Si en el verano de 2018 se pudo llegar a plantear un cambio de aires, en 2019 no pasó por su cabeza. No era una manera de terminar su estancia en el Real Madrid. Eso lo tenía muy claro el mejor jugador del mundo de 2018.

Ahora todo ha vuelto a la normalidad y esos jugadores, con Modric a la cabeza, muestran una versión cercana a la de su mejor fútbol. El aspecto competitivo que se perdió durante el curso pasado ha reaparecido. De hecho, está firmando su temporada más goleadora con cinco tantos.

El centrocampista tuvo todo tipo de ofertas durante el verano de 2018. Venía de firmar un gran Mundial, de conquistar Liga y Champions League y el Real Madrid no permitió su marcha. Veían en el croata un potencial Balón de Oro (lo terminó ganando) y un jugador capaz de rendir al máximo nivel. El Inter se quedó con las ganas. Esos éxitos individuales, significaron que el croata ampliara su contrato un año más, terminando su vínculo con la entidad madridista en 2021.

Modric ha ido ganando peso dentro del equipo de Zinedine Zidane según ha ido avanzando la temporada. Las suplencias en partidos importantes como los del PSG, Atlético y Barcelona, sembraron dudas en el croata, pero ahora su rol ha cambiado. Titular y decisivo en la Supercopa y en el once ante el Atlético, ha elevado más si cabe la moral del croata, con ganas de engordar su historial como madridista. Eso sí, sabe que llegará el 30 de junio y tendrá que decidir respecto a su futuro.

Atrás quedarían ocho temporadas en el Real Madrid, pero con la posibilidad de seguir una campaña más vestido de blanco. Propuestas no le van a faltar al croata. Su juego vuelve a llamar la atención de muchos equipos, pero será él el que decida. Lo que tiene claro Modric es que se quiere sentir importante, quiere jugar y en estos momentos lo es.

A partir de la elección que haga el croata, la dirección deportiva madridista se moverá en uno u otro sentido para reforzar el centro del campo. Modric reúne talento, trabajo y carisma, algo que el club blanco encontró gracias a la insistencia de Mourinho de fichar al menudo jugador, que en el Real Madrid ha crecido en su juego de manera espectacular, hasta ser considerado el número uno del mundo para todos durante 2018.

En el club blanco ven en Odegaard el relevo perfecto, jugador que si nada cambia regresará al Real Madrid el próximo verano, aunque la Real Sociedad confía en que el acuerdo de un segundo año de cesión siga en pie. Como le sucede a Modric, Odegaard tiene mucho que decir respecto a su futuro. El ahora jugador del equipo donostiarra tiene claro que su momento de regreso al Bernabéu tendrá mucho que ver con el rol que juegue dentro del once madridista. Y si muchos dentro de la estructura del club blanco le ven como el relevo del croata, pero le toca esperar por el momento.

bookmark_borderSin liderato, sin Hazard, con muchas dudas… y una semana decisiva

Al Madrid le viene una ola gigante. Y si hace pocas fechas la determinación era tal que el barco se hubiera lanzado directo a la cresta, dispuesto a surfear la dificultad y salir airoso por el otro lado, ahora los marineros de Zidane se miran unos a otros, dudando, sin saber qué rumbo tomar, sin una voz líder que dé órdenes claras y temiendo quedar sepultados bajo la montaña de agua.

En apenas unos días pasarán por Chamartín el Manchester City y el Barcelona en dos duelos que pueden determinar la temporada, tanto en Champions como en Liga. Y el momento no podría ser más inoportuno. El equipo de Zidane viene, de forma casi consecutiva, de caer en Copa ante la Real Sociedad y de perder el liderato tras ceder cinco puntos en dos jornadas frente a Celta y Levante. Por si la pérdida del primer puesto no fuera suficiente, ante el Levante perdió también a Hazard, que podría haber hecho adiós a la temporada, o casi. Y más allá de las dudas genéricas, hay algunas otras bastante concretas

Por ejemplo, una duda con nombre y apellido: Karim Benzema. El 9 no está bien y no sólo de cara a portería, que también. El encargado de hacer los goles en el Real Madrid sólo ha anotado dos en lo que va de 2020, uno en Copa (Zaragoza) y otro en Liga (Atlético). Su actuación en el Ciutat de València fue depresiva, con remates sin fe, jugadas en el área sin resolución y una serie de jugadas en las que el aficionado blanco se desesperó al ver a su delantero centro negado frente al gol.

El juego no fue malo en algunos tramos, pero con la lesión de Hazard el equipo se vino abajo. Otro de los grandes logros de Zidane había sido el de mantener la tensión competitiva durante todo el encuentro, presentar una intensidad alta del minuto 1 al 90. El bajón madridista preocupa antes de dos partidos en los que precisamente la concentración y el vigor serán claves para no perderle la cara a la temporada.

También en la zona defensiva han surgido las dudas como los caracoles después de la lluvia. Los cuatro goles de la Real Sociedad hicieron daño, los dos del Celta provocaron nerviosismo y el de Morales no acalló las críticas. Ramos y Varane han perdido la invulnerabilidad, la continua apuesta de Zidane por Marcelo crea desequilibrios e incluso Courtois dejó una mancha en su buen historial en el Ciutat. Una caída defensiva colectiva unida a bajones individuales de algunos futbolistas que hacen mella en el desempeño colectivo.

Y a todos estas dudas se une la falta de acierto de Zidane en algunas de sus decisiones. En los cambios, en las alineaciones y en la distribución de los jugadores. Los últimos encuentros están minando la imagen de un Zizou que precisamente había dado un recital de buenas decisiones que le había valido los elogios unánimes de la crítica. Con la lesión de Hazard, baja ante el City y el Barcelona, vuelven las dudas. ¿Cinco centrocampistas para intentar mantener el balón frente a dos equipos que acumulan mucha posesión? ¿4-3-3 con Bale y Vinícius para aprovechar las contras a toda velocidad? Demasiadas preguntas abiertas, demasiada niebla en un equipo que debería tenerlo todo claro y despejado en el momento clave del curso.

bookmark_borderCelta-Real Madrid, recuerdos de un partido de verano: la roja a Modric, el gesto de Lucas, el viaje para nada de Carvajal…

Real Madrid y Celta se vuelven a ver las caras para solventar la vuelta del partido con el que arrancó LaLiga para los dos. El sábado 17 de agosto se ponían en marcha en Balaídos dos equipos que se presentaban en LaLiga cargados de dudas por una pretemporada errática. Los de Zidane en nada se parecen al equipo famélico de agosto; el Celta vive demasiado cerca de los fantasmas que temía a pesar del cambio de entrenador, del adiós de Fran Escribá y la llegada de Óscar.

Aquel primer partido de LaLiga estuvo cargado de situaciones atípicas.

1- Carvajal viajó para no jugar

El lateral del Madrid pasó de sancionado a indultado y de nuevo a sancionado. La Federación decidió cambiar su legislación y anular las sanciones por cinco amarillas de una temporada a otra. Eso permitía a Carvajal jugar en Vigo. Sin embargo, el visto bueno del CSD no estaba antes de la primera jornada. Ante esa situación, la Federación emitió un comunicado para amparar a los sancionados. Podía jugar, lo que hizo que Carvajal viajara a Vigo. Pero al aterrizar, el Madrid se enteró de que todo había cambiado. Se anulaba la media de gracia “por entender que no se dan los elementos fácticos y jurídicos para que pueda proceder a la revocación de unas sanciones disciplinario-deportivas”. Vio el partido desde la grada.

2- La roja a Modric

La primera polémica de la temporada tuvo a Luka Modric y Jorge Molina como víctimas. Estrada Fernández aplicó a rajatabla una de las novedades reglamentarias de la nueva temporada. “En el minuto 56 el jugador (10) Modric, Luka, fue expulsado por el siguiente motivo: Por impactar con los tacos en la zona del tendón de Aquiles adversario sin posibilidad de disputar el balón”. La jugada dejó claro que la medida era absurda y que no había intención alguna del croata en hacer daño. No tardó en ser eliminada.

3- El VAR salva al Madrid al borde del descanso

A los 12 minutos de partido se adelantó el Madrid con un gol de Benzema. Al borde del descanso, una presión forzó el error de Odriozola y marcó Brais Méndez. Mientras Balaídos celebraba a lo grande el 1-1, desde la sala VOR se avisó al árbitro de que Aspas estaba en fuera de juego por milímetros. Se anuló el tanto, pero Aspas no se quedó conforme. “Yo vi la jugada y no hay fuera de juego”.

5- Golazo de Kroos

La veraniega tarde gallega dejó un tremendo gol de Kroos. El alemán tiene al Celta entre ceja y ceja y no hay un equipo que se le dé mejor a la hora de marcar. Cinco tantos ha marcado ante los gallegos desde que llegó a España y en Balaídos firmó la victoria de Alemania ante España en noviembre de 2014.

6- El estreno de Iker Losada

El gol del Celta, con el partido casi acabado, lo hizo un canterano: Iker Losada. No ha vuelto a marcar, pero es que a los minutos que jugó ante el Madrid sólo sumó 11 minutos más en Primera, ante el Getafe. Con el filial aparece casi siempre, pero sólo anotó ante el Melilla el (18 de septiembre).

7- El mensaje de Escribá, la respuesta de Miñambres

Fran Escribá aprovechó la derrota ante el Madrid para lanzar un mensaje cargado de intención a la directiva del Celta. “La apuesta por la cantera es muy bonita, pero a veces nos limita. Mirad sus cambios y los nuestros”. No tardó en llegar la respuesta desde el club a través del director deportivo, Felipe Miñambres: “No fue la mejor rueda de prensa de su historia. Dijo una cosa pero a mí me transmite otra. Está encantado con los chicos y dice que todos le han dado un nivel alto. A mí me ha transmitido una cosa bien diferente a lo que dio entender el otro día. Nosotros podemos tener limitaciones de sanciones o de lesiones, pero la cantera no limita, ayuda”.

8- Bale, titular

Zidane rompió todas las quinielas y colocó a Bale en el once inicial. La pretemporada tuvo al galés en el epicentro de la actualidad. Quedaba mercado y el nombre de Bale estaba siempre presente. En la pretemporada tuvo ratos ante Arsenal, Atlético de Madrid y Roma, pero llegó el primer partido de LaLiga y el de Cardiff estuvo en el once.

bookmark_borderModric o Isco, el dilema de Zidane para las grandes noches

Con el regreso de Hazard, a Zidane se le plantea un dilema para las alineaciones en las noches de los partidos grandes, en los duelos en los que no hay lugar para las rotaciones y sí para el equipo de gala. El francés tiene claro el esquema para esos días de todo o nada: el 4-4-2. Y también tiene clara la dupla atacante siempre y cuando no haya problemas físicos que lo impida: Benzema-Hazard. Así que a Zizou le toca mojarse con los centrocampistas, debiendo elegir a cuatro de los cinco ‘titulares’ que tiene. Y ahí, con CasemiroValverde Kroos fijos en la medular, serán Isco Modric los que peleen por la cuarta plaza, la que ocupa el hombre que se mueve entre líneas.

bookmark_borderModric, el ministro de Exteriores del Madrid

No fue un gol cualquiera. Fue el de un estilo propio, el de un jugador hecho así mismo y que se inventó un remate en dónde pocos verían hueco alguno, pero que debido a su capacidad para rematar con el exterior del pie, encontró el sitió justo para poner el balón lejos del alcance de Jaume Domenechn. Fue el gol de la confianza y la demostración de que el croata atraviesa el mejor momento del ultimo año y medio. Cuando juega aporta, aparece y es decisivo para que su equipo de demostraciones como la hecha ante el Valencia.

Modric se siente bien más allá de las suplencias de los partidos ante Atlético, PSG o Barcelona. Su filosofía le impide bajar los brazos y ahora sabe que está ante una buena oportunidad para recuperar su sitio entre los elegidos ante las lesiones de otros jugadores y la decisión de Zidane de darle mayor protagonismo a los centrocampistas en lugar de dar la alternativa a jugadores como Vinicius o Rodrygo.

Esa frescura de piernas ha llevado a Modric a tener más capacidad ofensiva de la que acostumbra. Sus dos últimos goles reflejan a la perfección esa rapidez y resistencia que vuelve a tener. El logrado el pasado sábado ante los de Bordolás, el centrocampista persiguió el posible pase de Valverde de un área a la otra, sin importarle eso de llevar otros 93 minutos corriendo. En Yeda cerró el partido en un alarde habilidad y anticipándose a los movimientos de los defensas del Valencia con ese toque de exterior de su pie derecho.

Además, a ese acierto goleador que está demostrando Modric durante esta campaña (ya suma cinco tantos), hay que añadir su habitual lucidez a la hora de asistir a los compañeros, añadiendo cuatro asistencias a sus números, lo que le convierten en el segundo jugador que más aporta en lo ofensivo por detrás de Benzema que llega hasta los 16 goles y 7 asistencias. Kroos es el tercero de la lista con cuatro goles y cuatro asistencias.