bookmark_borderCompetición ‘pasa’ de las alegaciones del Real Madrid y no retira la amarilla a Modric

El Comité de Competición ha decidido mantener la tarjeta que Luka Modric vio en Balaídos y que tanto enfado provocó en el Real Madrid. El club blanco envió a Competición un vídeo mostrando que el jugador del Madrid se limitó a dar un pase a Lucas Vázquez, pero desde el organismo sancionador entienden que no se puede retirar la amarilla y que el recurso presentado por el Madrid en este caso es insuficiente, pues no termina de demostrar que el acta está mal redactada. Así que Competición ha decidido mantener la amarilla y sancionar al Madrid con la multa de 180 euros que acompaña siempre a cada amonestación.

«Primero: El Club alegante señala en su escrito que concurre un error material manifiesto en el acta arbitral, en cuanto de la pruebas videográfica y gráficas aportadas resulta que no existe la acción descrita el acta, esto es que el jugador amonestado tras tener la posesión del balón y realizar un pase lateral, se resbala, siendo el jugador contrario en que impacta con él, sin que se produzca en modo alguno un derribo del contrario y menos de forma temeraria. Por ello solicita que se deje sin efecto tal amonestación.
Segundo: Constituye un criterio reiterado de este Comité de Competición, el que la apreciación de un error material manifiesto en el acta arbitral exige la aportación de elementos de prueba que de forma inequívoca, más allá de toda duda razonable, acredite bien la inexistencia del hecho reflejado en el acta o bien su patente arbitrariedad. No concurre ninguno de estos supuestos en el caso que nos ocupa, puesto que derivándose de forma patente de las imágenes aportadas la existencia de contacto entre el jugador amonestado y el jugador adversario en el lance de juego al que se refiere el acta, no puede este Comité considerar desvirtuada la presunción de veracidad de la misma, siendo en todo caso la apreciación de si concurre o no una acción temeraria y si hay o no un derribo punible cuestiones en las que el criterio técnico del colegiado no puede ser sustituido por el muy respetable que sostiene dicho club o por el que pudiera tener el propio Comité. Por ello procede desestimar las alegaciones formuladas«

bookmark_borderLa historia interminable de Luka Modric: 135 partidos con Croacia, 180 minutos… y descanso ante Malta

Luka Modric añadió una nueva muesca a su brillante currículum deportivo. El medio del Real Madrid disputó ante Chipre su partido oficial número 135 con Croacia, superando el récord que detentaba Dario Srna. Luka cumple así su sueño de seguir haciendo historia con su selección, a la que llevó al subcampeonato del mundo en la cita de Rusia 2018.

Modric, de 35 años, atraviesa una segunda juventud en una carrera profesional que inició en 2003 en las filas del Zrinjski Mostar croata. Sólo tres años después, el 1 de marzo de 2006, debutó con la selección absoluta de su país, en un partido contra Argentina que el combinado balcánico ganó por 3-2. Con su país ha disputado tres Mundiales y tres Eurocopas, que el futbolista de Zardar espera ampliar en las próximas citas de la Euro 2020 y Qatar 2022.

Su mayor logro fue el subcampeonato del mundo que alcanzó en Rusia 2018, torneo en el que fue elegido mejor futbolista del torneo y que supuso el trampolín definitivo a la mayor conquista individual de su carrera, el Balón de Oro que recibió en el invierno de ese mismo año, y que también premió en cierto modo su contribución al ciclo imperial del Real Madrid en la Copa de Europa, con cuatro títulos entre 2014 y 2018.

Modric celebró su récord con una victoria ante Chipre (1-0) que alivia a Croacia tras la derrota ante Eslovenia, también por la mínima. El madridista jugó los dos partidos completos: 180 minutos. En principio, descansará el martes ante Malta.

Con su récord de internacionalidades por Croacia, Modric cumple uno de los retos que se había marcado para la recta final de su carrera al tiempo que se prepara para el otro gran desafío en su horizonte, que no es otro que retirarse en el Madrid. Con un acuerdo para seguir de blanco hasta 2022, Modric, pese a su edad, sigue siendo una pieza clave en los esquemas de Zinedine Zidane, hasta el punto de ser el tercer jugador más utilizado por el técnico blanco. Y todo ello en una temporada en la que la llegada de Odegaard parecía amenazar la jerarquía del futbolista de Zadar.

Nada más lejos de la realidad. Modric no ha hecho sino incrementar su importancia en el Madrid, lo que obligó al noruego a hacer nuevamente las maletas en busca de un destino que le ofreciera los minutos que Modric le negaba en Madrid.

bookmark_borderModric tendrá descanso: no jugará el partido de Croacia contra Malta

El seleccionador croata, Zlatko Dalic, ha decidido que el madridista e internacional croata Luka Modric debe descansar este martes, por lo que no jugará en el partido de clasificación para la Copa Mundial contra Malta en Rijeka, informó este lunes el portal croata Index.

Modric disputó 180 minutos en los dos partidos anteriores, contra Eslovenia (Croacia perdió 1-0) y frente a Chipre (ganó 1-0). En ese último encuentro, disputado el sábado, el centrocampista logró un récord entre los internacionales croatas, al haber jugado 135 veces con la selección nacional desde que empezó a vestir el color rojiblanco, en marzo de 2006.

El capitán de la selección croata -que actualmente es tercera en el grupo H de clasificaciones para el Mundial, detrás de Rusia y Eslovenia- jugó en tres Mundiales y tres Eurocopas.

bookmark_borderUn ataque inexistente

El Real Madrid sigue sin pólvora. Tuvieron que aparecer Kroos, con un gran pase, y Casemiro, de cabeza, para salvar al equipo blanco contra el Valladolid. El déficit ofensivo es evidente y sin Benzema, lesionado, se ha agravado. Sigue costando mucho ver puerta y ni siquiera el control de la posesión asegura peligro. En el José Zorrilla, el Madrid tuvo un 65% de posesión, pero sólo disparó entre los tres palos en dos ocasiones y no lo hicieron ninguno de sus delanteros (Casemiro y Lucas). Hay que sumarle otros cinco tiros que no vieron puerta.

Zidane apostó por ViniciusAsensio y Mariano en ataque, y ninguno de los tres asumió galones. Vini fue de más a menos. Encaró a su lateral en un par de ocasiones en los primero 20 minutos, pero sin generar peligro. Después de eso, fue desapareciendo. Asensio entró muy poco en juego y con poco acierto. Anclarlo en la banda no le beneficia y se nota. Por último, Mariano no aprovechó su oportunidad sustituyendo a Benzema. Si bien se le vio incisivo, con ganas de generar problemas a la defensa rival, en ningún momento pudo hacerlo. Marcó dos goles, pero ambos en fuera de juego.

Los tres fueron sustituidos a la vez. La falta de creatividad en ataque desesperó a Zidane, que acabó retirándolos en el 66′ por IscoArribas y Hugo Duro. Al triple cambio lo acompaño un cambio de sistema: del 4-3-3 al 5-4-1. «Necesitabamos aportar más por las bandas» argumentó el entrenador.

En ataque, al Madrid volvió a sostenerlo su centro del campo. No sólo por el gol, formulado entre Kroos y Casemiro, sino también por el juego. Faltó algo de ritmo en algunos tramos del partido, pero maniataron al Valladolid durante gran parte del partido mediante el control de la pelota. En total se completaron 551 pases y 181 los hicieron Casemiro, Kroos y Modric. El acierto fue del 87%.

El trio que forman el brasileño, el alemán y el croata es fundamental para el entrenador desde hace años, y esta temporada no iba a ser menos. Son de los futbolistas que más minutos han jugado (suman 6.800′ entre los tres). También han aportado mucho en ataque: han participado en 23 goles de los 47 goles del equipo, anotando (12) o asistiendo (11). Zidane reza porque a ninguno de ellos les agarre un resfriado en los meses que quedan de competición. Sin ellos, los títulos podrían convertirse en un imposible.

bookmark_borderReal Madrid Renovaciones: una política inflexible hasta que se salga de la crisis

Florentino Pérez sabe lo que tiene que hacer. La situación sanitaria ha derivado en una crisis económica que está sacudiendo al fútbol. El Real Madrid ha reducido el presupuesto proyectado en 300 millones de euros y el ahorro ha alcanzado a todos los departamentos del club, empezando con los fichajes, la plantilla, los posibles refuerzos y las renovaciones de contrato.

La entidad madridista se ha visto obligada a tomar decisiones. Algunas las han afrontado con tiempo, antes de que la pandemia apareciera, e incluso fueron criticadas, pero el tiempo ha dado la razón a esa toma de decisiones de cierta austeridad, en especial a lo que quisieron llamar como ‘escala salarial’.

La tensión económica es inevitable, pero lo que tienen claro desde la zona noble del Santiago Bernabéu es que no van a poner en peligro la estabilidad del club bajo ningún concepto. Ni en fichajes, ni en renovaciones. Ya lo han demostrado y todo sigue por la línea marcada desde hace meses e incluso de Cristiano Ronaldo salió con dirección a la Juventus.

Sin fichajes

Todo, como la ausencia de fichajes del pasado verano, obedece a una estrategia para luchar contra la crisis. No es un capricho, ni una decisión por tratarse de estos jugadores. Modric sí aceptó una renovación a la baja, pero ni Lucas Vázquez ni Ramos dan el sí a las condiciones ofrecidas. La vuelta de los aficionados a los estadios es la clave para la recuperación económica y el regreso a la normalidad. Cara al verano de 2022 hasta seis jugadores terminarían contrato. La toma de decisiones llegarán más adelante.

Varane, Benzema y Nacho son los tres jugadores que los dirigentes de la entidad tendría en mente renovar, pero, como decimos, supeditado a la situación económica. Marcelo, Isco y Bale no tendrán esa oportunidad de ampliar vínculo con el equipo madridista.

bookmark_borderLa venta de jugadores, primer paso en la gran transformación del Real Madrid

En el Real Madrid tienen muy claro que el próximo verano debe servir de punto de inflexión que sirva para dar un cambio general al equipo, introducir caras nuevas, que traigan energía renovada a un vestuario que si es menester será pintado para que todo sepa y huela a estrenar cara a la temporada 21-22. Savia nueva. Los cambios que se avecinan no se quedarán tan solo en el verde. La transformación será grande y profunda, pero marcada también por la situación económica del fútbol en general y del Real Madrid en particular. Sin prisa, pero sin pausa es la máxima que están aplicando desde ya en la zona noble blanca. La búsqueda de talento ya se ha iniciado, sin descartar alguna operación de las de antes siempre y cuando impere la cordura económica.

Los dirigentes blancos son conocedores de que los números están ahí y que son inflexibles. Dicen que se necesita vender jugadores para equilibrar balances, cuentas, dar tranquilidad social, pero sin descuidar lo deportivo. En cuanto a gastos hay que ahorrar 80 millones de euros, ya en caso contrario el club no cubriría el presupuesto marcado. Hay preocupación, pero a su vez control de la situación.

En eso de los posibles traspasos, no hay lista de salidas ni nada por el estilo, pero sí se puede afirmar que todos los jugadores tienen un precio. Nadie ni nada escapa al momento actual que atraviesa el mercado. El entrenador, ya sea Zidane o cualquier otro, tendrá que decir mucho. pero debe asumir desde el principio el proyecto de la entidad de la apuesta por jóvenes talentos, a los que hay que cuidar y dar confianza para su crecimiento.

El cómo ha afrontado las renovaciones de Luka Modric, Lucas Vázquez y Sergio Ramos, es la gran demostración de lo que se avecina. Postura firme y dura del club a la hora de sentearse a negociar. Propuesta hecha y no aceptada, salvo en el caso del croata.

La necesidad de la venta de activos deportivos, en cuanto a dinero a recaudar, estará directamente relacionada con la rebaja de sueldo que jugadores y club están pactando de manera individual, tras no lograr un acuerdo colectivo. Los jugadores se negaron como grupo, algo que sí hicieron en el pasado mes de abril.

Jovic y Odegaard en su salida del club como cedidos, han sido los pimeros en dar el si a la rebaja social, algo que también han hecho otros tras un primer contacto con los dirigentes blancos.

Un final de ciclo y el inicio del siguiente debe llegar con caras nuevas de manera inevitable. Las salidas deben dar estabilidad económica y servir para retomar el sitio deportivo, que, por cierto, todavía puede recuperar sin son capaces de luchar por Liga y por la Champions.En la mano de los jugadores está, esos mismos que debe hacerse valer para asegurar su continuidad.

bookmark_borderOdegaard, la última víctima de la ‘dictadura’ de Modric, Kroos y Casemiro

Odegaard ultima su marcha al Arsenal. Si no hay sorpresas se irá cedido y confirmando la estampida de los últimos años de los distintos medios que han ido tirando la toalla ante la dictadura de la medular titular del Real Madrid desde hace ya seis años. Pero más allá de los que se han ido, la realidad es que para esta temporada Zidane se queda solo con cinco medios. Además de estos tres jugadores, Valverde e Isco, que, por cierto, pidió salir en enero si había alguna oferta pero que ha visto truncada cualquier posibilidad dado que con la salida de Odegaard la medular se queda muy debilitada y más para lo que queda.

Odegaard es la cuarta víctima que se cobra la medular titular. El noruego ha visto cómo ha ido pasando al olvido. Pese a que fue titular en el primer partido de Liga en Anoeta, la apuesta de Zidane se fue diluyendo. La idea del francés fue colocar a Martin muy arriba, casi por detrás del punta, lo que perjudicaba sobre todo a Modric o incluso Kroos. Los dos se han ido imponiendo y el noruego ha ido desapareciendo. Valverde ha entrado antes que Odegaard, que no entró en las quinielas para jugar más arriba aún.

Illarramendi se topó con Casemiro

Illarramendi fue el primero que claudicó. Fue sobre todo Casemiro quien le hizo tirar la toalla. Llegó como titular y el brasileño se marchó cedido a la Real, pero con el regreso de Case tras su cesión al Oporto, Illara hizo las maletas de regreso a casa tras dos años irregulares, sobre todo el segundo, aunque no estuviera Casemiro.

Kovacic, una gran alternativa, pero no le bastó

Kovacic llegó ante la crisis económica en el Inter. Estuvo en las tres Champions de Zidane y tuvo momentos destacados, pero casi siempre por alguna lesión, bien de Casemiro o de Modric. Se marchó cedido al Chelsea, pudo regresar al año siguiente pero el Madrid optó por hacer caja y aceptó un traspaso por 45 millones, ya con Zidane de vuelta.

Ceballos no enamoró a Zidane

El Madrid siguió buscando en el mercado medios que pudieran competir con el trío de la medular o ser alternativas. Ceballos vino del Betis por 18 millones. Esta es su segunda temporada cedido en el Arsenal ya que no cuenta para Zidane. Tampoco cuajó con Lopetegui y su estilo no encajaba en la idea del francés, una vez de regreso al banquillo. Fueron dos años de blanco y mientras esté el francés y la actual medular pueden ser más. El francés apostó también antes por Isco para un jugador de ese perfil.

Llorente explota en el Atlético

El último caso más sonado ha sido el de Marcos Llorente, que se ha destapado además en el Atlético como un llegador, aunque en el Madrid competía más con los medios y sobre todo con Casemiro. El año pasado coincidió con Zidane y tras 20 partidos el club decidió venderle pese a que no había otro jugador del perfil de Casemiro. Llorente tampoco había cuajado con Lopetegui pero Solari sí que le dio la oportunidad y se vio que era más que aprovechable en aquel partido de Champions en Roma, donde mostró su buen estado de forma pese a su inactividad. El canterano confesó que Zidane le dejó claro que era mejor buscarse un equipo.

bookmark_borderLas renovaciones de Sergio Ramos y Lucas Vazquez se paralizan: esto es lo que hay

Con el mes de enero a punto de finalizar y con Luka Modric renovado, la continuidad de Sergio Ramos y Lucas Vázquez sigue sin resolverse. Sin llegar todavía a un punto de no retorno, las renovaciones del capitán y del hombre para todo de Zinedine Zidane no caminan por el sendero correcto. Cada uno defiende su posición. La situación económica provocada por el Covid 19 tampoco ayuda lo más mínimo.

Los dirigentes del Real Madrid siguen inmersos en su batalla por cuadrar números, ajustar balance y evitar que las cuentas del club puedan arrojar cualquier tipo de déficit al final de la presente temporada. Lo que está sucediendo en el Barcelona y sus millonarias pérdidas , es algo que desde la entidad madridista tienen claro que no sucederá. Florentino Perez lo asumió desde hace mucho tiempo, evitando los números rojos al anteponer la cabeza al corazón en algunas decisiones, circunstancia que estánllevando al pie de la letra con la renovaciones de los jugadores que terminan contrato el próximo 30 de junio.

La renovación de Sergio Ramos y Lucas Vazquez

Las propuestas lanzadas desde el club tanto a Sergio Ramos como a Lucas Vázquez han sido rechazadas por los jugadores y a partir de ese momento no se ha producido movimiento en ningún sentido y todo está a la espera de acontecimientos. No hay optimismo, pero de momento nadie ha roto la baraja ni ha anunciado su renuncia. Los jugadores están en su derecho de escuchar ofertas y esperar a la llegada de una propuesta mejor a la presentada por el Real Madrid.

La estrategia de los grandes clubes en el mercado de fichajes

Año y medio atrás, un grupo de los denominados grandes de Europa, llegaron a un pacto de no agresión en cuanto a fichajes de jugadores de estos citados equipos. Bayern, Real Madrid, Manchester United, Barcelona, PSG, Juventus y alguno más se sumaron a una iniciativa que pretende que el mercado no se dispare y, sobre todo, que entre ellos ni compitan, ni se den golpes por la espalda.

La comunicación entre estos clubes es fluida. Son rivales, pero mantienen una estrategia común. Y más en tiempo de crisis, aunque la iniciativa es anterior a la crisis. El pasado verano ya se respetó el pacto con Leo Messi y en el momento en el que el Barcelona se negó a negociar, City y PSG renunciaron a cualquier aproximación al jugador.

Con Alaba ha sucedido algo parecido y todos los movimientos alrededor del austríaco se iniciaron en el momento en el que el Bayern anunció que daba por terminada la negociación para la renovación de su contrato, momento en el que varios equipos, entre ellos el Real Madrid, empezaron a cortejar al defensa.

En las últimas semanas son varios los equipos que han llamado a los dirigentes blancos para hacerles llegar que por el momento no ha habido acercamiento alguno con los jugadores, al menos de manera oficial.

bookmark_borderLuka Modric: «Estoy hablando con el club y la renovación va en buena dirección»

Luka Modric fue el jugador encargado de comparecer ante los medios en la previa de la semifinal ante el Athletic. El croata es optimista respecto a su renovación y asegura que el equipo está muy metido para afrontar la Supercopa.

Los favoritos

«No hay favoritos. Cualquiera de los cuatro lo podemos ganar»

Zidane ha dejado de rotar

«Es una decisión del míster. No hay que buscar otras razones. Aquí cuando a uno le toca jugar lo da todo»

Consejos a Hazard

«Ha tenido mala suerte con las lesiones. No ha podido demostrar su mejor nivel. Algunos instantes sí demostró su nivel, cuando estaba fit. Es un gran jugador y yo creo que lo va a demostrar. Si tiene continuidad y no tiene lesiones va a demostrar lo gran jugador que es. Es un jugador para ayudarnos a ganar títulos por su calidad»

El secreto de Modric para estar así

«No he cambiado nada e particular. Estoy trabajando mucho fuera de os entrenamientos del club y tengo muchas ganas de competir y de demostrar que los años no son un problema. No hay que mirar los años y hay que demostrar en el terreno de juego. Es lo que intento hacer. Tengo muchas ganas, pero no hago nada especial. Creo que puedo seguir a este nivel unos años»

La renovación de Ramos

«Yo quiero lo mejor para Sergio, porque es mi amigo. No me posiciono por ningún lado. Es un tema de Sergi ocon el club, como es un tema mío con el club. No me puedo posicionar, son temas de cada uno».

La renovación, por buen camino

«Estoy hablando con el club y todo va en buena dirección. Estoy contento de cómo van las cosas, pero no puedo decir más»

El mismo bloque jugando siempre

«No veo porqué no vamos a aguantar. Míster ha apostado ahora por un bloque, pero todos los jugadores somos importantes y cuando toca jugar, todos rinden. Míster va a dar oportunidades a todos, como ha hecho siempre. Yo no veo ningún problema y el míster seguro que va a rotar».

La Supercopa:

«Nos encontramos bien. Ya estamos en Málaga desde hace tres días y las sensaciones de equipo son buenas. Nos espera un partido muy importante y lo hemos preparado muy bien. Nos encontramos muy bien».

bookmark_borderDos niños de la guerra y la admiración de Budimir por Modric

Seis años separan el nacimiento de Luka Modric (9-9-1985) y Ante Bodimir (27-7-1991). Los dos nacieron en la antigua Yugoslavia. El madridista en Zagreb, capital de Croacia; el de Osasuna a 270 kilómetros, es de Ozimica, un pueblo diminuto en Bosnia. En sus fichas pone que nació en Zenica, pero la realidad es que su madre solo fue allí a dar a luz al ser el hospital más cercano. A los dos, que el sábado se miden en El Sadar, les une una infancia marcada por la guerra.

Modric contaba hace poco en la COPE el horroroso recuerdo que tiene de la explosión de los Balcanes: «Yo tenía una relación increíble con mi abuelo, porque mis padres trabajaban y pasaba mucho tiempo con él. Fue muy triste lo que le pasó, y me marcó porque era muy joven y él era una persona muy importante. Me afectó mucho. Era pequeño y aún no era consciente de por qué pasan algunas cosas. Tengo cosas grabadas, cómo le fueron a buscar. Él iba con sus animales y siempre volvía a la misma hora, pero ese día no apareció. Fueron a buscarle, pero yo sabía que no lo iban a encontrar. Por la noche, nos enteramos de todo lo que pasó y fue una situación muy triste para todos, pero sobrevivimos. Tenemos grandes recuerdos de él, es una pena que no haya visto lo que he logrado, pero espero que lo haya visto desde arriba».

Es una generación marcada por la guerra, niños que vieron la muerte a su lado; futbolistas hoy que pueden contar en sus vestuarios escenas que para sus compañeros solo pueden imaginar en películas. Budimir no padeció lo que Modric. Tenía solo seis meses cuando su familia dejó atrás Bosnia y las masacres que la recorrían. Su región, de mayoría musulmana (80%) y un 10% de croatas, perdería un cuarto de sus habitantes durante los años de guerra.

Su destino fue Velika Gorica, muy cerca de Zagreb. Era 1992. En enero de ese año, la Comunidad Europea había reconocido a Croacia. Un accidente de coche se cobró la vida de su padre poco después. De esos días, Ante recuerda con orgullo el trabajo extenuante de su madre, Janja, para sacar adelante a sus tres hijos: él y sus hermanas, La madre Janja vino a Turopolje conmigo y dos hermanas Irena y Renata, gemelas.

En Velika Gorica, Budimir se hizo futbolista. Comenzó su carrera en el Radnik y luego pasó al HNK Gorica. Sería el primer jugador por que el que llegaría dinero a las arcas de ese club:los 20.000 euros que pagó el Inter Zaprei. Era el inicio de una carrera que le llevó al Lokomotiv, St. Pauli, Crotone, Sampdoria, Mallorca y, cuando el mercado estaba a punto de cerrarse en octubre, a Osasuna para intentar estar en la Euro con Croacia.

A sus 28 años, el delantero rojillo trata de acabar sus estudios en la Facultad de Economía de Zagreb, en la que se licenciaros sus hermanas. No oculta que le gustaría colgar las botas en Gorica, igual que se enorgullece de Ozimica. Además del fútbol, al que empezó a jugar con seis años, le encanta otro deporte que es religión en Croacia: el balonmano, en el hizo sus pinitos antes de decantarse por en fútbol. Su reto ahora es estar en la Euro… con ModricLuka lo tiene hecho; Ante es un recién llegado a la selección con solo cuatro partidos. Y una cosa muy clara cuando habla de fútbol: «Modric es el mejor futbolista nacido en Croacia».