bookmark_borderModric, especialista en marcar desde fuera del área

Luka Modric cerró el marcador en la visita al Brujas con una nueva demostración de su calidad en los disparos lejanos. El croata sumó su 15º tanto como madridista desde fuera del área, una cifra que representa el 75% de sus goles en el club blanco (20). Sus dianas con esta especialidad se dividen entre Liga (10), Champions League (4) y Mundial de Clubes (1).

El primer gol de Modric con el Real Madrid fue de esta manera ante el Zaragoza en el Bernabéu. En la temporada de su estreno repitió tantos desde fuera del área ante el Manchester United, Mallorca y Málaga. En el curso 2013/14, las víctimas fueron el Copenhague y el Getafe. El croata no faltó a su cita con este tipo de goles en las temporadas siguientes y los marcó ante el Villarreal (2014/15), Granada (2015/16), Osasuna (2016/17), Apoel y Deportivo (2017/18).

Tres competiciones
En el último año, Modric ha marcado desde fuera del área en tres competiciones diferentes. Primero en la final del Mundial de Clubes ante el Al-Ain, luego comenzó 2019 con un golazo frente al Betis en el Benito Villamarín y esta temporada ya ha visto puerta desde lejos ante el Granada y el Brujas.

bookmark_borderTal día como hoy se ganó el Mundial de Clubes de 2017

El Real Madrid se proclamó campeón del mundo por sexta vez el 16 de diciembre de 2017. Aquel día, los blancos vencieron al Gremio brasileño en el Zayed Sports City Stadium de Abu Dabi en la final. En un encuentro igualado, el tanto de falta de Cristiano Ronaldo sirvió para revalidar el título de campeón logrado un año antes en Japón.

Aquel gol del portugués llevó un nuevo trofeo a las vitrinas madridistas. Luka Modric fue galardonado con el Balón de Oro a mejor jugador del torneo. Con este triunfo, el Real Madrid cerró el año más prolífico de su historia en cuanto a títulos.

La semifinal
Con el croata dominando el centro del campo en el duelo de semifinales, los blancos superaron al Al Jazira (1-2). Modric asistió a Cristiano Ronaldo en el primer tanto de los de Zidane, antes de que Bale certificara el pase a la final con el tanto que cerró el marcador.

FICHA TÉCNICA:
1- Real Madrid: Navas, Carvajal, Ramos, Varane, Marcelo, Isco (Lucas Vázquez, 73’), Casemiro, Modric, Kroos, Benzema (Bale, 79’) y Cristiano Ronaldo
0- Gremio: Marcelo, Edilson, Geromel, Kanneman, Michel (Maicon, 84’), Luan, Cortez, Ramiro (Everton, 71’), Lucas (Jael, 63’), Fernandinho y Jailson.

Gol:
1-0 (min. 53): Cristiano Ronaldo.

bookmark_borderKroos y Modric han marcado en tres competiciones

Luka Modric y Toni Kroos fueron protagonistas en la victoria del Real Madrid ante el Valencia en la semifinal de la Supercopa de España (1-3). Los dos centrocampistas marcaron sendos goles espectaculares que dieron el pase a la final de la competición. Con estos tantos, ambos ya han visto puerta en las tres competiciones disputadas hasta el momento por el Real Madrid: Liga, Champions League y Supercopa de España.

Modric es el tercer máximo goleador del conjunto madridista esta temporada, igualado con Ramos, con cinco dianas en su casillero (3 en la Liga, 1 en la Champions League y 1 en la Supercopa de España). En cuanto a Kroos, ha firmado cuatro tantos en lo que va de campaña. Ha marcado en Liga al Celta y Real Sociedad, en la máxima competición europea al Galatasaray, y al Valencia en la Supercopa.

bookmark_borderRamos y Modric, protagonistas de la sesión de firmas en Pamplona

Sergio Ramos Luka Modric fueron los protagonistas de la sesión de firmas que se llevó a cabo en Pamplona el día previo al encuentro ante Osasuna en El Sadar, correspondiente a la vigesimotercera jornada de Liga (16:00 h; Movistar LaLiga). Los socios que acudieron al hotel Alma Muga de Beloso disfrutaron con ambos, que también se fotografiaron con los seguidores que acudieron al evento.

“Estamos líderes de la Liga y queremos dar un nuevo golpe de autoridad en El Sadar para demostrar que vamos a permanecer hasta el final en lo más alto de la clasificación”, comentó un socio madridista al finalizar el acto.

bookmark_borderModric, convocado con Croacia

Luka Modric ha sido convocado con la selección de Croacia para disputar dos partidos en marzo. El primero tendrá lugar el jueves 26 frente a Suiza y el segundo, el lunes 30 contra Portugal. Los dos encuentros corresponden al Torneo Internacional de Doha y servirán para que los de Zlatko Dalic continúen con su preparación para la Eurocopa.

bookmark_borderBale: “La MLS me interesaría”

Gareth Bale (30 años) ha hablado en el podcast The Hat-Trick. En la charla, el jugador galés ha contado algunas interioridades con sus compañeros en el Real Madrid y ha pensado en un futuro en Estados Unidos.

La MLS: “Es una liga que está creciendo y que continúa su desarrollo. Son muchos los jugadores que quieren ir allí ahora. Definitivamente, es algo que me interesaría. Además, me encanta ir a Los Ángeles de vacaciones. Juego mucho al golf cuando voy allí”.

Vestuario: “En Madrid hablo mucho con Luka (Modric). Nos conocíamos por haber estado juntos en Tottenham cinco años y aquí llevamos otros siete. Por eso, claro, me llevo muy bien con él. También hablo mucho con Kroos. Me llevo bien con casi todos, pero, para ser sincero, específicamente con ellos”.

‘Gales. Golf. Madrid. En ese orden’: “Vi las pancartas que me habían enseñado semanas antes y algunas imágenes. Hicimos bromas sobre ello. Algunos compañeros decían que, si nos clasificábamos, después del partido iríamos a buscarlas y las cogeríamos. Yo les dije que no iba a ir a cogerla”.

La psicológia en el fútbol: “Nadie había reparado en la parte mental en el deporte durante muchos años. Si hablabas de ello es porque eras débil. Desde hace una década se habla más, está mejor visto. Creo que la gente está animando a los jugadores a expresar sus sentimientos”.

Las críticas: “Es complicado lidiar con la presión, con todas las críticas y negativas del. Si has sido educado bien para ello y no le das muchas vueltas, puedes relajarte y quedarte con que das lo mejor de ti en el campo”.

bookmark_borderModric dice que “ayuda a su mujer en la cocina” y Ramos le atiza en directo

Sergio Ramos y Luka Modric compartieron un directo en Instagram en el que el capitán del Real Madrid preguntó al croata sobre cómo está llevando el confinamiento.

Ramos celebró a través de las redes sociales el ‘Ramos Unicef Day’, una iniciativa para reunir fondos para la compra de material sanitario en la lucha contra el coronavirus.

El capitán del Madrid contó con la presencia de dos compañeros ganadores del Balón de Oro: Fabio Cannavaro y Luka Modric.

bookmark_borderSergio Ramos: “Con el trabajo que he hecho en casa estoy más fuerte y fino que antes de la cuarentena”

Sergio Ramos celebró a través de Instagram el ‘Ramos Unicef Day’, una iniciativa para reunir fondos para la compra de material sanitario en la lucha contra el coronavirus. El capitán del Madrid contó con la presencia de dos compañeros ganadores del Balón de Oro: Fabio Cannavaro y Luka Modric.

El italiano, actual entrenador del Guangzhou Evergrande habló de la situación en China, país que ya ha superado la crisis después de cuatro meses de estricto cumplimiento de las órdenes gubernamentales.

“Esta mañana he ido a un hospital, del primer minuto al último me han controlado. Aquí hay una aplicación que te dice la localización de los últimos 14 días. Es espectacular. La gente piensa que China es un país atrasado, pero nada de eso. Lo más importante es dar información a la gente. Aquí, después de cuatro meses, casi todo ha vuelto a la normalidad”.

Ellos lo han sufrido y van por delante -añadió Ramos-. Tenemos mucho que aprender de China. Hay que ayudar a nuestros héroes, que son los sanitarios”.

“Ya hemos luchado mucho pero esto no ha terminado. Hemos creado este día para seguir donando. Va todo para la compra de material”, dijo el 4 del Madrid antes de conectar con Luka Modric.

El croata contó cómo es su día a día en el confinamiento: “Aparte de entrenamientos diarios estoy aprovechando para ayudar a los niños con los deberes y a mi mujer en la cocina. Sólo ayudo, de cocinar sólo he hecho crepes y me salieron bien”, bromeó.

“A mí me gusta estar en casa -siguió Luka-, pero esto es otra cosa. No es fácil, pero se ve la luz al final del túnel. Espero que volvamos pronto a la normalidad. Hay que ser estrictos, quedarse en casa, obedecer el gobierno y esperar que esto acabe lo antes posible porque la salud es siempre lo primero“.

El croata desveló que, además del plan de entrenamiento del Madrid, trabaja con un entrenador personal. “Además de lo que manda el Madrid hago trabajo con mi entrenador personal. Me está ayudando a cambiar un poquito y añadir cosas en la rutina, cosas para mejorar. Me viene bien, trabajo con él desde 2015 y estoy muy contento”.

Ramos también habló de su vida cotidiana. “Esta desgracia nos ha servido para ser mejores personas, mejores padres, y aprovechar para pasar tiempo con los niños, que es lo que más se echa en falta e nuestra profesión”.

Ramos quiso lanzar un mensaje de esperanza: “No nos olvidamos de los sanitarios ni de las personas que han pasado la enfermedad o han perdido a seres queridos. Tenemos una posición privilegiada y hay que ponerse en la piel de los que siguen trabajando, mandarles un abrazo porque unidos vamos a salir de esto. No hay que pensar que ya se ha conseguido todo, la gravedad del asunto sigue presente. Hay que cumplir las normas para acabar con el bicho y dar tiempo a los científicos para encontrar una vacuna“.

“Espero que saldremos de esto pronto y que volveremos a la normalidad. Se echa de menos la vida normal y el fútbol. Tu labor con Unicef es importante, en este tiempo todos tenemos que hacer un enorme esfuerzo para que todos los países salgan lo mas rápido posible de esta situación”, cerró Modric.

El central también habló en RMTV de cómo lleva la rutina de entrenarse en casa y aseguró que está más fino que antes de la cuarentena: “Creo que estoy más fino que antes de la cuarentena. Le hemos dado tanta importancia y seriedad a esta situación que, tras perder la rutina de Valdebebas y los partidos, hemos hecho mucho hincapié en mantener la alimentación, el descanso y por supuesto el trabajo. Estoy más fino incluso que en mitad de temporada porque cuando juegas cada tres días no te da tiempo, sólo a mantener y prevenir para no recaer de lesiones, que la fatiga no te genere una lesión. Prácticamente estoy más fuerte. Las primeras semanas sabíamos que iba a ser largo, ahora vemos un poco de luz al final del túnel y dejamos un poco más de lado el gimnasio por el cardio y el balón para volver fino y no hinchado, demasiado fuerte”.

bookmark_borderLa historia del Real Madrid en 10 momentos

EReal Madrid, nombrado mejor club del siglo XX, fue fundado el 6 de marzo de 1902 y en su historia que ya acumula más de un siglo se ha convertido en uno de los clubes de fútbol más importantes del mundo, a nivel deportivo, social y económico. Sus colores blancos, su escudo y los jugadores que los han defendido forman parte de una de las más grandes leyendas del deporte mundial y uno de los clubes más populares, tanto por seguimiento de sus partidos como por número de aficionados.

Las glorias deportivas, como reza el himno clásico del Real Madrid, son las que han marcado la existencia del club y las que, a lo largo de las décadas, le han mantenido en el primer nivel. Sus éxitos, celebrados en la fuente de La Cibeles, en el centro de la capital, son los que han forjado la historia de un club acostumbrado a ganar y con un palmarés envidiable.

Por el club han pasado leyendas del fútbol mundial como Alfredo di Stéfano, Puskas, Gento, Butragueño, Raúl, Casillas, Zidane o Cristiano Ronaldo. Jugadores que, con sus logros, sus registros y sus esfuerzos, han contribuido a hacer más grande la historia del equipo madridista y a ampliar la sala de trofeos que actualmente se exhibe en las entrañas del Santiago Bernabéu. Sus futbolistas, siguiendo una línea cronológica desde aquellos campos de tierra en los que se jugaron los primeros rudimentarios partidos de football (aún en su nombre inglés) hasta la actualidad, han ido escribiendo con los pies el relato de un club que nació como ‘Sociedad de juegos de Sport’ y cuyo nombre ahora es conocido hasta en el más recóndito lugar del planeta.

Sus 13 Copas de Europa y sus 33 Ligas españolas colocan al Real Madrid en el escalafón más alto del fútbol nacional y continental. Su historia es una sucesión de triunfos en varios periodos de su larga vida, con algunos momentos especialmente exitosos y que han contribuido, entonces y ahora, a agrandar el palmarés y la leyenda del club de Chamartín.

Los 10 momentos más importantes de la historia del Real Madrid

La historia del Real Madrid está salpicada de victorias, éxitos y momentos claves para el posterior desarrollo de esos triunfos. A lo largo de toda su vida, el club madridista ha vivido varias épocas de esplendor y ha sido el hogar de varios personajes concretos que han cambiado la dinámica de cada momento y han devuelto a la gloria al conjunto blanco.

Fundación y primeros años

El 6 de marzo de 1902 tuvo lugar la junta directiva fundacional del Madrid Foot Ball Club. En ella, bajo la presidencia de Juan Padrós, se aprobaron los estatutos del club, que jugó en estos primeros años en diferentes campos de Madrid hasta que se estableció como campo propio el Estadio de O’Donnell en 1912. Con el crecimiento del deporte en España y la creciente afición alrededor del fútbol, el Madrid fue uno de los equipos pioneros y que colaboró a su expansión y a la creación de competiciones como la Copa de España, de la que ganó cuatro de las seis primeras ediciones.

Otorgado el título de Real por Alfonso XIII en 1920 e inaugurado en 1924 el Estadio de Chamartín, el progreso del club fue imparable, una vez instaurado el profesionalismo e inaugurada la Liga en 1929. De la época también data el impactante fichaje de Ricardo Zamora, portero del Espanyol y una de las primeras figuras reconocidas del fútbol en España, a cambio de 150.000 pesetas. Al inicio de los años 30 el Madrid tuvo su primera época de esplendor, con dos títulos de Liga y dos de Copa, pero la Guerra Civil se llevó por delante el fútbol y el progreso.

Presidencia de Santiago Bernabéu

Santiago Bernabéu fue primero jugador y después presidente, pero fue en su cargo en el palco como pasaría a la historia del club. Visionario, llevó al club a gestas nunca antes imaginadas y cambió para siempre el devenir del Real Madrid. En septiembre de 1943 fue elegido presidente y, pese a que los inicios de su mandato no fueron brillantes en cuanto a resultados deportivos, pronto sus decisiones empezaron a dar sus frutos.

Suyo fue el empeño por poner en marcha una competición entre los mejores equipos del continente, una idea en la que apoyó al periodista de L’Équipe Gabriel Hanot, que tuvo como resultado el nacimiento de la Copa de Europa, de la cual el Real Madrid ganó las cinco primeras ediciones, logrando gran notoriedad en el extranjero y contribuyendo a crear esa imagen de club ganador. Fichó a una generación de futbolistas que hicieron historia con una hazaña ininflamable. Di Stéfano, Gento, Puskas, Kopa… y los que vinieron después de ellos. Bernabéu ganó 30 títulos durante su mandato, hasta que en 1978 murió.

Santiago Bernabéu da nombre además al estadio, bautizado así en honor al presidente que dio el impulso definitivo al club, alcanzando las más altas cotas de éxito en el momento decisivo de expansión del fútbol a nivel mundial y también como negocio. De su visión y su dirección nació el Real Madrid actual, moderno, marca reconocida en todo el mundo y club más exitoso a nivel deportivo.

Llegada de Di Stéfano

Santiago Bernabéu organizó en 1952, para conmemorar el 50 aniversario del club, un torneo amistoso por las Bodas de Oro al que invitó al Millonarios colombiano, equipo en el que jugaba un Alfredo di Stéfano que maravilló al público madridista. Poco después estalló un conflicto entre el jugador, su club y River Plate. Ambos clubes afirmaban tener los derechos del futbolista, Real Madrid y Barcelona negociaron por separado su fichaje y, aunque Di Stéfano llegó a viajar a la Ciudad Condal, la historia ya es conocida y La Saeta Rubia vistió de blanco desde 1953.

Desde su llegada, el panorama futbolístico del Real Madrid cambió. Se le rodeó de grandes jugadores y fue la pieza central de una máquina imparable que marcó una época, la de las cinco Copas de Europa consecutivas. Di Stéfano fue el mejor jugador de su época, desarrollando un estilo de juego total en el que destacó en la faceta goleadora. Cuando dejó el club había anotado 307 goles, una marca que duró décadas, hasta que Raúl logró superar los registros de Don Alfredo.

Las seis primeras Copas de Europa

En los albores de la competición continental, el Real Madrid arrasó Europa sin piedad. Las cinco primeras ediciones de la Copa de Europa fueron para el equipo blanco, que dejó por el camino a Stade de Reims (dos veces), Fiorentina, Milan y Eintracht de Frankfurt. Cinco Copas de Europa consecutivas, un registro inigualado hasta la fecha y difícilmente alcanzable.

El equipo formado por Di Stéfano, Gento, Rial, Kopa, Puskas, Zárraga, Lesmes, Santamaría… conquistó títulos uno tras otro, dejando la impresión de un Real Madrid imbatible y forjando la leyenda que actualmente sigue alimentando el club blanco con su competición fetiche. Especialmente recordada es la final de 1960, el 7-3 al Eintracht, calificada como uno de los mejores partidos de la historia del fútbol.

Tras unos años de ausencia y reconstrucción pero aún con Gento como hilo con la generación anterior, el Madrid de Amancio, Velázquez , Grosso o Pirri conquistó la Sexta en 1966, la última en décadas para un equipo blanco que tardó el recuperar el prestigio de sus inicios en la gran competición del fútbol continental.

La Quinta del Buitre

A principios de los años 80, una generación de futbolistas hizo del Castilla un espectáculo digno de ver. Calidad, desparpajo y química, tenían todas las condiciones para hacer historia en cuanto las circunstancias propiciaran su salto al primer equipo. Y así fue como Butragueño, quien da nombre al grupo, Míchel, Martín Vázquez, Sanchís y Pardeza formaron una quinta a la que el periodista Julio César Iglesias dio el nombre de Quinta del Buitre.

Santillana, Valdano, Gallego, Hugo Sánchez o Juanito acompañaron a estos jóvenes en sus inicios y en su madurez, dejando un reguero de títulos por el camino. Dos Copas de la UEFA, ganadas a base de remontadas que aumentaron el mito del espíritu blanco y cinco Ligas consecutivas. Sin embargo, pese a su juego excelente y su capacidad para sobrevivir esta brillante generación se quedó sin el premio gordo de una Champions, pese a que la rozaron con los dedos en varias ocasiones.

La Séptima, la Octava y la Novena

Cuando se apagó la luz de Butragueño se encendió, con violenta fuerza, la de otro canterano, Raúl González Blanco, que de un día para otro tiró al puerta del primer equipo y lideró un cambio que culminó la empresa que la Quinta del Buitre no pudo ver finalizada. En 1998, 32 años después de ver por última vez un triunfo del Real Madrid en la Copa de Europa, Mijatovic hizo explotar de alegría a varias generaciones de aficionados blancos con su gol a la Juventus en la final de Ámsterdam.

La Cibeles no tuvo que volver a esperar tanto para ver de cerca otra vez una Copa de Europa. La Séptima desató al Real Madrid y, liberado del peso, tocó una y otra vez la gloria, hasta tres veces en cinco ediciones. La Octava cayó en París, en el año 2000, en la primera final entre dos equipos del mismo país. El Madrid no dio opciones al Valencia y le masacró 3-0.

Ya con Florentino Pérez a los mandos y con Figo y Zidane sobre el césped, en un anticipo de la Operación Galácticos que se completaría después, el Madrid levantó la Novena al cielo de Glasgow, en 2002, frente al Bayer Leverkusen en una final inolvidable tanto por el golazo de Zizou que certificó el triunfo como por las paradas del héroe Iker Casillas, que salió desde el banquillo tras la lesión de César para sellar el título con una actuación sobrehumana en los lances finales del encuentro. Tres Champions casi sin tiempo para tomar aliento y de nuevo el nombre del Real Madrid en lo más alto del planeta fútbol.

El Madrid de los Galácticos

La llegada de Florentino Pérez a la presidencia del Real Madrid trajo consigo un cambio de modelo económico y de estrategia de mercado. Tras su victoria electoral en el 2000 presentó a Figo, el año siguiente aterrizó en el Bernabéu Zinedine Zidane, en 2002 fichó a Ronaldo, en 2003 le puso la blanca a David Beckham y en 2004 fichó a Michael Owen. Un derroche de grandes nombres para un equipo que se conoció con el sobrenombre de Galácticos.

El Madrid de los Galácticos se construyó en plena explosión del marketing deportivo, lo que trajo unos frutos económicos al club que no se terminaron de alcanzar también a nivel deportivo. Para el recuerdo quedan las imágenes de Raúl, Ronaldo, Figo, Zidane, Beckham o Roberto Carlos compartiendo equipo y las muchas tardes de gloria que dieron al graderío del Santiago Bernabéu, que disfrutó como pocas veces se ha tenido la oportunidad en el fútbol de ver juntas a varias de las máximas figuras del fútbol mundial sobre un mismo césped y con la misma camiseta.

El fichaje de Cristiano

En verano de 2009 Florentino Pérez regresó a la presidencia del Real Madrid y lo hizo a lo grande. Récord de gasto, presentaciones con el Bernabéu lleno, un desfile de estrellas (Kaká, Benzema, Xabi Alonso) y la guinda del pastel, el fichaje más caro de la historia hasta ese momento, Cristiano Ronaldo. El portugués cambió el Manchester United por el Real Madrid a cambio de 96 millones de euros y desde el “1, 2 y 3 Hala Madrid” de su presentación se ganó a la afición del Bernabéu a base de goles.

Con 451 goles en 438 partidos, a más de un gol por encuentro disputado con la camiseta del Real Madrid, Cristiano Ronaldo tiene su nombre escrito con letras de oro en la historia del club blanco. Máximo anotador y máxima figura de la segunda época dorada del equipo, logró dejar su huella a la misma altura que la de Alfredo di Stéfano, el hombre que cambió para siempre la historia del Real Madrid.

Se agota el papel para escribir todas las marcas, registros y récords que batió en el club blanco y se agota la imaginación de pensar cuándo vendrá alguien que sea capaz de igualar sus números. Su duelo con Messi ha sido, probablemente, el más electrizante de la historia de este deporte y ha llevado la rivalidad entre Real Madrid y Barcelona a un estadio superior.

La Décima

Tras años de sequía en Europa, de fracasos europeos que minaban la moral del aficionado madridista temporada tras temporada, en 2014 llegó la opción de redimirse y reescribir la historia. Y frente al Atlético de Madrid, nada menos. La Décima se había convertido en una obsesión para el club y la final de Lisboa era la ocasión perfecta para bordar el 10 en la manga de la camiseta, ahuyentar fantasmas y volver a llevar una Orejona al museo del Bernabéu.

La final fue de todo menos idílica. Un error de Casillas propició el gol de Godín con el que se llegó al tiempo de descuento. Kuipers marcó cinco de añadido y el Real Madrid se volcó sobre el área de Courtois, mientras la afición del Atlético de Madrid ya saboreaba las mieles del triunfo perfecto, su primera Copa de Europa y con el eterno rival enfrente. Pero cuando se consumía el tercero de los cinco minutos de añadido Luka Modric botó un córner al corazón del área que Sergio Ramos cabeceó a la red. Probablemente el gol más repetido en la historia del club blanco, seguramente la cifra que con más claridad recuerdan sus aficionados, ese minuto 92.48 en el que el balón besó la red de la portería rojiblanca.

En la prórroga, con un rival física y anímicamente hundido, el Real Madrid hizo tres goles más, obra de Gareth Bale, Marcelo y Cristiano Ronaldo. Una final histórica que significó un punto de inflexión para el conjunto madridista, que recuperó el trono europeo y que, lejos de escribir un punto final con la consecución de la Décima abrió una nueva página de gloria futura.

Las tres Champions consecutivas

Dos años después de Lisboa, Real Madrid y Atlético se volvían a cruzar en la final de la Champions, esta vez con Milán como escenario y con Zidane en el banquillo madridista después de sustituir en enero a Benítez como entrenador. Si el partido de 2014 fue agónico, el de 2016 no lo fue menos y se tuvo que resolver en la tanda de penaltis. El lanzamiento de Juanfran al palo y los cinco aciertos de los madridistas le dieron la Undécima al club de Chamartín y dejaron sin revancha ni consuelo a los rojiblancos.

La temporada siguiente planteó un reto. Ningún equipo, desde que la Copa de Europa cambió de formato en los años 90, había sido capaz de revalidar el título. La campaña blanca fue sensacional, ganó la Liga y se plantó de nuevo en la final de la Champions tras dejar por el camino a Nápoles, Bayern y Atlético de Madrid en las eliminatorias. En Cardiff esperaba la Juventus, que no fue rival para un Real Madrid que dio una de las mayores exhibiciones que se recuerdan en una final reciente y goleó 4-1 a los italianos. Los blancos lograron así reeditar el campeonato logrado un curso antes, por primera vez en la era Champions.

Pero no quedó ahí la cosa. En 2018 la historia se volvió a repetir. El Real Madrid volvió a llegar a la final, dejando en el camino a París Saint-Germain, Juventus y Bayern. A Kiev llegó también el Liverpool de Klopp, que se vio lastrado por la penosa actuación de su portero Karius, aunque la final también será recordada por el gol de chilena de Bale y por ser el último partido que disputó Cristiano Ronaldo con la camiseta del Real Madrid. Un triunfo más, 3-1, para cerrar un trienio dorado con un logro inédito en el fútbol moderno. Tres Champions consecutivas para la sala de trofeos blanca.

bookmark_borderLa traición de Ribeiro al Real Madrid y las llamadas de Neymar a jugadores blancos

Wagner Ribeiro en su día fue el agente de Robinho, como también lo fue Neymar, pero ya no lo es. Ni de uno ni de otro. Cierto es que mantiene una buena relación con Florentino Pérez de aquellos años en los que el Real Madrid fichó a Robinho e incluso intentó hacer lo mismo con el propio Neymar, pero a día de hoy no tiene relación profesional con el delantero del PSG., aunque no tiene mala relación.

En la primavera pasada el agente estuvo en Madrid y vio al presidente del Real Madrid (algo que hizo público a través de sus redes sociales) y entre los muchos temas que trataron se habló de Neymar.

El máximo mandatario blanco siempre ha reconocido ser un admirador del juego de Neymar y en esa charla volvió a insistir en ello y la posibilidad de poder ficharlo en el verano de 2019. Lo hizo a título de amigo, de antiguo compañero de operaciones futbolísticas, pero nunca más allá. Ribeiro lo hizo público ayer en una clara traición a un amigo.

Florentino Pérez sabía que en ese momento Ribeiro no era el canal adecuado para llegar al ex del Barcelona. Semanas después hubo acercamientos con el entorno del jugador en los que nada tuvo que ver Ribeiro. Incluso Neymar llamó a jugadores como Casemiro, Marcelo, Ramos y Modric ante lo que creía iba a ser un desembarco en el Bernabéu.

El presidente blanco se limitó a esperar, respetando al máximo a los dirigentes del PSG, por si recibía una llamada desde París o Qatar que ofreciera al brasileño. En cuanto supo que el Emir de Qatar no tenía intención de vender, se retiró del asunto, sabiendo que Neymar iba a continuar, al menos, una temporada más en el PSG. Un año después, nada ha cambiado y el Real Madrid ha abandonado definitivamente la idea de fichar a Neymar.

El agente brasileño en esa entrevista que concedió a ESPN habló de un precio marcado por la FIFA respecto a la posible de Neymar este próximo verano. Para que ello sea cierto primero tiene que haber una denuncia por parte del jugador, una posterior disputa y si no hubieta acuerdo, la FIFA entraría al final del proceso, ya que el máximo organismo del fútbol mundial no está para marcar precios de traspasos de jugadores sin más y sí para solucionar conflictos.