bookmark_borderLos veteranos del Real Madrid, encantados con el regreso de Ancelotti

El posible regreso de Carlo Ancelotti al Real Madrid supondría la reconexión entre el equipo que ganó la Décima y puso las bases del éxito que se asentó con las tres Champions de Zidane y la plantilla actual, en la que, de momento, perviven varios futbolistas de aquel arranque de la última Edad de Oro del club blanco. Jugadores que pueden tener una nueva oportunidad con el retorno del técnico italiano al Bernabéu, que abre un panorama totalmente nuevo, a medio camino entre la continuidad y la ruptura que pueden marcar caras nuevas como la de Kylian Mbappé.

La llegada del delantero del PSG sigue envuelta en el misterio, como lo está el futuro de algunos de aquellos jugadores que formaban parte de la plantilla del Madrid 14-15, el último bajo el mando de Carletto. Son situaciones que conviene poner en contexto de forma individual.

En defensa, el técnico debería recuperar a Dani Carvajal tras un año marcado por las lesiones para el lateral del Leganés. El canterano regresó al Madrid en el primer año de Ancelotti (13-14) para hacerse de inmediato con la titularidad en el lateral derecho. Una posición que nadie parece en condiciones de discutirle a día de hoy, siempre que la salud le respete.

Todavía en defensa, la dupla Ramos-Varane empezó a consolidarse con el italiano, pese a la pujanza de un Pepe que aún sería titular en la final de San Siro (2016, ya con Zidane). Pero el futuro de los campeones del mundo con España y Francia está en el aire, y podría darse el hecho de que ambos abandonaran el Madrid este verano. Por su parte, Marcelo, que en la 14-15 aún disputaba el puesto con Fabio Coentrao, podría encontrar una nueva oportunidad con Ancelotti, después de no ser capaz de imponerse a Mendy en las dos últimas temporadas.

En la medular hay pocas dudas, si acaso la de un Casemiro que sólo empezó a imponerse con el relevo de Benítez por parte de Zidane a principios de 2016. Un lustro después, el brasileño parece intocable, como sus compañeros de tridente Kroos Modric, a pesar del paso inexorable de los años. El alemán y el croata tienen todos los números para seguir siendo intocables, y a ellos deben sumarse un Odegaard que ya formaba parte de aquella última plantilla de Carletto, Fede Valverde -firme apuesta del club- y hasta un Isco que, en aquel curso, alcanzó la cifra de 53 partidos, su tope como jugador del Madrid.

Y en ataque, Benzema

El ataque es la línea que más ha cambiado desde aquel último ejercicio de Ancelotti como técnico del Madrid. Hasta el punto de que sólo continúa vistiendo de blanco un jugador, Karim Benzema, que debe seguir siendo indiscutible para el italiano. Habrá que ver cómo gestiona el técnico a jugadores a los que no conoce (Hazard, Asensio, Vini, Rodrygo…). Y, sobre todo, cuál es su decisión sobre el futuro de Bale, al que resta una temporada de contrato con el Madrid, olvidado por Zidane en el último curso pero pretendido por el técnico italiano, junto con James, durante su periplo en la Premier League.

bookmark_borderLa venta de jugadores, primer paso en la gran transformación del Real Madrid

En el Real Madrid tienen muy claro que el próximo verano debe servir de punto de inflexión que sirva para dar un cambio general al equipo, introducir caras nuevas, que traigan energía renovada a un vestuario que si es menester será pintado para que todo sepa y huela a estrenar cara a la temporada 21-22. Savia nueva. Los cambios que se avecinan no se quedarán tan solo en el verde. La transformación será grande y profunda, pero marcada también por la situación económica del fútbol en general y del Real Madrid en particular. Sin prisa, pero sin pausa es la máxima que están aplicando desde ya en la zona noble blanca. La búsqueda de talento ya se ha iniciado, sin descartar alguna operación de las de antes siempre y cuando impere la cordura económica.

Los dirigentes blancos son conocedores de que los números están ahí y que son inflexibles. Dicen que se necesita vender jugadores para equilibrar balances, cuentas, dar tranquilidad social, pero sin descuidar lo deportivo. En cuanto a gastos hay que ahorrar 80 millones de euros, ya en caso contrario el club no cubriría el presupuesto marcado. Hay preocupación, pero a su vez control de la situación.

En eso de los posibles traspasos, no hay lista de salidas ni nada por el estilo, pero sí se puede afirmar que todos los jugadores tienen un precio. Nadie ni nada escapa al momento actual que atraviesa el mercado. El entrenador, ya sea Zidane o cualquier otro, tendrá que decir mucho. pero debe asumir desde el principio el proyecto de la entidad de la apuesta por jóvenes talentos, a los que hay que cuidar y dar confianza para su crecimiento.

El cómo ha afrontado las renovaciones de Luka Modric, Lucas Vázquez y Sergio Ramos, es la gran demostración de lo que se avecina. Postura firme y dura del club a la hora de sentearse a negociar. Propuesta hecha y no aceptada, salvo en el caso del croata.

La necesidad de la venta de activos deportivos, en cuanto a dinero a recaudar, estará directamente relacionada con la rebaja de sueldo que jugadores y club están pactando de manera individual, tras no lograr un acuerdo colectivo. Los jugadores se negaron como grupo, algo que sí hicieron en el pasado mes de abril.

Jovic y Odegaard en su salida del club como cedidos, han sido los pimeros en dar el si a la rebaja social, algo que también han hecho otros tras un primer contacto con los dirigentes blancos.

Un final de ciclo y el inicio del siguiente debe llegar con caras nuevas de manera inevitable. Las salidas deben dar estabilidad económica y servir para retomar el sitio deportivo, que, por cierto, todavía puede recuperar sin son capaces de luchar por Liga y por la Champions.En la mano de los jugadores está, esos mismos que debe hacerse valer para asegurar su continuidad.

bookmark_borderOdegaard, la última víctima de la ‘dictadura’ de Modric, Kroos y Casemiro

Odegaard ultima su marcha al Arsenal. Si no hay sorpresas se irá cedido y confirmando la estampida de los últimos años de los distintos medios que han ido tirando la toalla ante la dictadura de la medular titular del Real Madrid desde hace ya seis años. Pero más allá de los que se han ido, la realidad es que para esta temporada Zidane se queda solo con cinco medios. Además de estos tres jugadores, Valverde e Isco, que, por cierto, pidió salir en enero si había alguna oferta pero que ha visto truncada cualquier posibilidad dado que con la salida de Odegaard la medular se queda muy debilitada y más para lo que queda.

Odegaard es la cuarta víctima que se cobra la medular titular. El noruego ha visto cómo ha ido pasando al olvido. Pese a que fue titular en el primer partido de Liga en Anoeta, la apuesta de Zidane se fue diluyendo. La idea del francés fue colocar a Martin muy arriba, casi por detrás del punta, lo que perjudicaba sobre todo a Modric o incluso Kroos. Los dos se han ido imponiendo y el noruego ha ido desapareciendo. Valverde ha entrado antes que Odegaard, que no entró en las quinielas para jugar más arriba aún.

Illarramendi se topó con Casemiro

Illarramendi fue el primero que claudicó. Fue sobre todo Casemiro quien le hizo tirar la toalla. Llegó como titular y el brasileño se marchó cedido a la Real, pero con el regreso de Case tras su cesión al Oporto, Illara hizo las maletas de regreso a casa tras dos años irregulares, sobre todo el segundo, aunque no estuviera Casemiro.

Kovacic, una gran alternativa, pero no le bastó

Kovacic llegó ante la crisis económica en el Inter. Estuvo en las tres Champions de Zidane y tuvo momentos destacados, pero casi siempre por alguna lesión, bien de Casemiro o de Modric. Se marchó cedido al Chelsea, pudo regresar al año siguiente pero el Madrid optó por hacer caja y aceptó un traspaso por 45 millones, ya con Zidane de vuelta.

Ceballos no enamoró a Zidane

El Madrid siguió buscando en el mercado medios que pudieran competir con el trío de la medular o ser alternativas. Ceballos vino del Betis por 18 millones. Esta es su segunda temporada cedido en el Arsenal ya que no cuenta para Zidane. Tampoco cuajó con Lopetegui y su estilo no encajaba en la idea del francés, una vez de regreso al banquillo. Fueron dos años de blanco y mientras esté el francés y la actual medular pueden ser más. El francés apostó también antes por Isco para un jugador de ese perfil.

Llorente explota en el Atlético

El último caso más sonado ha sido el de Marcos Llorente, que se ha destapado además en el Atlético como un llegador, aunque en el Madrid competía más con los medios y sobre todo con Casemiro. El año pasado coincidió con Zidane y tras 20 partidos el club decidió venderle pese a que no había otro jugador del perfil de Casemiro. Llorente tampoco había cuajado con Lopetegui pero Solari sí que le dio la oportunidad y se vio que era más que aprovechable en aquel partido de Champions en Roma, donde mostró su buen estado de forma pese a su inactividad. El canterano confesó que Zidane le dejó claro que era mejor buscarse un equipo.

bookmark_borderLa extraña situación de Valverde y Odegaard

Pasan los partidos y uno no recupera el sitio y el otro no lo encuentra. Valverde y Odegaard eran las dos grandes apuestas del Real Madrid para la presente temporada, pero el uruguayo ha dejado de ser decisivo y el noruego no aparece por ningún lado. Al madridismo le gustaría ver más a uno y a otro, pero Zidane considera que no es el momento de ninguno de los dos.

Federico Valverde fue la mejor noticia del Real Madrid hasta el parón provocado por la pandemia durante la pasada temporada. Hace justo un año fue proclamado como el mejor jugador de la Supercopa de España. Zinedine Zidane apostó por el uruguayo y por su fútbol vertical, ese que le sirvió para jugar hasta de extremo y para asombrar a todos. .

Martin Odegaard llegó como único refuerzo veraniego para el Real Madrid y lo hizo tras petición expresa del técnico francés, tanto que el segundo año de cesión en la Real Sociedad saltó por los aires. De sensación de LaLiga a pasar inadvertido en su primera temporada en el club blanco y convertirse en el sexto centrocampista del equipo madridista con cinco minutos en los últimos cinco partidos.

Uno y otro viven situaciones complicadas y difíciles de entender. Desde el club siguen confiando ciegamente en ellos y en lo que pueden aportar, pero el técnico francés no parece pensar lo mismo, tal y como demuestran los números de uno y otro. Valverde, al menos, mantiene el estatus de cuarto centrocampista y se convierte en el recambio habitual cuando hay alguna baja en el trío formado por Modric, Kroos o Casemiro.

La confianza que derrochaba hace doce meses nada tiene que ver con la falta de seguridad de ahora. La poderosa zancada que lució durante semanas no termina de aparecer. Ha perdido el sitio en el equipo titular, pero pese a ello es una clara apuesta de futuro de la entidad madridista. Cierto es que su rendimiento en los últimos partidos de la pasada campaña no fue el mismo al de los primeros dos meses de 2020, pero en esta campaña parecía haber recuperado ese vigor en su juego, ese que tanto necesita el Real Madrid.

La realidad dice que desde la lesión que suifrió en el mes de noviembre, Zidane tan solo le ha dado la titularidad ante las ausencias de Modric o Casemiro. El resto de partidos, suplente y con escasa presencia. Valverde admitió que en algunos momentos de la temporada más tuvo que arriegar más en su juego y que eso le terminó por penalizar, circunstancia que no se da en estos momentos ante la ausencia de protagonismo.

Odegaard ha pasado a ser testimonial. Su última titularidad fue ante el Shakhtar y la sensación que transmite su reiterada ausencia es que fue el culpable de aquel traspié, que después quedó en nada. Animicamente se encuentra tocado y más al comprobar como ha pasado a ser el sexto centrocampista tras Isco, jugador que ha pedido resolver su futuro como madridista y que Zidane se empeña en recuperar. De manera incomprensible, el noruego no tiene oportunidad alguna.

Lo que parece claro es que la base del once para el entrenador vuelve a estar formada por los veteranos, por la vieja guardia, esa que le llevó a la conquista de sus mayores logros. La buena racha de resultados llevó al técnico a no hacer cambio alguno, no tocando lo que funciona como máxima, pero ahora las circunstancias son otras.

El problema es que dos de las valores de futuro del club, pierden peso y valor, algo que no termina de ser muy bien comprendido desde la dirección deportiva del club, que esperaba mucho más de ambos, algo complicado si no juegan.

bookmark_borderCon el regreso de Kroos, vuelve el puzzle de Zidane en el centro del campo

Algo más de 40 minutos le duró a Zidane su pleno de centrocampistas. Pudo disponer de todos ellos por primera vez ante el Betis el 26 de septiembre, pero la lesión de Kroos poco antes del descanso le volvió a desmontar el puzzle del centro del campo hasta ahora. Antes ya le faltó la pieza de Isco en la primera jornada ante la Real Sociedad, también por lesión.

El caso es que tres semanas después, si ningún otro contratiempo lo impide, Zidane podrá disponer de todas sus fichas de la medular para sus cábalas en la medular. Recuperado Kroos (jugó unos minutos ya con Alemania), el técnico dispone de toda su nómina de centrocampistas: Kroos, Modric, Casemiro, Valverde, Odegaard e Isco. Seis jugadores para tres o cuatro plazas en la medular en función del sistema por el que apuesta ZZ.

Buen momento para disponer de todos ellos porque el calendario se pone cuesta arriba tras el parón. Vuelve la Champions y las rotaciones serán más necesarias que nunca. Más en una posición en la que el Real Madrid no anda especialmente sobrado. Hasta el próximo parón de selecciones, siete compromisos tendrán los blancos, tres de ellos de Champions y un Clásico de por medio en Liga.

En el último partido ante el Levante, Modric, Casemiro y Valverde formaron el tridente en la medular. Ahora mimo son los tres centrocampistas más en forma del equipo blanco. Especialmente bien está Modric, que ha disputado todos los encuentros. Valverde también ha dado un paso al frente y se ha consolidado en el once con tres buenas actuaciones de titular tras su suplencia inicial en Anoeta, como Casemiro.

La única vez que Zidane los tuvo a todos disponibles apostó por un sistema con cuatro centrocampistas y dos delanteros en el Villamarín. Jugó con Kroos, Valverde, Casemiro y Odegaard de inicio, con Jovic y Benzema en ataque. La disponibilidad de todos ellos condiciona al técnico, que no tiene nada claras las cosas en ataque más allá de Benzema, el buen momento de Vinícius y la reaparición de Asensio.

Zidane confía al máximo en la fortaleza de su centro del campo. El año pasado sin ir más lejos, los alineó a todos de golpe cuando se le acumularon las bajas de sus delanteros. Ahora podrá disponer de todos ellos para encajar las piezas del particular puzzle que tiene que montar en los próximos partidos. Mucha competencia partido tras partido, pero habrá minutos para todos. De hecho, si todo fuese bien a nivel de contratiempos físicos, el técnico podría alinear un centro del campo diferente en cada compromiso en un sistema de tres medios.

Todo un lujo para Zidane, que deberá gestionar a sus centrocampistas de la mejor manera posible. Más teniendo en cuenta que no tiene a todos al mismo nivel. Casemiro, Modric y Valverde parecen haber cogido velocidad de crucero, pero Kroos sale de una lesión e Isco y Odegaard están pendientes de encontrar su mejor nivel de juego.

bookmark_borderLos mejores fichajes de una Liga low cost

LaLiga de los recortes arranca este sábado con pocos fichajes de relumbrón y el menor gasto en muchos años. Sólo 288,4 millones de euros en refuerzos y muchos de estos procedentes de operaciones ya cerradas en el pasado como Álvaro Morata (56 millones al Chelsea) y otras de trueques como el fichaje de Pjanic por el Barça (60 millones en la operación Arthur con la Juventus).

Ocho equipos no se han gastado ni un euro este verano. Empezando por el campeón, el Real Madrid y acabando los recién ascendidos Elche y Huesca. Un síntoma claro de que la crisis del coronavirus ha impactado de lleno en nuestro fútbol. Algo que contrasta con la Premier, donde se ha invertido el triple en fichajes que en España: 825 millones de euros.

El caso más significativo ha sido el Valencia, que ha puesto en marcha un proceso de reducción salarial con salidas de las fichas más altas (Parejo, Rodrigo, Coquelin…) y traspasos por valor de 59,5 millones.

Es curioso que el Cádiz es el séptimo club que más ha invertido en fichajes, ya que tuvo que asumir con el ascenso las opciones de compra de los cedidos Álvaro Giménez, Choco Lozano, Alejo, Pombo y Malbasic. En total, 9,4 millones de euros.

Vuelve a Chamartín la eterna promesa del Real Madrid, ese jugador que el respetable madridista ansía ver desde que fichara en enero de 2015. Todos hemos sido testigos de la evolución del Noruego. Martin se lo a tenido que curtir. Heerenveen, Vitesse y finalmente Real Sociedad… ¡Qué temporadón! 36 partidos, siete goles y nueve asistencias que le han abierto por fin las puertas del Santiago Bernabéu.

Zinedine Zidane ya sabe lo que el medio puede dar. Equilibrio, excelente manejo del balón, gusto por dirigir el juego ofensivo del equipo, verticalidad, visión y buen disparo, lo definen… Espectacular. Es el recambio ideal para un Luka Modric, al que le conviene ya dosificarse.

El Bosnio llega a un FC Barcelona en plena reestructuración. Fue parte del cambio de cromos con la Juventus. Arthur emigró a Turín y Pjanic aterrizó el la Ciudad Condal. Sin duda, será clave para el nuevo sistema de juego que propondrá Ronald Koeman, basado en un doble pivote. Tiene un muy buen trato del balón y juega por delante de la defensa para poder manejar el tempo del encuentro.

Goza de un potentísimo disparo y es todo un experto a balón parado. Rebosa gen Barça por los cuatro costados. La pasada campaña, no fue su mejor temporada, disputó 43 partidos en los que anotó tres goles y repartió ocho asistencias. ¿Le dejará Leo Messi tirar alguna falta?

No ha llegado al FC Barcelona como un proyecto de futuro, sino como una realidad. El club azulgrana pagó 31 ‘kilos’ al Sporting de Braga en enero para hacerse con los servicios de esta joya portuguesa. Es muy similar al primer Cristiano Ronaldo. Extremo, alto (1,85), fino, regateardor, eléctrico y más pasador que goleador.

Puede actuar en todo el frente de ataque, pero está más cómodo en la derecha, para cortar hacia el centro, ya que es zurdo. A Ronald Koeman le gustan los extremos de su estilo, con lo que tiene todo para entrar en los planes del nuevo míster.

Su gran temporada y sus 9 goles en el Leganés, no le sirvieron para evitar el descenso del conjunto pepinero, pero si para llamar la atención del Seleccionador Luis Enrique, que le convocó para los partidos ante Alemania y Ucrania.

El Sevilla ha pagado 13 millones al Real Madrid, que no contaba con él, por un jugador que puede actuar de medio ofensivo o extremo, que atesora una gran habilidad y con visión de juego. Su especialidad, el balón parado. Tal es su eficacia, que el año pasado quedó segundo máximo anotador de libres directos de las cinco grandes ligas, sólo por detrás de un tal Leo Messi, con cuatro goles.

Poca carta de presentación necesita el Croata. Primer sacrificado de Koeman, primer gran éxito de Monchi. 1,5 más 9 en variables… una auténtica ganga. Sevilla es ‘su ciudad’, por lo que a penas necesitará tiempo de adaptación.

La marcha de Banega priva al equipo de Lopetegui de creatividad, pero con la llegada de Rakitic ganan en intensidad y llegada. Dos perfiles diferentes, pero no cabe duda de que el medio dirigirá en centro de operaciones de los de Nervión. Todo un acierto el fichaje de Ivan, que vuelve al un Sevilla campeón, igual que cuando se marchó.

El fichaje del de Coslada por el Villarreal como agente libre es uno de los ‘chollos’ del mercado. Llega a un equipo repleto de jugones, y el será el periscopio del nuevo proyecto de Unai Emery en el submarino amarillo.

Por diversas circunstancias tuvo que abandonar Valencia entre lágrimas, pero no se fue muy lejos, pese a tener otras ofertas. El excapitán Che conoce LaLiga a la perfección, 351 partidos, 62 goles y 58 asistencias lo avalan. Se van a poner las botas Bacca, Gerard Moreno y Paco Alcácer.

Media Liga andaba detrás de la cesión del Japonés. Finalmente, tanto a él, como al Real Madrid les convenció la propuesta del Villarreal. Su llegada a Castellón desató la locura en una afición que está muy ilusionada.

Kubo quiere crecer, y el submarino amarillo es el lugar indicado. Es un habilidoso del balón, ama el regate y la conducción desde banda cortando al interior. Goza también de un gran disparo, aun que no es muy goleador. Cuatro goles y cinco asistencias en su debut en Primera División no evitaron el descenso del Mallorca.

¿Qué decir del mago de Arguineguin?, con permiso de Don Juan Carlos Valerón. Fue el fichaje random de lo que va de verano. Cuando todo hacía indicar que se iba a la Lazio, puso rumbo a San Sebastián. No le sedujo la idea de un último gran contrato tras su desvinculación del Manchester City.

bookmark_borderEl compromiso de Odegaard ante Zidane para volver a ganar en Europa

Martin Odegaard está preparado para el reto que Zinedine Zidane le ha puesto por delante. El francés le ha abierto la puerta del vestuario del Real Madrid y el centrocampista ha querido aprovechar el tiempo que ha tenido durante el verano para llegar a tope, recuperarse de los problemas que tenía en una de sus rodillas y en una forma óptima, como si el próximo fin de semana empezara de nuevo la competición.

El ex de la Real Sociedad no ha querido dejar pasar la oportunidad y se ha preparado a conciencia desde el mismo momento en el que terminó su participación en Liga con el equipo donostiarra. Ni un segundo. Incluso se concentró durante unos días en el Centro de Alto Rendimiento de Sierra Nevada, aprovechando la altitud para recuperar tono físico después de una temporada muy cargada.

Sin selección

Convocado por su selección para jugar ante Austria e Irlanda del Norte, finalmente Odegaard ha quedado liberado de dicha convocatoria para quedarse a trabajar y dejar atrás por completo las molestias que arrastra en la rodilla derecha. Una decisión tomada esta mañana tras acudir a Valdebebas para someterse a una revisión.

Si Zidane ha sido el artífice de su regreso a la entidad madridista, los dirigentes blancos confían ciegamente en el noruego y en lo que representa la llegada con todos los honores al primer equipo.

Odegaard, junto a Asensio, fue el motor de arranque de esa tendencia de fichar jóvenes talentos en busca de jugadores válidos para el primer equipo y con los que poder luchar contra el creciente dominio económico de los equipos estado.

El internacional noruego será la única cara nueva del Real Madrid 20-21 a la espera de algún que otro movimiento antes del 4 de octubre, día en el que se cierra el mercado. No está previsto, pero si la operación salida es la que esperan los dirigentes, algo podría aparecer en el mercado. Mientras eso sucede, el centrocamìsta va a ser la única novedad que presente el campeón de Liga para revalidar el título y volver a ser el equipo dominante en Europa que ha dejado de serlo en las dos últimas campañas.

Todo apunta a que el centrocampista jugará un papel importante en el actual Real Madrid. Zidane lo ha reclamado en busca de esa alegría y vitalidad perdida en la medular. El francés fue claro cuando llamó a Odegaard para decirle que contaba con él y que olvidara aquello de seguir un año más como cedido.

La del centrocampista ha sido una obra de orfebrería del club blanco y primer gran movimiento del departamento de internacional capitaneado por Juni Calafat. Fichado unos días antes de cumplir 16 años, cinco años y medio después llega al primer equipo y lo hace como el encargado de dar al equipo blanco lo que le ha faltado en los ultimas dos temporadas, vigor y fuerza en el centro del campo, algo tan necesario en la Europa actual. Casemiro, Kroos, Modric, Valverde e Isco tienen un nuevo socio para reinar en Europa.

bookmark_borderOdegaard se pone a la altura de Kroos, Modric y Valverde

Martin Odegaard ha dejado de ser una promesa y está ‘al punto’ para jugar en el Real Madrid. Su temporada en la Real Sociedad ha confirmado a un jugador pleno, de criterio y despliegue, eje del juego y arma en el ataque, donde saca brillo a su conducción, a su visión para el pase filtrado y a su disparo. “Odegaard es casi como un robot; está listo para jugar en el Madrid”, declaró la pasada semana Leonid Slutski, su extécnico en el Vitesse holandés. Una opinión que la estadística corrobora. Con 21 años, los números del noruego con el equipo donostiarra los firmaría cualquier titular madridista. No tienen nada que envidiar a los informes de Kroos, Modric (en el club ven a Martin como el sustituto perfecto del croata, que ya tiene 34 años) y Fede Valverde, tres jugadores básicos para Zidane en la media (Casemiro, innegociable, desempeña una función muy distinta a la de Odegaard, interior).

En la parte inferior pueden ver la comparativa entre los cuatro jugadores. Es Kroos quien lidera la mayor parte de los apartados (mejor promedio de recuperaciones, pérdidas, porcentaje de pases buenos, remates y remates a puerta, ocasiones creadas…), pero Odegaard se aproxima mucho a la aportación del alemán. Su media de recuperaciones (un balón cada 14 minutos de Kroos por uno cada 15’ de Martin), de remates (uno cada 42’ frente a cada 49’), de disparos a puerta (cada 128’ y cada 134’) y de ocasiones creadas (cada 32’ del ex del Bayern y Odegaard cada 36’) son muy similares y mejoran los datos de Modric y Valverde. Incluso el noruego lidera algunos conceptos. Necesita menos minutos para marcar (cada 344’) y para asistir (cada 301) y es el que promedia más acciones en el área rival (cada 31’)… El niño ha pegado el estirón.

Su llegada a la Real Sociedad ha sido clave en esta explosión. El noruego ha caído de pie en Donostia y la filosofía de Imanol y el entorno del equipo le ha sentado como un guante. Un premio para un jugador que ha demostrado una capacidad de resistencia admirable. Desde muy joven soportó una presión tremenda y eso le hizo madurar muy pronto. «Su capacidad de manejar los contratiempos es enorme. Mientras otros futbolistas requieren una semana entera o necesitan un nuevo partido para mejorar su autoestima, él se recupera rápidamente», declaró su psicólogo Klaus Pettersen. Después de que su padre lo comenzase a moldear y a ‘exhibir’ por media Europa, el Madrid le presentó en enero de 2015 ante los medios de comunicación, escoltado por Emilio Butragueño, como una de las grandes promesas del fútbol, aunque su salario era galáctico: para eliminar al Bayern de la carrera por su fichaje, el Madrid le prometió 3,5 millones brutos por temporada (dos millones netos), algo que causó fricciones con sus nuevos compañeros del Castilla y le cargó de presión y recelos. Luego el club blanco, su padre y el jugador decidieron que lo mejor sería salir cedido para coger vuelo. Así, en 2017 comenzó a encadenar préstamos. Primero al Heerenveen, donde vivió más curvas, y después al Vitesse, donde comenzó a adquirir tono de gran futbolista. 11 goles, 12 asistencias en 39 partidos fueron sus números. Pero más allá de estadísticas allí adquirió una mayor madurez física y futbolística, sumando a su capacidad asociativa una mayor velocidad y capacidad de regate.

Aquel ‘pequeño’ que fichó el Madrid ya no era tal, pero en Chamartín eran conscientes de que no tenía hueco en una plantilla en la que están Isco, Asensio, Modric, Kroos, Valverde… Por eso, se tomó tal vez una decisión que ha sido clave en la carrera de Martin: cederle a la Real Sociedad. En Donostia ha terminado de hacerse y ahora está a la altura de todo un Real Madrid. En el Bernabéu están convencidos de que tiene un hueco en la próxima plantilla. Eso sí, como informó AS el pasado 4 de abril, el jugador tendrá la última palabra. Seguir cedido (la Real firmó un préstamo de un año, pero aspira a tenerle otro más) o formar parte de un proyecto madridista en el que no desentonaría. Al menos eso dicen sus números de esta temporada.

COMPARATIVA ENTRE ODEGAARD Y KROOS, MODRIC Y VALVERDE
KROOS ODEGAARD MODRIC VALVERDE
PARTIDOS JUGADOS 33 28 30 32
PARTIDOS COMO TITULAR 32 27 19 23
MINUTOS JUGADOS 2.702 2.414 1.905 2.068
GOLES 5 (cada 540 min.) 7 (cada 344′) 5 (cada 381′) 2 (cada 1.034)
ASISTENCIAS 8 (cada 337′) 8 (cada 331′) 4 (cada 476′) 4 (cada 517′)
RECUPERACIONES 191 (cada 14′) 154 (cada 15′) 131 (cada 14′) 136 (cada 15′)
BALONES PERDIDOS 319 (cada 8′) 457 (cada 5′) 299 (cada 6′) 232 (cada 8′)
REMATES 63 (cada 42′) 49 (cada 49′) 33 (cada 57′) 30 (cada 68′)
REMATES A PUERTA 21 (cada 128′) 18 (cada 134′) 13 (cada 146′) 12 (cada 172′)
% PASES BUENOS 93,7% 84,1% 88,9% 89,1%
OCASIONES CREADAS 84 (cada 32′) 67 (cada 36′) 42 (cada 45′) 27 (cada 76′)
ACCIONES EN ÁREA RIVAL 43 (cada 62′) 76 (cada 31′) 52 (cada 36′) 35 (cada 59′)
FALTAS COMETIDAS 24 (cada 112′) 28 (cada 86′) 28 (cada 68′) 27 (cada 76′)
FALTAS SUFRIDAS 47 (cada 57′) 31 (cada 77′) 27 (cada 70′) 12 (cada 172′)
Fuente: O