bookmark_borderEl yogur de Luka Modric, sin fecha de caducidad

En el fútbol se ha instalado un topicazo que cada vez me irrita más. Cuando un jugador pasa de la treintena pasa a estar bajo sospecha. El argumento de la edad es tan injusto como poco científico. A esas alturas, si un profesional se cuida y cada año pierde un kilo (de peso), garantiza su continuidad en la elite hasta que “el cuerpo aguante”. Conozco infinidad de juguetes rotos que con 26 o 27 años parecen prejubilados por no haberse cuidado al creer que la edad les permitía ser aprendices de Peter Pan. Por eso, Modric es el ejemplo de la longevidad basada en la sabiduría y el compromiso con su profesión. Luka ama el fútbol casi como a su maravillosa familia. Por eso estuvo a punto de llevar a su pequeño y orgulloso país, Croacia, a la cima del Mundo.

Y por eso aceptó con humildad y naturalidad el Balón de Oro conquistado con toda justicia tras el Mundial de Rusia. Modric cumple hoy 35 años y su yogur no tiene fecha de caducidad. Su brújula en la medular sigue siendo indispensable para el vigente campeón de Liga. Y después de ser clave en la 10ª (¡ese córner a la cabeza de Ramos!), la 11ª, la 12ª y la 13ª, nadie imagina un asalto a la 14ª sin su temple, inteligencia y capacidadde sacrificio en la sala de máquinas. Modric mantiene la ilusión de un juvenil y por eso Zidane, otro sabio de este invento, sigue dándole galones. El pequeño croata es uno de los nuestros. Es el ‘Real Modric’.

bookmark_borderZidane planea una transición dulce para las ‘vacas sagradas’

El Madrid está inmerso en un proceso silencioso pero impacable de transformación. La columna vertebral de los futbolistas que fueron vitales para la conquista de cuatro Champions en cinco temporadas (Ramos, Marcelo, Modric y Benzema, al los que habría que unir Keylor y Cristiano, que ya se fueron) pasan los 30 años. Zidane tendrá mucho que ver en esa labor. En la pasada campaña, por ejemplo, no le tembló el pulso a la hora de gestionar el sorpasso de Mendy a Marcelo.

De los 35 futbolistas que actualmente componen la primera plantilla hay sólo siete que tengan 30 años o más. Son Modric y Sergio Ramos (ambos 34), Marcelo y Benzema (ambos 32), Bale (31) y Kroos y Nacho (30 los dos). Ninguno tiene contrato más allá de 2022 excepto Kroos, que lo tiene hasta 2023. De todos ellos, parece que el Madrid sólo cuenta con el alemán y con Ramos, que termina en 2022 y que renovará dos años (y no uno como pretendía el Real Madrid) por la jerarquía que tiene en la plantilla y por el buen rendimiento que dio la pasada campaña, artífice en gran medida del título de Liga.

Hay casos especiales, como el de Modric. El Real Madrid y el jugador han hablado y acordado que no hay prisa para afrontar una futura renovación. Volverán a entablar conversaciones en el mes de enero y, según como sea la situación, se tomará una decisión. En cualquier caso, el croata, que termina en 2021, sólo puede renovar una temporada más.

Son todos nombres que han sido fundamentales en los éxitos de los últimos años del Real Madrid pero que, por el inexorable paso del tiempo, deben ir dejando paso a las nuevas generaciones, los Vinicius, Rodrygo, Brahim, Kubo, Valverde, Asensio, Ceballos y compañía…

bookmark_borderIncombustible Modric

Luka Modric no tiene fin. El centrocampista croata cumple hoy 35 años, a las puertas de arrancar la que será su novena temporada vistiendo la camiseta del Madrid (suma 343 partidos), una campaña en la que apunta a ser uno de los principales protagonistas. Zidane no mira el DNI de Modric y el propio jugador tampoco lo hace: viene de firmar su temporada más goleadora desde que aterrizó en la capital.

Modric cerró el curso 2019-20 con cinco goles, algunos de peso como ante la Real Sociedad en el Bernabéu, en Liga, o frente al Valencia en las semifinales de la Supercopa de España celebrada en Arabia Saudí. Pese a su buen disparo de media distancia y constante presencia en la frontal, Modric no se venía distinguiendo en Madrid como un gran goleador: apenas había alcanzado los cuatro goles en las dos campañas anteriores.

Modric, gol y asistencia

La desastrosa temporada 2018-19 dejó varios damnificados, Modric entre ellos, pero el croata se rebeló con goles, a lo que añadió además ocho asistencias, su segunda mejor marca en el Madrid, sólo superada por las nueve que repartió en la 2013-14, el curso en el que se levantó la Décima. Y eso que la pasada temporada dejó ver el inicio del relevo: fue el año deportivo en el que menos minutos jugó de blanco (2.628’), exceptuando la 2014-15 en la que apenas disputó 2.002’ debido a dos lesiones de larga duración que le hicieron perderse los tramos central y final del curso.

Cuando estuvo sano, Ancelotti tiró de él. Con Zidane siempre había superado los 3.000 minutos, pero en la 2019-20 el marsellés vio en el ascenso de Fede Valverde la oportunidad perfecta para dosificar a Modric y sacar lo mejor de él en los momentos adecuados. Fue importante en la consecución del título de Liga (ocho titularidades en las últimas once jornadas), aunque el Madrid demostró que puede mantenerse a flote sin él: no salió de inicio en los dos Clásicos y en uno de los tres derbis disputados.

Lejos de mostrar signos de agotamiento, Modric terminó la 2019-20 pleno de fuerza y del mismo modo ha comenzado la pretemporada de la 2020-21, en la que renunció a jugar con Croacia dos partidos de la Liga de Naciones (ante Portugal y Francia) para quedarse trabajando en Valdebebas a las órdenes de Zidane. A sus 35 años recién cumplidos, el genio de Zadar ha priorizado al Madrid, consciente de que su momento con su selección llegará más adelante, en la Eurocopa del próximo verano y el Mundial de Qatar 2022.

El futuro de Modric

En cuanto al futuro de Modric, no hay nada escrito. Ni en un sentido ni en otro. El croata terminaba contrato en junio de 2020, pero la consecución del Balón de Oro en enero de 2019, tras su brillante paso por el Mundial de Rusia 2018, activó una cláusula por la cual su vinculación se extendía un año más, hasta 2021. En agosto de 2018, el Inter de Milán pretendió llevárselo gratis, apelando a que el Madrid le diese la carta de libertad en agradecimiento por los méritos acumulados.

Florentino Pérez, en persona, frenó esa tentativa y confirmó con Modric que sus caminos andarían parejos, al menos, hasta que el croata roce los 36 años. Cuando acabe la presente temporada se estudiará la posibilidad de una ampliación si todas las partes así lo desean. Modric sabe que cuenta con el beneplácito de Zidane y con la bendición del presidente, que le fichó en el verano de 2012 tras una tensa negociación con el Tottenham para cumplir con el deseo del entonces técnico, José Mourinho. Ocho años y 17 títulos después, sigue en pie Modric con sus 35 veranos a la espalda.

bookmark_borderOcho años con Modric, bonita cifra

Qué rápido pasa el tiempo y más cuando éste ha transcurrido de forma tan feliz. Ocho años ya de la presentación de ese genio croata, pequeño de tamaño, grande de corazón y gigante de talento. Todavía recuerdo que inexplicablemente había gente que discutía la idoneidad del fichaje, sin duda influidos por su poca empatía con Mourinho, que fue el que lo recomendó expresamente. El portugués tenía sus cosas, ya lo sé, pero hay que reconocerle el acierto al elegir al centrocampista del Tottenham, cuyo fichaje ha terminado siendo de los más rentables de la última década.

Luka ha sido y es un eje fundamental en la sala de máquinas del Madrid triunfal de los últimos años. En esas cuatro Champions en cinco años nada hubiera sido igual sin la inteligencia táctica, la capacidad de sacrificio y la magnífica lectura de los partidos que ha sabido desplegar siempre el genio de Zadar. Él fue el que empezó a cambiar la historia con el córner de la Décima, que supo cabecear con furia su amigo Sergio Ramos. Él ha sido un inquilino de esa santísima trinidad (Casemiro-Kroos-Modric) que ha sido decisiva en los éxitos del club. A ello ha añadido un comportamiento académico y ejemplar para los jóvenes que han ido llegando al vestuario. Modric merece seguir en el Madrid hasta que él quiera. Hace ocho años ya. Esa cifra me trae grandes recuerdos…

bookmark_borderModric quiere más

Luka Modric (34 años) regresa hoy a Madrid para comenzar a entrenarse de cara a llegar en la mejor forma posible a la que será su novena temporada como jugador del Real Madrid. El croata busca demostrar que sigue con la ilusión del primer curso y para ello tiene en mente renunciar a los encuentros que disputará su selección en las primeras semanas de septiembre (ante Portugal y Francia) para poder realizar una buena pretemporada a las órdenes de Zidane.

Lo que pasa por la cabeza de Modric es sentarse con el club dentro de unos meses, para ver en qué punto están ambas partes. Sólo renovaría un año más si siente que seguirá siendo importante en el Real Madrid. En la 2021-22 quiere seguir al primer nivel porque tiene en su cabeza el Mundial de Qatar, al que llegará con 36 años y que será, probablemente, su último gran torneo defendiendo a su selección.

El Madrid, no obstante, le dará plena libertad de decisión a Modric. Todavía quedan muchos días de mercado por delante y, en caso de que llegara alguna oferta, sería el croata quien decidiría. Nada que ver con lo ocurrido tras el Mundial de 2018, cuando el Inter sedujo al futbolista pero el Madrid cerró la puerta (pocos meses después ganó el Balón de Oro). Ahora será Luka quien decida. Y a día de hoy su cabeza está sólo en el Madrid…

Este jueves 27 de agosto se cumplieron ocho años desde que Modric se vistió por primera vez con la equipación del Real Madrid. Fue el 27 de agosto de 2012. Llegó procedente del Tottenham tras una larga negociación y a cambio de 35 millones de euros. Fue una petición de Mourinho. Desde entonces ha disputado 343 partidos oficiales y ha levantado 17 títulos: cuatro Champions, dos Ligas, una Copa de Rey, cuatro Mundiales de Clubes, tres Supercopas de Europa y tres Supercopas de España.

bookmark_borderModric celebra ocho años de blanco

El 27 de agosto de 2012, tras muchas semanas de pelea, el Madrid cerraba el fichaje de Luka Modric. Una efeméride que el croata ha querido celebrar con sus fans a través de un vídeo en sus redes sociales y que es sinónimo de títulos.

30 millones de euros más objetivos abonó el Madrid al Tottenham por un mediocentro que lo ha ganado todo de blanco: 4 Champions, 4 Mundiales de Clubes, 3 Supercopas de Europa, 2 Ligas, 1 Copa del Rey y 3 Supercopas de España.

Modric ha completado hasta el momento, 343 partidos con el Real Madrid. Se estrenó ganando la Supercopa de España frente al Barcelona en 2012. El primer gol del croata llegó en el Bernabéu ante el Zaragoza en la jornada 10 de la Liga 2012-13. Modric ha marcado 22 tantos como madridista.

Además, Modric ha sumado los reconocimientos individuales más prestigosos del mundo como el Balón de Oro 2018 (único jugador en romper el duopolio Cristiano – Messi en la última década), el Premio The Best al Jugador de la FIFA 2018 y el Premio al Jugador del Año de la UEFA 2017-18.

bookmark_borderCroacia dispensa a Modric y Rakitic

Luka Modric, del Real Madrid, e Ivan Rakitic, del Barcelona, no jugarán con la selección de Croacia los partidos contra Portugal y Francia de la Liga de las Naciones, el 5 y 8 de septiembre, respectivamente, informó este jueves la Federación de Fútbol Croata en su página web.

Modric, capitán de la selección, y el vicecapitán, Rakitic, no fueron convocados «tras lograr un acuerdo al respecto con el seleccionador», Zlatko Dalic, indica la nota, sin precisar otros detalles. Por enfermedad, tampoco jugará Marin Pongracic.

En lugar de esos tres jugadores ausentes han sido incluidos Antonio Colak, Ante Budimir (Mallorca) y Mile Skoric.

Después de una pausa de diez meses debido a la pandemia del coronavirus, la selección croata se reunirá el 31 de agosto en Zagreb para prepararse para los dos partidos mencionados, que se jugarán en Oporto (Portugal) y Saint Denis (Francia).

«No podríamos tener adversarios más difíciles: basta decir que en el plazo de tres días jugaremos contra campeones mundiales y europeos», comentó Dalic días atrás.

También dijo que aunque «respeta al máximo a Portugal y Francia», su equipo «seguramente tratará de romper la tradición negativa con esos dos equipos».

La lista de los 23 jugadores que van a viajar a Portugal y Francia es la siguiente:

Porteros: Dominik Livakovic (Dinamo), Simon Sluga (Luton Town), Ivo Grbic (Lokomotiva)

Defensas: Domagoj Vida (Besiktas), Dejan Lovren (Zenit), Sime Vrsaljko (Atlético Madrid), Tin Jedvaj (Bayer Leverkusen), Borna Barisic (Glasgow Rangers), Duje Caleta-Car (Marseille), Dario Melnjak (Rizespor), Mile Skoric (Osijek)

Centrocampistas: Antonio Colak (Rijeka), Ante Budimir (RCD Mallorca), Mateo Kovacic (Chelsea), Marcelo Brozovic (Inter), Milan Badelj (Lazio), Mario Pasalic (Atalanta), Nikola Vlasic (CSKA)

Delanteros: Ivan Perisic (Bayern), Andrej Kramaric (Hoffenheim), Ante Rebic (Milan), Josip Brekalo (Wolfsburg), Bruno Petkovic (Dinamo).

bookmark_borderEl compromiso de Odegaard ante Zidane para volver a ganar en Europa

Martin Odegaard está preparado para el reto que Zinedine Zidane le ha puesto por delante. El francés le ha abierto la puerta del vestuario del Real Madrid y el centrocampista ha querido aprovechar el tiempo que ha tenido durante el verano para llegar a tope, recuperarse de los problemas que tenía en una de sus rodillas y en una forma óptima, como si el próximo fin de semana empezara de nuevo la competición.

El ex de la Real Sociedad no ha querido dejar pasar la oportunidad y se ha preparado a conciencia desde el mismo momento en el que terminó su participación en Liga con el equipo donostiarra. Ni un segundo. Incluso se concentró durante unos días en el Centro de Alto Rendimiento de Sierra Nevada, aprovechando la altitud para recuperar tono físico después de una temporada muy cargada.

Sin selección

Convocado por su selección para jugar ante Austria e Irlanda del Norte, finalmente Odegaard ha quedado liberado de dicha convocatoria para quedarse a trabajar y dejar atrás por completo las molestias que arrastra en la rodilla derecha. Una decisión tomada esta mañana tras acudir a Valdebebas para someterse a una revisión.

Si Zidane ha sido el artífice de su regreso a la entidad madridista, los dirigentes blancos confían ciegamente en el noruego y en lo que representa la llegada con todos los honores al primer equipo.

Odegaard, junto a Asensio, fue el motor de arranque de esa tendencia de fichar jóvenes talentos en busca de jugadores válidos para el primer equipo y con los que poder luchar contra el creciente dominio económico de los equipos estado.

El internacional noruego será la única cara nueva del Real Madrid 20-21 a la espera de algún que otro movimiento antes del 4 de octubre, día en el que se cierra el mercado. No está previsto, pero si la operación salida es la que esperan los dirigentes, algo podría aparecer en el mercado. Mientras eso sucede, el centrocamìsta va a ser la única novedad que presente el campeón de Liga para revalidar el título y volver a ser el equipo dominante en Europa que ha dejado de serlo en las dos últimas campañas.

Todo apunta a que el centrocampista jugará un papel importante en el actual Real Madrid. Zidane lo ha reclamado en busca de esa alegría y vitalidad perdida en la medular. El francés fue claro cuando llamó a Odegaard para decirle que contaba con él y que olvidara aquello de seguir un año más como cedido.

La del centrocampista ha sido una obra de orfebrería del club blanco y primer gran movimiento del departamento de internacional capitaneado por Juni Calafat. Fichado unos días antes de cumplir 16 años, cinco años y medio después llega al primer equipo y lo hace como el encargado de dar al equipo blanco lo que le ha faltado en los ultimas dos temporadas, vigor y fuerza en el centro del campo, algo tan necesario en la Europa actual. Casemiro, Kroos, Modric, Valverde e Isco tienen un nuevo socio para reinar en Europa.

bookmark_borderEl uno por uno del Real Madrid, campeón de una temporada histórica

El Real Madrid ha firmado una recta final de liga espectacular para hacerse con su trigésimo cuarto título. Una temporada que comenzó con dudas y que ha terminado mostrando al mundo una máquina casi perfecta. Estas son las notas de la temporada.

Courtois. Fue cuestionado a principios de la temporada y ha terminado demostrando su valía y erigiéndose en salvador con una racha de 506 minutos de portería a cero. Zamora. Sobresaliente.

Carvajal. Irregular en algunos aspectos pero muy efectivo cuando ha estado en plena forma. Notable.

Militao. Ha intervenido en 14 encuentros como tercer central, cumpliendo su cometido. Apuesta de futuro. Bien.

Varane. Por momentos, se ha vuelto a ver al mejor Varane, que encandiló a todos en época de Mourinho. Clave en la solida defensa blanca. Notable.

Sergio Ramos. El jefe de la nave ha vuelto a firmar una temporada espectacular en la que, además, ha contribuido con goles a lograr el título. Sobresaliente.

Marcelo. Pese a la llegada de Mendy, ha seguido siendo el lateral izquierdo titular, con sus altibajos de siempre, pero cumpliendo con crecer. Bien.

Mendy. El joven lateral, futuro relevo de Marcelo, no ha tenido la continuidad necesaria para desarrollar todo su potencial, pero ha dejado detalles de calidad cuando Zidane ha contado con él. Bien.

Nacho. Las lesiones han marcado la temporada para él y apenas ha podido jugar. Sin calificar.

Kroos. Imperial. El centrocampista alemán está en un excelente momento a sus 30 años y es un fijo para Zidane. Sobresaliente.

Modric. Pese a que por momentos prepandemia daba muestras de no estar para 90 minutos a sus 34 años, el croata ha seguido siendo la guía del Madrid, el mejor 10 para los blancos, con un final de temporada para enmarcar. Sobresaliente.

Casemiro. El brasileño controla absolutamente todo lo que ocurre en la medular blanca, su trabajo de contención y desatasco son claves para levantar el título. Sobresaliente.

Valverde. Mucho futuro por delante e indudable calidad, pero tras el parón por la pandemia ha demostrado no estar en su mejor momento. Bien.

James Rodríguez. Un gol en la primera vuelta y sin apenas jugar. Sin calificar.

Isco. Las lesiones han marcado una temporad de luces y sombras para él. Bien.

Hazard. Aunque ha dejado muchos detalles de su excelente calidad, las lesiones no le han permitido desplegar todo su juego y no ha estado a la altura de un fichaje tan esperado. Bien.

Benzema. El mejor jugador del Real Madrid esta temporada. Sobresaliente.

Bale. Apenas dos goles y participación en 16 partidos. Lesiones y asuntos extradeportivos que le han dejado fuera de casi todo. Sin calificar.

Lucas Vázquez. Le ha servido a Zidane de auxiliar para jugar en el lateral en ausencia de Carvajal y cumplió, pero no ha sido su mejor temporada. Bien.

Luka Jovic. Ha jugado poco y no ha brillado cuando lo ha hecho, además de lesiones y polémicas ‘coronavíricas’. Suspenso.

Asensio. La grave lesión que sufrió ha marcado su temporada. Sin embargo, la extensión de la liga por el parón le ha beneficiado y ha brillado en su vuelta. Notable.

Vinícius. La gran esperanza madridista. De indudable calidad pero con serios problemas, corregibles, de cara a puerta. Notable.

Rodrygo. El joven brasileño no ha estado a la altura de su compatriota pero ha regalado grandes sensaciones de futuro a los madridistas. Bien.

Brahim y Mariano. Sin calificar.

bookmark_borderLovren y su codazo a Ramos: «Debía pagar por lo que hizo»

La guerra fría entre Sergio Ramos y Lovren continúa. Todo comenzó en la final de la Champions que enfrentó a Real Madrid y Liverpool en 2018 cuando, tras un lance de juego entre el capitán blanco y Salah, el egipcio salió lesionado y tuvo que dejar el partido cuando el encuentro acababa de comenzar. Desde entonces Sergio Ramos se convirtió en el enemigo número uno de la afición red y de Dejan Lovren, que quería ‘vengar’ a su compañero.

Su oportunidad llegó en el partido de UEFA Nations League entre Croacia y España el pasado noviembre de 2018. El central croata, que ahora milita en el Zenit, propinó a Sergio Ramos un codazo, que no fue visto por el árbitro, pero si por las cámaras siendo sancionado con un partido de expulsión.

Pues bien, ahora Lovren ha explicado el motivo de su agresión a Sergio Ramos en el canal egipcio Sada El Balad. «¿Si golpeé deliberadamente a Ramos después de que lesionara a Salah? Sí, es posible». «Luka Modric trató de reducir la tensión entre Ramos y yo. Deliberadamente lo golpeé con los codos y le dije que ya habíamos empatado».

El tiempo no ha relajado el ansia de venganza de Lovren: «Respeto a Ramos como jugador y lo que hace por su equipo. Ha ganado muchos títulos, pero por otro lado, tiene comportamientos que no me gustan y perjudican a los jugadores. No quiero hacer una gran historia, pero creo que lo que hizo Ramos fue intencional para lastimar a mi amigo Salah, así que era hora de pagar por lo que había hecho».