bookmark_borderUn ataque inexistente

El Real Madrid sigue sin pólvora. Tuvieron que aparecer Kroos, con un gran pase, y Casemiro, de cabeza, para salvar al equipo blanco contra el Valladolid. El déficit ofensivo es evidente y sin Benzema, lesionado, se ha agravado. Sigue costando mucho ver puerta y ni siquiera el control de la posesión asegura peligro. En el José Zorrilla, el Madrid tuvo un 65% de posesión, pero sólo disparó entre los tres palos en dos ocasiones y no lo hicieron ninguno de sus delanteros (Casemiro y Lucas). Hay que sumarle otros cinco tiros que no vieron puerta.

Zidane apostó por ViniciusAsensio y Mariano en ataque, y ninguno de los tres asumió galones. Vini fue de más a menos. Encaró a su lateral en un par de ocasiones en los primero 20 minutos, pero sin generar peligro. Después de eso, fue desapareciendo. Asensio entró muy poco en juego y con poco acierto. Anclarlo en la banda no le beneficia y se nota. Por último, Mariano no aprovechó su oportunidad sustituyendo a Benzema. Si bien se le vio incisivo, con ganas de generar problemas a la defensa rival, en ningún momento pudo hacerlo. Marcó dos goles, pero ambos en fuera de juego.

Los tres fueron sustituidos a la vez. La falta de creatividad en ataque desesperó a Zidane, que acabó retirándolos en el 66′ por IscoArribas y Hugo Duro. Al triple cambio lo acompaño un cambio de sistema: del 4-3-3 al 5-4-1. «Necesitabamos aportar más por las bandas» argumentó el entrenador.

En ataque, al Madrid volvió a sostenerlo su centro del campo. No sólo por el gol, formulado entre Kroos y Casemiro, sino también por el juego. Faltó algo de ritmo en algunos tramos del partido, pero maniataron al Valladolid durante gran parte del partido mediante el control de la pelota. En total se completaron 551 pases y 181 los hicieron Casemiro, Kroos y Modric. El acierto fue del 87%.

El trio que forman el brasileño, el alemán y el croata es fundamental para el entrenador desde hace años, y esta temporada no iba a ser menos. Son de los futbolistas que más minutos han jugado (suman 6.800′ entre los tres). También han aportado mucho en ataque: han participado en 23 goles de los 47 goles del equipo, anotando (12) o asistiendo (11). Zidane reza porque a ninguno de ellos les agarre un resfriado en los meses que quedan de competición. Sin ellos, los títulos podrían convertirse en un imposible.

bookmark_borderLuka Modric: «Queremos seguir por el mismo camino»

Por tercer mes consecutivo, Luka Modric se alzó con el premio Jugador Cinco Estrellas de Mahou, perteneciente al mes de enero, donde el talentoso centrocampista croata disputó cinco de los seis encuentros que jugó el Real Madrid (sólo se perdió la derrota en el encuentro de Copa ante el Alcoyano 2-1 al no ser convocado por Zidane para viajar a tierras alicantinas).

El croata dio las gracias y explicó el momento que atraviesa el equipo de Zidane antes de jugar ante el Valladolid y retomar la Champions League: “Dejamos atrás una semana muy buena, donde conseguimos tres victorias muy importantes. Además, hemos hecho un buen juego, sobre todo en los dos últimos partidos contra el Getafe y el Valencia. Lo que queremos es seguir en el mismo camino. Quiero agradecer otra vez a la gente el apoyo y cariño que me dan. Estoy muy contento con este premio”.

Modric se ha convertido en una de las piezas clave de Zidane en este tramo liguero. El entrenador francés ha vuelto a configurar su centro del campo fetiche, compuesto por el propio croata, Casemiro y Kroos. Los tres deberán ser de la partida ante el conjunto pucelano el sábado (21:00 horas) y ante el Atalanta en el regreso del conjunto blanco a la Champions League (miércoles 24, 21:00 horas).

bookmark_borderOdegaard, la última víctima de la ‘dictadura’ de Modric, Kroos y Casemiro

Odegaard ultima su marcha al Arsenal. Si no hay sorpresas se irá cedido y confirmando la estampida de los últimos años de los distintos medios que han ido tirando la toalla ante la dictadura de la medular titular del Real Madrid desde hace ya seis años. Pero más allá de los que se han ido, la realidad es que para esta temporada Zidane se queda solo con cinco medios. Además de estos tres jugadores, Valverde e Isco, que, por cierto, pidió salir en enero si había alguna oferta pero que ha visto truncada cualquier posibilidad dado que con la salida de Odegaard la medular se queda muy debilitada y más para lo que queda.

Odegaard es la cuarta víctima que se cobra la medular titular. El noruego ha visto cómo ha ido pasando al olvido. Pese a que fue titular en el primer partido de Liga en Anoeta, la apuesta de Zidane se fue diluyendo. La idea del francés fue colocar a Martin muy arriba, casi por detrás del punta, lo que perjudicaba sobre todo a Modric o incluso Kroos. Los dos se han ido imponiendo y el noruego ha ido desapareciendo. Valverde ha entrado antes que Odegaard, que no entró en las quinielas para jugar más arriba aún.

Illarramendi se topó con Casemiro

Illarramendi fue el primero que claudicó. Fue sobre todo Casemiro quien le hizo tirar la toalla. Llegó como titular y el brasileño se marchó cedido a la Real, pero con el regreso de Case tras su cesión al Oporto, Illara hizo las maletas de regreso a casa tras dos años irregulares, sobre todo el segundo, aunque no estuviera Casemiro.

Kovacic, una gran alternativa, pero no le bastó

Kovacic llegó ante la crisis económica en el Inter. Estuvo en las tres Champions de Zidane y tuvo momentos destacados, pero casi siempre por alguna lesión, bien de Casemiro o de Modric. Se marchó cedido al Chelsea, pudo regresar al año siguiente pero el Madrid optó por hacer caja y aceptó un traspaso por 45 millones, ya con Zidane de vuelta.

Ceballos no enamoró a Zidane

El Madrid siguió buscando en el mercado medios que pudieran competir con el trío de la medular o ser alternativas. Ceballos vino del Betis por 18 millones. Esta es su segunda temporada cedido en el Arsenal ya que no cuenta para Zidane. Tampoco cuajó con Lopetegui y su estilo no encajaba en la idea del francés, una vez de regreso al banquillo. Fueron dos años de blanco y mientras esté el francés y la actual medular pueden ser más. El francés apostó también antes por Isco para un jugador de ese perfil.

Llorente explota en el Atlético

El último caso más sonado ha sido el de Marcos Llorente, que se ha destapado además en el Atlético como un llegador, aunque en el Madrid competía más con los medios y sobre todo con Casemiro. El año pasado coincidió con Zidane y tras 20 partidos el club decidió venderle pese a que no había otro jugador del perfil de Casemiro. Llorente tampoco había cuajado con Lopetegui pero Solari sí que le dio la oportunidad y se vio que era más que aprovechable en aquel partido de Champions en Roma, donde mostró su buen estado de forma pese a su inactividad. El canterano confesó que Zidane le dejó claro que era mejor buscarse un equipo.

bookmark_borderLa extraña situación de Valverde y Odegaard

Pasan los partidos y uno no recupera el sitio y el otro no lo encuentra. Valverde y Odegaard eran las dos grandes apuestas del Real Madrid para la presente temporada, pero el uruguayo ha dejado de ser decisivo y el noruego no aparece por ningún lado. Al madridismo le gustaría ver más a uno y a otro, pero Zidane considera que no es el momento de ninguno de los dos.

Federico Valverde fue la mejor noticia del Real Madrid hasta el parón provocado por la pandemia durante la pasada temporada. Hace justo un año fue proclamado como el mejor jugador de la Supercopa de España. Zinedine Zidane apostó por el uruguayo y por su fútbol vertical, ese que le sirvió para jugar hasta de extremo y para asombrar a todos. .

Martin Odegaard llegó como único refuerzo veraniego para el Real Madrid y lo hizo tras petición expresa del técnico francés, tanto que el segundo año de cesión en la Real Sociedad saltó por los aires. De sensación de LaLiga a pasar inadvertido en su primera temporada en el club blanco y convertirse en el sexto centrocampista del equipo madridista con cinco minutos en los últimos cinco partidos.

Uno y otro viven situaciones complicadas y difíciles de entender. Desde el club siguen confiando ciegamente en ellos y en lo que pueden aportar, pero el técnico francés no parece pensar lo mismo, tal y como demuestran los números de uno y otro. Valverde, al menos, mantiene el estatus de cuarto centrocampista y se convierte en el recambio habitual cuando hay alguna baja en el trío formado por Modric, Kroos o Casemiro.

La confianza que derrochaba hace doce meses nada tiene que ver con la falta de seguridad de ahora. La poderosa zancada que lució durante semanas no termina de aparecer. Ha perdido el sitio en el equipo titular, pero pese a ello es una clara apuesta de futuro de la entidad madridista. Cierto es que su rendimiento en los últimos partidos de la pasada campaña no fue el mismo al de los primeros dos meses de 2020, pero en esta campaña parecía haber recuperado ese vigor en su juego, ese que tanto necesita el Real Madrid.

La realidad dice que desde la lesión que suifrió en el mes de noviembre, Zidane tan solo le ha dado la titularidad ante las ausencias de Modric o Casemiro. El resto de partidos, suplente y con escasa presencia. Valverde admitió que en algunos momentos de la temporada más tuvo que arriegar más en su juego y que eso le terminó por penalizar, circunstancia que no se da en estos momentos ante la ausencia de protagonismo.

Odegaard ha pasado a ser testimonial. Su última titularidad fue ante el Shakhtar y la sensación que transmite su reiterada ausencia es que fue el culpable de aquel traspié, que después quedó en nada. Animicamente se encuentra tocado y más al comprobar como ha pasado a ser el sexto centrocampista tras Isco, jugador que ha pedido resolver su futuro como madridista y que Zidane se empeña en recuperar. De manera incomprensible, el noruego no tiene oportunidad alguna.

Lo que parece claro es que la base del once para el entrenador vuelve a estar formada por los veteranos, por la vieja guardia, esa que le llevó a la conquista de sus mayores logros. La buena racha de resultados llevó al técnico a no hacer cambio alguno, no tocando lo que funciona como máxima, pero ahora las circunstancias son otras.

El problema es que dos de las valores de futuro del club, pierden peso y valor, algo que no termina de ser muy bien comprendido desde la dirección deportiva del club, que esperaba mucho más de ambos, algo complicado si no juegan.

bookmark_borderEl gol del Madrid viene de atrás

Hay un antes y un después en el Madrid sin Cristiano Ronaldo, como si el adiós en 2018 del portugués hubiera originado un nuevo calendario para organizar la historia del club. Vivir sin ese promedio de 1,02 goles por partido que ponía CR7 se hace más complicado, una realidad que, al mínimo contratiempo, recupera su nombre para los debates. En este inicio de temporada ha vuelto a ocurrir, con el equipo de Zidane a cero ante la Real Sociedad y el francés sin confiar en Jovic ni Mayoral (Mariano, el delantero restante, tampoco cuenta para él y se quedó en casa por una amigdalitis).

Pero ese panorama no ha variado las intenciones de la dirección deportiva, que se mantiene firme en la idea de no fichar en este mercado. Ni los resultados ni los numerosos ofrecimientos hacen variar el plan, lo que lleva a Zidane, que sólo confía como nueve en Benzema, a apañárselas con lo que actualmente dispone. Y eso requiere, además de que se enchufen los Hazard, Asensio, Vinicius o Rodrygo, que la defensa y el centro del campo mantengan su tendencia al alza en la aportación ofensiva.

El 40,20% de los goles en la 2019-20, de defensas y medios

El último curso bajo el paraguas de Cristiano el Madrid marcó 144 goles. En los dos siguientes descendió a 104 y 97, respectivamente. Es una pérdida, para cada caso, de un 27,78% y un 32,64%. En este bienio, pese al evidente empeoramiento general de la relación con el gol, la zaga y la sala de máquinas han mejorado en este registro. Pasaron de los 32 tantos aún en presencia del portugués, a los 34 en la 2018-19 y los 39 en la 2019-20. Los porcentajes respecto al total son igualmente significativos: del 22,22%, al 32,69% y al 40,20%.

En este periodo, además, ha ido variando el número de quienes, sin ser su función principal, han arrimado el hombro para sujetar al Madrid postCristiano al asomarse a la portería contraria. Fueron 8 jugadores con el de Madeira y, sin él, 14 primero y 10 después. Sergio Ramos se ha erigido representante de todos ellos, subiendo en este lapso de 5 dianas a 11 y 13 (segundo pichichi blanco en la 2019-20). Sin fichajes, con atacantes atascados y con delanteros hoy fuera de consideración por Zidane, el gol madridista depende de Benzema… y de ellos.

bookmark_borderEl compromiso de Odegaard ante Zidane para volver a ganar en Europa

Martin Odegaard está preparado para el reto que Zinedine Zidane le ha puesto por delante. El francés le ha abierto la puerta del vestuario del Real Madrid y el centrocampista ha querido aprovechar el tiempo que ha tenido durante el verano para llegar a tope, recuperarse de los problemas que tenía en una de sus rodillas y en una forma óptima, como si el próximo fin de semana empezara de nuevo la competición.

El ex de la Real Sociedad no ha querido dejar pasar la oportunidad y se ha preparado a conciencia desde el mismo momento en el que terminó su participación en Liga con el equipo donostiarra. Ni un segundo. Incluso se concentró durante unos días en el Centro de Alto Rendimiento de Sierra Nevada, aprovechando la altitud para recuperar tono físico después de una temporada muy cargada.

Sin selección

Convocado por su selección para jugar ante Austria e Irlanda del Norte, finalmente Odegaard ha quedado liberado de dicha convocatoria para quedarse a trabajar y dejar atrás por completo las molestias que arrastra en la rodilla derecha. Una decisión tomada esta mañana tras acudir a Valdebebas para someterse a una revisión.

Si Zidane ha sido el artífice de su regreso a la entidad madridista, los dirigentes blancos confían ciegamente en el noruego y en lo que representa la llegada con todos los honores al primer equipo.

Odegaard, junto a Asensio, fue el motor de arranque de esa tendencia de fichar jóvenes talentos en busca de jugadores válidos para el primer equipo y con los que poder luchar contra el creciente dominio económico de los equipos estado.

El internacional noruego será la única cara nueva del Real Madrid 20-21 a la espera de algún que otro movimiento antes del 4 de octubre, día en el que se cierra el mercado. No está previsto, pero si la operación salida es la que esperan los dirigentes, algo podría aparecer en el mercado. Mientras eso sucede, el centrocamìsta va a ser la única novedad que presente el campeón de Liga para revalidar el título y volver a ser el equipo dominante en Europa que ha dejado de serlo en las dos últimas campañas.

Todo apunta a que el centrocampista jugará un papel importante en el actual Real Madrid. Zidane lo ha reclamado en busca de esa alegría y vitalidad perdida en la medular. El francés fue claro cuando llamó a Odegaard para decirle que contaba con él y que olvidara aquello de seguir un año más como cedido.

La del centrocampista ha sido una obra de orfebrería del club blanco y primer gran movimiento del departamento de internacional capitaneado por Juni Calafat. Fichado unos días antes de cumplir 16 años, cinco años y medio después llega al primer equipo y lo hace como el encargado de dar al equipo blanco lo que le ha faltado en los ultimas dos temporadas, vigor y fuerza en el centro del campo, algo tan necesario en la Europa actual. Casemiro, Kroos, Modric, Valverde e Isco tienen un nuevo socio para reinar en Europa.

bookmark_borderEl Madrid vuelve el 30-A

El Real Madrid 2020-21 está a punto de echar a andar. Según ha podido saber AS, lo hará este domingo, 30 de agosto. Esa es la fecha planeada por el club para que, si nada lo impide, cuerpo técnico, jugadores y demás profesionales en torno a la plantilla se sometan a los test de coronavirus. Si no hay contratiempos mayores, la idea es que el primer entrenamiento se realice el lunes 31. LaLiga y el CSD todavía han de confirmar si podrá ser en un solo grupo o en varios reducidos, como ocurrió por el avance de la pandemia en mayo.

Está por decidirse también si Zidane, su staff y los futbolistas afrontarán esos exámenes médicos en sus casas o en Valdebebas. La lógica dice que se apostará por la primera opción, puesto que está demostrada su eficacia. El protocolo seguido por el club en los últimos meses ya evitó más de un problema, como que Mariano, que dio positivo, pudiera contagiar a alguien, igual que Jovic, que iba a recibir la visita de un amigo de Serbia al que se le detectó el virus.

En el parón internacional se irán entre 8 y 15 madridistas

Los jugadores aún no han sido informados del día exacto del primer entrenamiento, aunque sí se les ha avisado de que tengan este domingo como referencia del nuevo inicio, por lo que deberán regresar antes a Madrid. La mayoría, por lo tanto, habrá dispuesto de poco más de tres semanas de vacaciones desde la eliminación en Champions ante el Manchester City, el 7 de agosto. Ha predominado la playa como destino preferido de los madridistas, a los que Zizou ha premiado con este considerable periodo por la consecución de la Liga gracias a 10 triunfos y 1 empate, ya sin nada en juego, en 11 jornadas.

No dará para mucho esta toma de contacto con la 2020-21 en la Ciudad Real Madrid, puesto que enseguida aparece en el calendario el parón de selecciones, que podría requerir la salida temporal de entre 8 y 15 jugadores. Después, en principio el fin de semana del 19-20 de septiembre, comenzará la Liga para el vigente campeón. El calendario aún no ha sido sorteado.

bookmark_borderKroos, Modric y Casemiro: el tridente del Real Madrid que sí tiene gol

En el Real Madrid hay un tridente que sí tiene gol, y no es precisamente en el ataque blanco. Zidane ha encontrado un buen puñado de goles en el centro del campo, concretamente con Kroos, Modric y Casemiro. Entre los tres han firmado hasta el momento 15 tantos entre todas las competiciones. Una cifra considerable que ha ayudado al equipo en estos difíciles momentos en los que la pegada de los delanteros no les acompaña como en épocas anteriores.

Zidane les pidió un paso al frente de cara a puerta y lo han dado. De hecho, Kroos y Modric firman sus mejores números goleadores desde que están en el Real Madrid. El alemán marcó su sexta diana el pasado domingo ante el el Eibar y supera así los cinco tantos que anotó en la 17-18. Modric ya lleva cinco goles y también ha mejorado los cuatro goles que logró la pasada campaña como récord goleador de blanco.

bookmark_borderEl laberinto de Odegaard y su futuro entre Real Sociedad y Real Madrid

Martin Odegaard parecía llamado a ser jugador de la primera plantilla del Real Madrid en la próxima temporada, pero el vuelco sufrido por el fútbol por culpa de la pandemia del Covid-19, han llevado a los dirigentes del club blanco a variar el rumbo de los acontecimientos. Antes del inicio del parón de la competición, por el Bernabéu se pensaba en la salida de algunos jugadores del actual plantel de Zinedine Zidane para hacer hueco, entre otros, al noruego, pero esa posibilidad está cada día más alejada de ser posible, lo que coloca la vuelta de Odegaard en algo prácticamente descartado para el próximo ejercicio. La prioridad de los dirigentes es la de vender jugadores, pero la situación no invita al optimismo en ese sentido.

El centrocampista no se ha pronunciado, pero lo que sí tiene muy claro es que quiere jugar, que busca sentirse importante, algo que ha conseguido durante la presente temporada en la Real Sociedad, y eso a día de hoy parece algo complicado de alcanzar en el Real Madrid de Zidane, no por su calidad y sí por la amplia competencia que tendría a su lado. Los dirigentes madridistas no intuyen movimiento alguno que pueda abrir hueco alguno a la llegada de la llamada revelación de la Liga Santander.

Tres fijos

Con Valverde, Casemiro, Kroos como fijos cara al futuro, con Modric e Isco con mucha presencia para el técnico francés, algo que no tiene James, el sitio para Odegaard parece más que complicado, al menos para considerarse como titular, algo que ha hecho en el equipo donostiarra desde que se inicio la temporada, demostrando calidad y presencia en el juego. Lo tiene claro y a su edad sabe que lo fundamental para su fútbol es lo de no perder el tiempo y sí seguir acumulando minutos de experiencia sobre el verde.

La Real Sociedad se mueve inquieta respecto al futuro de Odegaard y a sus dirigentes les gustaría manejar una solución definitiva, pero lo especial del actual ejercicio, ha retrasado todo y ha dejado en suspenso muchas de las decisiones. La cesión acordada entre los dos equipos, habla de una temporada, más una segunda, pero el Real Madrid puede recuperarle en el momento en que se termine la primera de las campañas de préstamo.

Sin decisión definitiva, todo apunta a que Odegaard seguirá jugando un ejercicio más en Anoeta. El jugador se ha identificado plenamente con la vida en Donosti y con la filosofía del club donostiara, pero también tiene muy claro que quiere triunfar en el Real Madrid, club por el que fichó en el invierno de 2015, procedente del Stromsgodset y recién cumplidos los 16 años, edad límite para poder incorporarle a la plantilla blanca.

Hace unos días, el noruego no ocultó su deseo de jugar competición europea la próxima temporada. «El objetivo es la Champions League y es lo que queremos. Es un sueño para todos los futbolistas del mundo y es lo que queremos hacer el año que viene», comentó en rueda de prensa y dejando patente su plena identificación con el proyecto que inició el pasado verano y que por el momento le ha llevado a la final de Copa y a colocar a la Real Sociedad en puestos de europeos.

La confianza del Real Madrid hacia el jugador es total y absoluta. Creen en él, pero también tienen claro que debe regresar a la que es su casa en el momento en el que panorama en el centro del campo blanco esté más despejado. La solución, pronto.

bookmark_borderLa traición de Ribeiro al Real Madrid y las llamadas de Neymar a jugadores blancos

Wagner Ribeiro en su día fue el agente de Robinho, como también lo fue Neymar, pero ya no lo es. Ni de uno ni de otro. Cierto es que mantiene una buena relación con Florentino Pérez de aquellos años en los que el Real Madrid fichó a Robinho e incluso intentó hacer lo mismo con el propio Neymar, pero a día de hoy no tiene relación profesional con el delantero del PSG., aunque no tiene mala relación.

En la primavera pasada el agente estuvo en Madrid y vio al presidente del Real Madrid (algo que hizo público a través de sus redes sociales) y entre los muchos temas que trataron se habló de Neymar.

El máximo mandatario blanco siempre ha reconocido ser un admirador del juego de Neymar y en esa charla volvió a insistir en ello y la posibilidad de poder ficharlo en el verano de 2019. Lo hizo a título de amigo, de antiguo compañero de operaciones futbolísticas, pero nunca más allá. Ribeiro lo hizo público ayer en una clara traición a un amigo.

Florentino Pérez sabía que en ese momento Ribeiro no era el canal adecuado para llegar al ex del Barcelona. Semanas después hubo acercamientos con el entorno del jugador en los que nada tuvo que ver Ribeiro. Incluso Neymar llamó a jugadores como Casemiro, Marcelo, Ramos y Modric ante lo que creía iba a ser un desembarco en el Bernabéu.

El presidente blanco se limitó a esperar, respetando al máximo a los dirigentes del PSG, por si recibía una llamada desde París o Qatar que ofreciera al brasileño. En cuanto supo que el Emir de Qatar no tenía intención de vender, se retiró del asunto, sabiendo que Neymar iba a continuar, al menos, una temporada más en el PSG. Un año después, nada ha cambiado y el Real Madrid ha abandonado definitivamente la idea de fichar a Neymar.

El agente brasileño en esa entrevista que concedió a ESPN habló de un precio marcado por la FIFA respecto a la posible de Neymar este próximo verano. Para que ello sea cierto primero tiene que haber una denuncia por parte del jugador, una posterior disputa y si no hubieta acuerdo, la FIFA entraría al final del proceso, ya que el máximo organismo del fútbol mundial no está para marcar precios de traspasos de jugadores sin más y sí para solucionar conflictos.