bookmark_borderLucas Vázquez, Sergio Ramos y Modric comenzarán a negociar sus renovaciones con el Real Madrid

La confección de la plantilla del Real Madrid para el futuro pasa por garantizar la continuidad de varios de sus pilares en el vestuario. El club blanco, a petición de Zinedine Zidane, va a entablar conversaciones en breve con tres futbolistas que acaban contrato en 2021, según ‘ABC’.

Se trata de Sergio Ramos, Luka Modric y Lucas Vázquez. El capitán madridista es un insustituible para el esquema del técnico francés, incluso en momentos con dudas. Bien con Varane, bien con Militao, el que siempre está es el central español, cuya ausencia en la vuelta de Champions ante el Manchester City fue clave.

A sus 34 años no tiene intención de salir, y si puede, acabará su carrera vistiendo de blanco. Tras un año en el que ha acabado como el segundo máximo goleador del equipo, espera que la directiva responda con un ligero aumento de sueldo.

En cuanto a Lucas Vázquez, es petición expresa de Zidane. El gallego es un cambio fijo para el entrenador francés, y los fans incluso ya se toman con cierta ironía que sea él casi siempre el revulsivo que elige el técnico galo, gane o pierda el equipo, en torno al minuto 70. Su polivalencia, disciplina y ganas son argumentos suficientes para que ‘Zizou’ pida que siga.

bookmark_borderModric, 35 años y un sueño pendiente

Luka Modric cumple hoy 35 años, a menos de dos semanas de empezar su novena temporada en el Real Madrid. El croata está pues un paso más cerca de cumplir con su gran sueño, que no es otro que retirarse de blanco. Un colofón a la altura de uno de los jugadores más importantes en la historia moderna del club blanco, pieza clave en el glorioso ciclo de las cuatro de cinco Champions.

Nacido en Zadar, Croacia, el 9 de septiembre de 1985, Luka debutó como profesional en el club bosnio-herzegovino del H. K. Zrinjski Mostar el 3 de agosto de 2003. Después, regresó a Crocia para jugar, también en calidad de cedido, en el Inter Zaprei, antes de volver a su club de origen, el Dinamo de Zagreb, en el que permaneció cuatro temporadas.

En 2008, Modric volvió a hacer las maletas para recalar en la Premier, en las filas del Tottenham Hotspur. En Inglaterra se consagró como figura del fútbol europeo. De ahí que José Mourinho empeñara su palabra por su fichaje, que el Madrid cerró en 2012 tras durísimas negociaciones con Daniel Levy, propietario de los ‘Spurs’. 42 millones de euros desembolsó el Madrid por su fichaje, que se cerró el 27 de agosto.

En el Madrid empieza la historia dorada de Luka, aunque los inicios no fueron fáciles y tardó en encontrar un hueco en el once inicial. Pese a todo, acabó el curso con 53 partidos jugados, su tope con la camiseta blanca.

Tras la marcha de Mourinho, siguió siendo importante para Ancelotti y, en la 13-14, conquistó la primera de sus cuatro Champions. El madridismo nunca olvidará que Modric fue quien botó el córner que propició en gol salvador de Ramos en la final de Lisboa ante el Atleti.

Tras una temporada (14-15) marcada por las lesiones, volvió a recuperar protagonismo en la 15-16. El impulso definitivo a su carrera llegó con la llegada de Zidane al banquillo madridista. El técnico francés impulsó un centro del campo con Modric, Casemiro y Kroos que forma ya parte de la historia del Real Madrid, Con esa medular, el club del Bernabéu conquisto las Champions de 2016, 2017 y 2018, un hito único en la historia moderna de la máxima competición continental. A nivel personal, la consagración de Luka llegó en 2018, en el que, además de la Copa de Europa con el Madrid, lideró a Croacia hasta el subcampeonato del Mundial de Rusia. Su sensacional temporada le valió la conquista del Balón de Oro, rompiendo la férrea dictadura establecida sobre el galardón por el binomio Cristiano-Messi desde 2008.

En las dos últimas temporadas no hubo Champions ni más premios individuales, pero Modric siguió siendo pieza clave en el centro del campo del Madrid. Y todo indica que, a pesar de la llegada al club blanco de Martin Odegaard, jugador con el que comparte varios aspectos de su perfil, seguirá siendo importante en la 20-21. Zidane le considera su mejor arquitecto y, quizá dosificando su esencia, volverá a recurrir a su talento para conseguir los objetivos del nuevo curso. Hasta el momento, Luka suma 343 partidos y 17 títulos con el Madrid, pero quiere seguir incrementando la cuenta. Y, así, acercarse un poquito más a su gran sueño: colgar las botas con la camiseta blanca del equipo en el que se convirtió en leyenda.

bookmark_borderLa cariñosa felicitación de Ramos a Modric: «El abuelito croata sigue cumpliendo años»

Luka Modric es uno de los futbolistas más queridos dentro del vestuario de Zidane. Hoy es un día especial para él al celebrar su 35 cumpleaños. El más veterano de la plantilla que va a comenzar ya su novena temporada de blanco tras ganarlo todo.

La felicitación más especial fue la de uno de sus compañeros y amigos dentro del vestuario, la del capitán Sergio Ramos, que a sus 34 años es otro de los veteranos y referencia del grupo. El capitán le mandó un cariño mensaje con una foto de ambos juntos: «El abuelito croata sigue cumpliendo años. Ojalá compartamos muchos más de risas, asistencias, títulos y buenos momentos. ¡Feliz cumpleaños, hermano brate! Se te quiere».

Ramos ha ganado gran parte de sus títulos junto a Modric. Ambos han sido protagonistas de las cuatro Champions y les une además de su intachable carrera una gran amistad tras ocho años juntos en el Real Madrid.

bookmark_borderEden Hazard, en el punto de mira por su estado de forma

Eden Hazard (29 años) llegó en el verano de 2019 con la vitola de estrella y para convertirse en el galáctico que perdió el Real Madrid con el adiós de Cristiano Ronaldo un año antes, pero la realidad dice que el belga, por unos u otros motivos, está lejos de ser ese jugador referencia y líder que se esperaba a su llegada. El equipo de Zinedine Zidane arranca la temporada en diez días y lo hará con el delantero muy lejos de su mejor punto de forma, tal y como afirmó el miércoles su seleccionador.

Roberto Martínez, que siempre ha defendido y destacado lo importante que Hazard es para la selección belga, comentó al terminar los dos partidos de la Liga de las Naciones disputados por Bélgica, que el madridista está a 60 entrenamientos de poder ser titular, de ahí que se quedara fuera de ambos compromisos de la selección de su país, lo que hace menos comprensible su presencia durante estos días con la selección y no con su club, el Real Madrid.

Cierto es que los dirigentes madridistas, como ha sucedido con otros jugadores, intentaron que tanto Courtois como Hazard no acudieran a la ya terminada concentración con su selección. El portero pudo regresar antes de jugar partido alguno, pero el delantero, por aquello de su capitanía e importancia, continuó hasta el final pese a no jugar.

Muchos clubes europeos no han entendido la disputa de estos partidos cuando los jugadores no habían realizado entrenamiento alguno con sus equipos. De hecho, algunos jugadores renunciaron como hizo Modric para encontrar el mejor punto de forma lo antes posible ante el inminente inicio de LaLiga,

Apreciado en el vestuario

A nivel personal, tanto el vestuario como el club, no tienen queja alguna del comportamiento de Hazard. Lejos de ser una estrella al uso, desde que llegó se ha mostrado cercano con los compañeros. Otra cosa es el estado físico con el que apareció en el inicio de la temporada pasada y la mala suerte de lesionarse cuando ya estaba empezando a resurgir.

La lesión y posterior recaída con operación incluida ha sido la peor noticia para un madridismo que esperaba mucho del belga y que hasta ahora apenas se ha mostrado, tal y como sucedió en el Etihad, el día que todos los seguidores blancos esperaban ver la mejor versión del habilidos jugador.

Las sensaciones que ha transmitido en los partidos disputados desde la vuelta del fútbol es que la lesión le está pasando factura, que no la ha olvidado del todo. El primer objetivo, ademas de mostrar la forma que debe enseñar un futbolista, es el de volver a tener plena confianza en su dañado tobillo.

La lesión dejó huella

Los dirigentes blancos siguen creyendo en Eden Hazard, pero no ocultan cierta inquietud ante esa reiterada ausencia de forma. Las noticias que han llegado desde Bélgica estos días han elevado esa decepción y están convencidos de que lo mejor hubiera sido haber trabajado en Valdebebas y no marcharse con la selección, pero también saben lo que representa el delantero para la selección de su país.

La idea de los técnicos es un plan específico de preparación con el fin de perfilar su forma y, de esta manera, reencontrarse con ese Hazard que puso a todo el mundo de acuerdo sobre su condición de jugador top en la Premier League y en el Mundial de Rusia. En 2015 fue declarado el mejor futbolista de la Premier y el mejor de su equipo en tres ocasiones y por el Bernabéu siguen pensando que puede volver a su mejor nivel.

El problema que tiene por delante Hazard es que muy probablemente recupere la forma óptima en dos o tres semanas, justo el tiempo en el que se deberá incorporar con su selección para los próximos partidos de Bélgica ante Nueva Zelanda (8 de octubre), Inglaterra (11) e Islandia (14). Antes de que lleguen esos tres partidos, el Real Madrid jugará ante Real Sociedad, Betis, Valladolid y Levante.

bookmark_borderModric: «Es una situación difícil para Bale y para el club»

Luka Modric ha concedido una entrevista al diario The Times en la que habla de su relación con Bale, con quien mantiene una buena relación desde su etapa en el Tottenham, y de su situación ahora mismo en el Real Madrid. El croata también habló de su etapa en la Premier con los Spurs y de su relación con su presidente, Daniel Levy, y de José Mourinho.

El caso de Bale: «Durante casi 12 años jugamos juntos y es una situación difícil para él y para el club. Gareth necesita saber lo que quiere hacer. Es un hombre adulto y necesita decidir qué es lo mejor para él. ¿Se siente feliz aquí o quiere probar algo más? Para mí, Gareth sigue siendo un gran jugador y todavía tiene mucho que ofrecer en el fútbol. Solo depende de él, si tiene suficiente hambre o ganas de seguir adelante. Creo que lo tiene. Pase lo que pase, si su situación termina aquí o continúa, todavía puede ser un jugador importante».

Su experiencia con Mourinho: «Le tengo un cariño especial, por todo lo que significó para mí. En Italia, Inglaterra y España ganó cosas y sabe ganar y espero que consiga hacer lo mismo con los Spurs. Es una gran cosa para el Tottenham poder traer a alguien como él. Gana en todas partes. Incluso cuando la gente dice: «Ah, no ganó en Manchester [United]’, ganó. Ganó la Europa League y otras copas por su calidad. Si tuviera que decir una cosa que hace de manera distinta a los demás es cómo se prepara para los partidos, es algo increíble, te da todo lo que necesitas saber sobre los equipos, dónde hacer daño y explotarlos».

Elogios a Cristiano: «Jugar con él fue increíble. Tuvimos siete años increíbles aquí juntos, ganamos tantas cosas con Cristiano en el equipo y tal vez cuando no estabas en tu mejor momento Cristiano podía resolver el partido de la nada con su habilidad, ganas, carácter y calidad. Todo era especial en él, la forma en que trabajaba duro en el campo de entrenamiento y en el campo y por eso, cuando las cosas no van bien, siempre puedes esperar que haga algo especial».

Su traspaso al Madrid: «Daniel es un negociador duro. Estaba luchando por los intereses del club y eso es lo que todo presidente debería hacer, pero en aquel momento estaba enfadado con algunas cosas. Me prometió un par de veces que me dejaría ir. Cumplió su promesa pero hubo mucho retraso y eso fue lo que realmente me frustró. Dos veces había hecho las maletas y estaba casi en el aeropuerto, pero cambiaba de opinión. Estaba luchando por el interés del club. Fue difícil para mí en ese momento, estaba frustrado pero después de todo esto él cumplió su promesa».

bookmark_borderEl yogur de Luka Modric, sin fecha de caducidad

En el fútbol se ha instalado un topicazo que cada vez me irrita más. Cuando un jugador pasa de la treintena pasa a estar bajo sospecha. El argumento de la edad es tan injusto como poco científico. A esas alturas, si un profesional se cuida y cada año pierde un kilo (de peso), garantiza su continuidad en la elite hasta que “el cuerpo aguante”. Conozco infinidad de juguetes rotos que con 26 o 27 años parecen prejubilados por no haberse cuidado al creer que la edad les permitía ser aprendices de Peter Pan. Por eso, Modric es el ejemplo de la longevidad basada en la sabiduría y el compromiso con su profesión. Luka ama el fútbol casi como a su maravillosa familia. Por eso estuvo a punto de llevar a su pequeño y orgulloso país, Croacia, a la cima del Mundo.

Y por eso aceptó con humildad y naturalidad el Balón de Oro conquistado con toda justicia tras el Mundial de Rusia. Modric cumple hoy 35 años y su yogur no tiene fecha de caducidad. Su brújula en la medular sigue siendo indispensable para el vigente campeón de Liga. Y después de ser clave en la 10ª (¡ese córner a la cabeza de Ramos!), la 11ª, la 12ª y la 13ª, nadie imagina un asalto a la 14ª sin su temple, inteligencia y capacidadde sacrificio en la sala de máquinas. Modric mantiene la ilusión de un juvenil y por eso Zidane, otro sabio de este invento, sigue dándole galones. El pequeño croata es uno de los nuestros. Es el ‘Real Modric’.

bookmark_borderZidane planea una transición dulce para las ‘vacas sagradas’

El Madrid está inmerso en un proceso silencioso pero impacable de transformación. La columna vertebral de los futbolistas que fueron vitales para la conquista de cuatro Champions en cinco temporadas (Ramos, Marcelo, Modric y Benzema, al los que habría que unir Keylor y Cristiano, que ya se fueron) pasan los 30 años. Zidane tendrá mucho que ver en esa labor. En la pasada campaña, por ejemplo, no le tembló el pulso a la hora de gestionar el sorpasso de Mendy a Marcelo.

De los 35 futbolistas que actualmente componen la primera plantilla hay sólo siete que tengan 30 años o más. Son Modric y Sergio Ramos (ambos 34), Marcelo y Benzema (ambos 32), Bale (31) y Kroos y Nacho (30 los dos). Ninguno tiene contrato más allá de 2022 excepto Kroos, que lo tiene hasta 2023. De todos ellos, parece que el Madrid sólo cuenta con el alemán y con Ramos, que termina en 2022 y que renovará dos años (y no uno como pretendía el Real Madrid) por la jerarquía que tiene en la plantilla y por el buen rendimiento que dio la pasada campaña, artífice en gran medida del título de Liga.

Hay casos especiales, como el de Modric. El Real Madrid y el jugador han hablado y acordado que no hay prisa para afrontar una futura renovación. Volverán a entablar conversaciones en el mes de enero y, según como sea la situación, se tomará una decisión. En cualquier caso, el croata, que termina en 2021, sólo puede renovar una temporada más.

Son todos nombres que han sido fundamentales en los éxitos de los últimos años del Real Madrid pero que, por el inexorable paso del tiempo, deben ir dejando paso a las nuevas generaciones, los Vinicius, Rodrygo, Brahim, Kubo, Valverde, Asensio, Ceballos y compañía…

bookmark_borderIncombustible Modric

Luka Modric no tiene fin. El centrocampista croata cumple hoy 35 años, a las puertas de arrancar la que será su novena temporada vistiendo la camiseta del Madrid (suma 343 partidos), una campaña en la que apunta a ser uno de los principales protagonistas. Zidane no mira el DNI de Modric y el propio jugador tampoco lo hace: viene de firmar su temporada más goleadora desde que aterrizó en la capital.

Modric cerró el curso 2019-20 con cinco goles, algunos de peso como ante la Real Sociedad en el Bernabéu, en Liga, o frente al Valencia en las semifinales de la Supercopa de España celebrada en Arabia Saudí. Pese a su buen disparo de media distancia y constante presencia en la frontal, Modric no se venía distinguiendo en Madrid como un gran goleador: apenas había alcanzado los cuatro goles en las dos campañas anteriores.

Modric, gol y asistencia

La desastrosa temporada 2018-19 dejó varios damnificados, Modric entre ellos, pero el croata se rebeló con goles, a lo que añadió además ocho asistencias, su segunda mejor marca en el Madrid, sólo superada por las nueve que repartió en la 2013-14, el curso en el que se levantó la Décima. Y eso que la pasada temporada dejó ver el inicio del relevo: fue el año deportivo en el que menos minutos jugó de blanco (2.628’), exceptuando la 2014-15 en la que apenas disputó 2.002’ debido a dos lesiones de larga duración que le hicieron perderse los tramos central y final del curso.

Cuando estuvo sano, Ancelotti tiró de él. Con Zidane siempre había superado los 3.000 minutos, pero en la 2019-20 el marsellés vio en el ascenso de Fede Valverde la oportunidad perfecta para dosificar a Modric y sacar lo mejor de él en los momentos adecuados. Fue importante en la consecución del título de Liga (ocho titularidades en las últimas once jornadas), aunque el Madrid demostró que puede mantenerse a flote sin él: no salió de inicio en los dos Clásicos y en uno de los tres derbis disputados.

Lejos de mostrar signos de agotamiento, Modric terminó la 2019-20 pleno de fuerza y del mismo modo ha comenzado la pretemporada de la 2020-21, en la que renunció a jugar con Croacia dos partidos de la Liga de Naciones (ante Portugal y Francia) para quedarse trabajando en Valdebebas a las órdenes de Zidane. A sus 35 años recién cumplidos, el genio de Zadar ha priorizado al Madrid, consciente de que su momento con su selección llegará más adelante, en la Eurocopa del próximo verano y el Mundial de Qatar 2022.

El futuro de Modric

En cuanto al futuro de Modric, no hay nada escrito. Ni en un sentido ni en otro. El croata terminaba contrato en junio de 2020, pero la consecución del Balón de Oro en enero de 2019, tras su brillante paso por el Mundial de Rusia 2018, activó una cláusula por la cual su vinculación se extendía un año más, hasta 2021. En agosto de 2018, el Inter de Milán pretendió llevárselo gratis, apelando a que el Madrid le diese la carta de libertad en agradecimiento por los méritos acumulados.

Florentino Pérez, en persona, frenó esa tentativa y confirmó con Modric que sus caminos andarían parejos, al menos, hasta que el croata roce los 36 años. Cuando acabe la presente temporada se estudiará la posibilidad de una ampliación si todas las partes así lo desean. Modric sabe que cuenta con el beneplácito de Zidane y con la bendición del presidente, que le fichó en el verano de 2012 tras una tensa negociación con el Tottenham para cumplir con el deseo del entonces técnico, José Mourinho. Ocho años y 17 títulos después, sigue en pie Modric con sus 35 veranos a la espalda.

bookmark_borderModric, sobre la posible salida de Messi: «Cuando Cristiano se marchó, la vida siguió»

No hay jugador en el mundo al que no le pregunten por Lionel Messi, por su situación en el Barcelona, por si seguirá o finalmente saldrá del club azulgrana. Sin duda, es la noticia del verano y todos esperan el desenlace final. Sobre el tema ya se pronunciaron Toni Kroos y Sergio Ramos, entre otros.

El último ha sido Luka Modric. Y el jugador del Real Madrid aseguró que la salida de Messi dejaría un gran vacío para todos, no sólo para el Barça. «Sería una gran pérdida para el prestigio de La Liga», dijo a AFP.

«Pero no puedes quedarte pensando en el pasado. Es fútbol y ya está. Hay que mirar hacia delante. Otros jugadores se convertirán en estrellas en su lugar. Cuando Cristiano se marchó, fue parecido y la vida siguió sin él en el Real Madrid. Será igual en el Barcelona y en LaLiga sin Messi», continuó el croata.

Otro tema ‘caliente’ al que aludió Modric fue al de Gareth Bale, su compañero de equipo en el Real Madrid. «Gareth es un gran, gran jugador. Pero su situación no es sencilla. Siempre tiene mi apoyo, pero necesita decidir qué es mejor para él y qué quiere hacer ahora con su carrera. No ha sido una temporada fácil para él. Ahora quizá necesita volver a su mejor nivel. Quizá luchar o… Veremos qué pasa con él», aseguró en la entrevista a AFP.

bookmark_borderOcho años con Modric, bonita cifra

Qué rápido pasa el tiempo y más cuando éste ha transcurrido de forma tan feliz. Ocho años ya de la presentación de ese genio croata, pequeño de tamaño, grande de corazón y gigante de talento. Todavía recuerdo que inexplicablemente había gente que discutía la idoneidad del fichaje, sin duda influidos por su poca empatía con Mourinho, que fue el que lo recomendó expresamente. El portugués tenía sus cosas, ya lo sé, pero hay que reconocerle el acierto al elegir al centrocampista del Tottenham, cuyo fichaje ha terminado siendo de los más rentables de la última década.

Luka ha sido y es un eje fundamental en la sala de máquinas del Madrid triunfal de los últimos años. En esas cuatro Champions en cinco años nada hubiera sido igual sin la inteligencia táctica, la capacidad de sacrificio y la magnífica lectura de los partidos que ha sabido desplegar siempre el genio de Zadar. Él fue el que empezó a cambiar la historia con el córner de la Décima, que supo cabecear con furia su amigo Sergio Ramos. Él ha sido un inquilino de esa santísima trinidad (Casemiro-Kroos-Modric) que ha sido decisiva en los éxitos del club. A ello ha añadido un comportamiento académico y ejemplar para los jóvenes que han ido llegando al vestuario. Modric merece seguir en el Madrid hasta que él quiera. Hace ocho años ya. Esa cifra me trae grandes recuerdos…