bookmark_borderUn ataque inexistente

El Real Madrid sigue sin pólvora. Tuvieron que aparecer Kroos, con un gran pase, y Casemiro, de cabeza, para salvar al equipo blanco contra el Valladolid. El déficit ofensivo es evidente y sin Benzema, lesionado, se ha agravado. Sigue costando mucho ver puerta y ni siquiera el control de la posesión asegura peligro. En el José Zorrilla, el Madrid tuvo un 65% de posesión, pero sólo disparó entre los tres palos en dos ocasiones y no lo hicieron ninguno de sus delanteros (Casemiro y Lucas). Hay que sumarle otros cinco tiros que no vieron puerta.

Zidane apostó por ViniciusAsensio y Mariano en ataque, y ninguno de los tres asumió galones. Vini fue de más a menos. Encaró a su lateral en un par de ocasiones en los primero 20 minutos, pero sin generar peligro. Después de eso, fue desapareciendo. Asensio entró muy poco en juego y con poco acierto. Anclarlo en la banda no le beneficia y se nota. Por último, Mariano no aprovechó su oportunidad sustituyendo a Benzema. Si bien se le vio incisivo, con ganas de generar problemas a la defensa rival, en ningún momento pudo hacerlo. Marcó dos goles, pero ambos en fuera de juego.

Los tres fueron sustituidos a la vez. La falta de creatividad en ataque desesperó a Zidane, que acabó retirándolos en el 66′ por IscoArribas y Hugo Duro. Al triple cambio lo acompaño un cambio de sistema: del 4-3-3 al 5-4-1. «Necesitabamos aportar más por las bandas» argumentó el entrenador.

En ataque, al Madrid volvió a sostenerlo su centro del campo. No sólo por el gol, formulado entre Kroos y Casemiro, sino también por el juego. Faltó algo de ritmo en algunos tramos del partido, pero maniataron al Valladolid durante gran parte del partido mediante el control de la pelota. En total se completaron 551 pases y 181 los hicieron Casemiro, Kroos y Modric. El acierto fue del 87%.

El trio que forman el brasileño, el alemán y el croata es fundamental para el entrenador desde hace años, y esta temporada no iba a ser menos. Son de los futbolistas que más minutos han jugado (suman 6.800′ entre los tres). También han aportado mucho en ataque: han participado en 23 goles de los 47 goles del equipo, anotando (12) o asistiendo (11). Zidane reza porque a ninguno de ellos les agarre un resfriado en los meses que quedan de competición. Sin ellos, los títulos podrían convertirse en un imposible.

bookmark_borderLuka Modric: «Queremos seguir por el mismo camino»

Por tercer mes consecutivo, Luka Modric se alzó con el premio Jugador Cinco Estrellas de Mahou, perteneciente al mes de enero, donde el talentoso centrocampista croata disputó cinco de los seis encuentros que jugó el Real Madrid (sólo se perdió la derrota en el encuentro de Copa ante el Alcoyano 2-1 al no ser convocado por Zidane para viajar a tierras alicantinas).

El croata dio las gracias y explicó el momento que atraviesa el equipo de Zidane antes de jugar ante el Valladolid y retomar la Champions League: “Dejamos atrás una semana muy buena, donde conseguimos tres victorias muy importantes. Además, hemos hecho un buen juego, sobre todo en los dos últimos partidos contra el Getafe y el Valencia. Lo que queremos es seguir en el mismo camino. Quiero agradecer otra vez a la gente el apoyo y cariño que me dan. Estoy muy contento con este premio”.

Modric se ha convertido en una de las piezas clave de Zidane en este tramo liguero. El entrenador francés ha vuelto a configurar su centro del campo fetiche, compuesto por el propio croata, Casemiro y Kroos. Los tres deberán ser de la partida ante el conjunto pucelano el sábado (21:00 horas) y ante el Atalanta en el regreso del conjunto blanco a la Champions League (miércoles 24, 21:00 horas).

bookmark_borderOdegaard, la última víctima de la ‘dictadura’ de Modric, Kroos y Casemiro

Odegaard ultima su marcha al Arsenal. Si no hay sorpresas se irá cedido y confirmando la estampida de los últimos años de los distintos medios que han ido tirando la toalla ante la dictadura de la medular titular del Real Madrid desde hace ya seis años. Pero más allá de los que se han ido, la realidad es que para esta temporada Zidane se queda solo con cinco medios. Además de estos tres jugadores, Valverde e Isco, que, por cierto, pidió salir en enero si había alguna oferta pero que ha visto truncada cualquier posibilidad dado que con la salida de Odegaard la medular se queda muy debilitada y más para lo que queda.

Odegaard es la cuarta víctima que se cobra la medular titular. El noruego ha visto cómo ha ido pasando al olvido. Pese a que fue titular en el primer partido de Liga en Anoeta, la apuesta de Zidane se fue diluyendo. La idea del francés fue colocar a Martin muy arriba, casi por detrás del punta, lo que perjudicaba sobre todo a Modric o incluso Kroos. Los dos se han ido imponiendo y el noruego ha ido desapareciendo. Valverde ha entrado antes que Odegaard, que no entró en las quinielas para jugar más arriba aún.

Illarramendi se topó con Casemiro

Illarramendi fue el primero que claudicó. Fue sobre todo Casemiro quien le hizo tirar la toalla. Llegó como titular y el brasileño se marchó cedido a la Real, pero con el regreso de Case tras su cesión al Oporto, Illara hizo las maletas de regreso a casa tras dos años irregulares, sobre todo el segundo, aunque no estuviera Casemiro.

Kovacic, una gran alternativa, pero no le bastó

Kovacic llegó ante la crisis económica en el Inter. Estuvo en las tres Champions de Zidane y tuvo momentos destacados, pero casi siempre por alguna lesión, bien de Casemiro o de Modric. Se marchó cedido al Chelsea, pudo regresar al año siguiente pero el Madrid optó por hacer caja y aceptó un traspaso por 45 millones, ya con Zidane de vuelta.

Ceballos no enamoró a Zidane

El Madrid siguió buscando en el mercado medios que pudieran competir con el trío de la medular o ser alternativas. Ceballos vino del Betis por 18 millones. Esta es su segunda temporada cedido en el Arsenal ya que no cuenta para Zidane. Tampoco cuajó con Lopetegui y su estilo no encajaba en la idea del francés, una vez de regreso al banquillo. Fueron dos años de blanco y mientras esté el francés y la actual medular pueden ser más. El francés apostó también antes por Isco para un jugador de ese perfil.

Llorente explota en el Atlético

El último caso más sonado ha sido el de Marcos Llorente, que se ha destapado además en el Atlético como un llegador, aunque en el Madrid competía más con los medios y sobre todo con Casemiro. El año pasado coincidió con Zidane y tras 20 partidos el club decidió venderle pese a que no había otro jugador del perfil de Casemiro. Llorente tampoco había cuajado con Lopetegui pero Solari sí que le dio la oportunidad y se vio que era más que aprovechable en aquel partido de Champions en Roma, donde mostró su buen estado de forma pese a su inactividad. El canterano confesó que Zidane le dejó claro que era mejor buscarse un equipo.

bookmark_borderLas renovaciones de Sergio Ramos y Lucas Vazquez se paralizan: esto es lo que hay

Con el mes de enero a punto de finalizar y con Luka Modric renovado, la continuidad de Sergio Ramos y Lucas Vázquez sigue sin resolverse. Sin llegar todavía a un punto de no retorno, las renovaciones del capitán y del hombre para todo de Zinedine Zidane no caminan por el sendero correcto. Cada uno defiende su posición. La situación económica provocada por el Covid 19 tampoco ayuda lo más mínimo.

Los dirigentes del Real Madrid siguen inmersos en su batalla por cuadrar números, ajustar balance y evitar que las cuentas del club puedan arrojar cualquier tipo de déficit al final de la presente temporada. Lo que está sucediendo en el Barcelona y sus millonarias pérdidas , es algo que desde la entidad madridista tienen claro que no sucederá. Florentino Perez lo asumió desde hace mucho tiempo, evitando los números rojos al anteponer la cabeza al corazón en algunas decisiones, circunstancia que estánllevando al pie de la letra con la renovaciones de los jugadores que terminan contrato el próximo 30 de junio.

La renovación de Sergio Ramos y Lucas Vazquez

Las propuestas lanzadas desde el club tanto a Sergio Ramos como a Lucas Vázquez han sido rechazadas por los jugadores y a partir de ese momento no se ha producido movimiento en ningún sentido y todo está a la espera de acontecimientos. No hay optimismo, pero de momento nadie ha roto la baraja ni ha anunciado su renuncia. Los jugadores están en su derecho de escuchar ofertas y esperar a la llegada de una propuesta mejor a la presentada por el Real Madrid.

La estrategia de los grandes clubes en el mercado de fichajes

Año y medio atrás, un grupo de los denominados grandes de Europa, llegaron a un pacto de no agresión en cuanto a fichajes de jugadores de estos citados equipos. Bayern, Real Madrid, Manchester United, Barcelona, PSG, Juventus y alguno más se sumaron a una iniciativa que pretende que el mercado no se dispare y, sobre todo, que entre ellos ni compitan, ni se den golpes por la espalda.

La comunicación entre estos clubes es fluida. Son rivales, pero mantienen una estrategia común. Y más en tiempo de crisis, aunque la iniciativa es anterior a la crisis. El pasado verano ya se respetó el pacto con Leo Messi y en el momento en el que el Barcelona se negó a negociar, City y PSG renunciaron a cualquier aproximación al jugador.

Con Alaba ha sucedido algo parecido y todos los movimientos alrededor del austríaco se iniciaron en el momento en el que el Bayern anunció que daba por terminada la negociación para la renovación de su contrato, momento en el que varios equipos, entre ellos el Real Madrid, empezaron a cortejar al defensa.

En las últimas semanas son varios los equipos que han llamado a los dirigentes blancos para hacerles llegar que por el momento no ha habido acercamiento alguno con los jugadores, al menos de manera oficial.

bookmark_borderLa extraña situación de Valverde y Odegaard

Pasan los partidos y uno no recupera el sitio y el otro no lo encuentra. Valverde y Odegaard eran las dos grandes apuestas del Real Madrid para la presente temporada, pero el uruguayo ha dejado de ser decisivo y el noruego no aparece por ningún lado. Al madridismo le gustaría ver más a uno y a otro, pero Zidane considera que no es el momento de ninguno de los dos.

Federico Valverde fue la mejor noticia del Real Madrid hasta el parón provocado por la pandemia durante la pasada temporada. Hace justo un año fue proclamado como el mejor jugador de la Supercopa de España. Zinedine Zidane apostó por el uruguayo y por su fútbol vertical, ese que le sirvió para jugar hasta de extremo y para asombrar a todos. .

Martin Odegaard llegó como único refuerzo veraniego para el Real Madrid y lo hizo tras petición expresa del técnico francés, tanto que el segundo año de cesión en la Real Sociedad saltó por los aires. De sensación de LaLiga a pasar inadvertido en su primera temporada en el club blanco y convertirse en el sexto centrocampista del equipo madridista con cinco minutos en los últimos cinco partidos.

Uno y otro viven situaciones complicadas y difíciles de entender. Desde el club siguen confiando ciegamente en ellos y en lo que pueden aportar, pero el técnico francés no parece pensar lo mismo, tal y como demuestran los números de uno y otro. Valverde, al menos, mantiene el estatus de cuarto centrocampista y se convierte en el recambio habitual cuando hay alguna baja en el trío formado por Modric, Kroos o Casemiro.

La confianza que derrochaba hace doce meses nada tiene que ver con la falta de seguridad de ahora. La poderosa zancada que lució durante semanas no termina de aparecer. Ha perdido el sitio en el equipo titular, pero pese a ello es una clara apuesta de futuro de la entidad madridista. Cierto es que su rendimiento en los últimos partidos de la pasada campaña no fue el mismo al de los primeros dos meses de 2020, pero en esta campaña parecía haber recuperado ese vigor en su juego, ese que tanto necesita el Real Madrid.

La realidad dice que desde la lesión que suifrió en el mes de noviembre, Zidane tan solo le ha dado la titularidad ante las ausencias de Modric o Casemiro. El resto de partidos, suplente y con escasa presencia. Valverde admitió que en algunos momentos de la temporada más tuvo que arriegar más en su juego y que eso le terminó por penalizar, circunstancia que no se da en estos momentos ante la ausencia de protagonismo.

Odegaard ha pasado a ser testimonial. Su última titularidad fue ante el Shakhtar y la sensación que transmite su reiterada ausencia es que fue el culpable de aquel traspié, que después quedó en nada. Animicamente se encuentra tocado y más al comprobar como ha pasado a ser el sexto centrocampista tras Isco, jugador que ha pedido resolver su futuro como madridista y que Zidane se empeña en recuperar. De manera incomprensible, el noruego no tiene oportunidad alguna.

Lo que parece claro es que la base del once para el entrenador vuelve a estar formada por los veteranos, por la vieja guardia, esa que le llevó a la conquista de sus mayores logros. La buena racha de resultados llevó al técnico a no hacer cambio alguno, no tocando lo que funciona como máxima, pero ahora las circunstancias son otras.

El problema es que dos de las valores de futuro del club, pierden peso y valor, algo que no termina de ser muy bien comprendido desde la dirección deportiva del club, que esperaba mucho más de ambos, algo complicado si no juegan.

bookmark_borderEl uno a uno del Real Madrid: Zidane tiene razón, el único camino posible es renovar ya a Modric y Lucas Vázquez

Arranca el 2021 para el Real Madrid con una idea clara de Zidane: tiene su bloque. Su equipo y las rotaciones son algo cada vez más lejano. Y otra victoria para seguir en la pelea con el Atlético.

Regresó al equipo Mendy, que es un fijo, y entró Nacho a causa de la baja médica de Sergio Ramos (impecable el central). Asensio se mantuvo en el once y marcó. Fue el plan ante un Celta que se presentaba en el Di Stéfano en su mejor momento desde hace meses y con un Aspas desatado, pero que cayó lesionado.

El partido fue una lección de Modric y un mensaje de que Asensio está de vuelta. El Celta tuvo mucho balón, pero nunca hizo daño. Y Lucas, siempre Lucas.

El último Zamora contra el actual Pichichi de LaLiga, Un duelo apasionante porque las paradas de Courtois aparecen en cada partido y Aspas es el futbolista más en forma. Fuerte golpe con Brais antes del descanso. A pesar de la posesión del Celta, apenas ha tenido trabajo en la primera parte. No intuye que pueda tener acciones de riesgo. Su gran parada de cada partido llegó al final.

El último Zamora contra el actual Pichichi de LaLiga, Un duelo apasionante porque las paradas de Courtois aparecen en cada partido y Aspas es el futbolista más en forma. Fuerte golpe con Brais antes del descanso. A pesar de la posesión del Celta, apenas ha tenido trabajo en la primera parte. No intuye que pueda tener acciones de riesgo. Su gran parada de cada partido llegó al final.

Arranca el partido a una tarjeta de la suspensión. Sacó del Madrid del primer apuro. Tuvo el 2-0 a los 42 minutos en una acción similar a la de su gol al Atlético de Madrid.Sn sufrir atrás e imponente en cada balón dividido que afronta. Cambió en el 85 en una acción en la que 'forzó' la amarilla que le hace ser baja ante Osasuna

Arranca el partido a una tarjeta de la suspensión. Sacó del Madrid del primer apuro. Tuvo el 2-0 a los 42 minutos en una acción similar a la de su gol al Atlético de Madrid.Sn sufrir atrás e imponente en cada balón dividido que afronta. Cambió en el 85 en una acción en la que ‘forzó’ la amarilla que le hace ser baja ante Osasuna

Otro partido sin Ramos a su lado, un escenario que exige más al francés. Más con Aspas como rival. Por arriba impone su ley ante Santi Mina. Está muy atento en todas sus acciones.

Otro partido sin Ramos a su lado, un escenario que exige más al francés. Más con Aspas como rival. Por arriba impone su ley ante Santi Mina. Está muy atento en todas sus acciones.

Dejó claro durante la baja de Ramos en noviembre que es el tercer central. Por eso Zidane le coloca en el once por delante de un Militao que hace tiempo camina detrás suyo.Muy atento a las caídas de Aspas entre líneas. Amarilla nada más empezar la segunda parte. No ha cometido una sola acción que dé pìstas para pensar que solo juega cuando no hay más remedio. Centradísimo.

Dejó claro durante la baja de Ramos en noviembre que es el tercer central. Por eso Zidane le coloca en el once por delante de un Militao que hace tiempo camina detrás suyo.Muy atento a las caídas de Aspas entre líneas. Amarilla nada más empezar la segunda parte. No ha cometido una sola acción que dé pìstas para pensar que solo juega cuando no hay más remedio. Centradísimo.

Regresa a su sitio después de que el enésimo intento para ganar con Marcelo en el once también saliera mal en Elche. Remate con la derecha aterrador.... por lo malo. El Celta reclama una mano suya en el área a los 28 minutos; ni una duda tuvo el árbitro de que no era nada. Menos tapón de lo que es habitual.

Regresa a su sitio después de que el enésimo intento para ganar con Marcelo en el once también saliera mal en Elche. Remate con la derecha aterrador…. por lo malo. El Celta reclama una mano suya en el área a los 28 minutos; ni una duda tuvo el árbitro de que no era nada. Menos tapón de lo que es habitual.

El partido se presenta como uno de los más exigentes para el brasileño. Las transiciones son esenciales para el Celta. Dos salidas buenas al primer toque. Sabe que vive en zona de riesgo. Fluido y seguro. Amarilla en el tramo final del partido.

El partido se presenta como uno de los más exigentes para el brasileño. Las transiciones son esenciales para el Celta. Dos salidas buenas al primer toque. Sabe que vive en zona de riesgo. Fluido y seguro. Amarilla en el tramo final del partido.

Se mide a su rival fetiche: seis goles, más que a ningún otro equipo. Como Carvajal, parte con la amenaza de la sanción para Pamplona si ve una a amarilla. No tiene mucho el balón el Madrid y eso lo nota el germano. Remata muy forzado a los 65 minutos; ante el Celta le sale casi todo cuando remata, pero eso era demasiado. Esta vez no marcó ante el Celta. Se fue en el minuto 86.

Se mide a su rival fetiche: seis goles, más que a ningún otro equipo. Como Carvajal, parte con la amenaza de la sanción para Pamplona si ve una a amarilla. No tiene mucho el balón el Madrid y eso lo nota el germano. Remata muy forzado a los 65 minutos; ante el Celta le sale casi todo cuando remata, pero eso era demasiado. Esta vez no marcó ante el Celta. Se fue en el minuto 86.

Pisó el campo a falta de cuatro minutos.

Pisó el campo a falta de cuatro minutos.

Hace tiempo que dejó atrás el debate de si estaba solo para momentos puntuales. Es el motor del Madrid y Zidane ya ha guardado la hoja de cálculo con el croata.Su equipo le busca porque sabe que por él pasan las cosas buenas. Normal que Zidane clame por su renovación. Es un manual de cómo debe manejarse un centrocampista. Lee también los partidos como las fases en las que puede 'desaparecer' para tomar aire.

Hace tiempo que dejó atrás el debate de si estaba solo para momentos puntuales. Es el motor del Madrid y Zidane ya ha guardado la hoja de cálculo con el croata.Su equipo le busca porque sabe que por él pasan las cosas buenas. Normal que Zidane clame por su renovación. Es un manual de cómo debe manejarse un centrocampista. Lee también los partidos como las fases en las que puede ‘desaparecer’ para tomar aire.

Desde el 1 de diciembre, en Kiev, no aparecía. Menos de 10 minutos para dar aire a Modric.

Desde el 1 de diciembre, en Kiev, no aparecía. Menos de 10 minutos para dar aire a Modric.

Intocable. Asentadísimo en el once. Ya no hay debate ni con la vuelta de Hazard. Y si había dudas, gol del gallego a los cinco minutos, de cabeza. No marcaba con un cabezazo desde el 10 de febrero de 2018, a la Real. De sus 30 goles con el Madrid, seis han sido de cabeza. Le regala a Asensio el 2-0. Se le nota que sobrado de confianza, Otro partido de alto nivel. Acabó de lateral, donde jugará en Pamplona ante la sanción de Carvajal.

Intocable. Asentadísimo en el once. Ya no hay debate ni con la vuelta de Hazard. Y si había dudas, gol del gallego a los cinco minutos, de cabeza. No marcaba con un cabezazo desde el 10 de febrero de 2018, a la Real. De sus 30 goles con el Madrid, seis han sido de cabeza. Le regala a Asensio el 2-0. Se le nota que sobrado de confianza, Otro partido de alto nivel. Acabó de lateral, donde jugará en Pamplona ante la sanción de Carvajal.

Entró por Carvajal. Se colocó en la banda que menos le gusta, la derecha.

Entró por Carvajal. Se colocó en la banda que menos le gusta, la derecha.

Dijo ayer Coudet que entre Karim y Aspas se queda con Iago. ¿Un acicate para el 9 del Madrid? Trata de sacar a los centrales del Celta de zona. Se ha llevado una entrada dura, abajo, a los 25 minutos.Muy mal remate en la primera que tuvo clara, a los 37 minutos. Roza el 3-0 con un zurdazo a los 63 minutos. Anda mucho más lúcido fuera del área que en ella.

Dijo ayer Coudet que entre Karim y Aspas se queda con Iago. ¿Un acicate para el 9 del Madrid? Trata de sacar a los centrales del Celta de zona. Se ha llevado una entrada dura, abajo, a los 25 minutos.Muy mal remate en la primera que tuvo clara, a los 37 minutos. Roza el 3-0 con un zurdazo a los 63 minutos. Anda mucho más lúcido fuera del área que en ella.

El cambio final. Entró en el minuto 90 por Benzema.

El cambio final. Entró en el minuto 90 por Benzema.

Repite titularidad porque ha lanzado mensajes de que su confianza va en aumento. Se su bota salió la jugada del 1-0. Ese es un pase marca de la casa. Muy activo, quiere la pelota y no solo en su zona de seguridad. Amarilla por una entrada a Aspas después de un buen esfuerzo de repliegue (38'). Celebra con ganas su gol. No marcaba desde la última jornada de la pasada campaña, ante el Leganés.Lo necesitaba. Dejó su sitio a Hazard a falta de un cuarto de hora. Aplausos desde el palco.

Repite titularidad porque ha lanzado mensajes de que su confianza va en aumento. Se su bota salió la jugada del 1-0. Ese es un pase marca de la casa. Muy activo, quiere la pelota y no solo en su zona de seguridad. Amarilla por una entrada a Aspas después de un buen esfuerzo de repliegue (38′). Celebra con ganas su gol. No marcaba desde la última jornada de la pasada campaña, ante el Leganés.Lo necesitaba. Dejó su sitio a Hazard a falta de un cuarto de hora. Aplausos desde el palco.

Un cuarto de hora para ganarse el sitio. Ahora sabe que con Lucas y Asensio así se lo va tener que ganar. Poco se le vio.

Un cuarto de hora para ganarse el sitio. Ahora sabe que con Lucas y Asensio así se lo va tener que ganar. Poco se le vio.

Su plan es cristalino. Le da igual que el calendario acumule esfuerzos o que la Supercopa esté a la vuelta de la esquina. La fórmula que tiene en su cabeza para seguir arriba es una y no quiere aleaciones extrañas. algo que sí pasaba hasta la derrota en Kiev. El partido arrancó con el balón para el Celta, pero la respuesta del Madrid fue contundente: con gol. Va a tener que medir a su equipo  porque pocas veces sus jugadores han tenido que correr tanto tras la pelota.El gol de Asensio lleva el partido a un escenario tranquilo. A pesar del 2-0, el partido se acerca al minuto 70 y no hay cambios. Los hizo todos al final. Su plan sigue sumando victorias.

Su plan es cristalino. Le da igual que el calendario acumule esfuerzos o que la Supercopa esté a la vuelta de la esquina. La fórmula que tiene en su cabeza para seguir arriba es una y no quiere aleaciones extrañas. algo que sí pasaba hasta la derrota en Kiev. El partido arrancó con el balón para el Celta, pero la respuesta del Madrid fue contundente: con gol. Va a tener que medir a su equipo porque pocas veces sus jugadores han tenido que correr tanto tras la pelota.El gol de Asensio lleva el partido a un escenario tranquilo. A pesar del 2-0, el partido se acerca al minuto 70 y no hay cambios. Los hizo todos al final. Su plan sigue sumando victorias.

bookmark_borderZidane y el dilema con Modric

Modric se ha descolgado de los últimos onces importantes del Real Madrid. El croata ha sido suplente en las dos últimas finales de los blancos ante Barcelona y Gladbach, y apunta también al banquillo en la que afrontan hoy ante el Inter tras jugar el partido completo el sábado frente al Huesca.

La situación ha dado lugar a un caso Modric. «No ha cambiado nada con Luka, sabemos lo que es para nosotros. Hay muchos partidos y vamos a contar con todos los jugadores. Luka cada vez que juega lo hace bien. Para un entrenador es lo más difícil, sobre todo con jugadores como Luka. Elegir y jugar, a veces no jugar… Pero Modric es importantísimo para nosotros», salió al paso ayer Zidane, que reconoció que con Modric tiene un dilema.

Cierto es que el ’10’ es importante, como lo refleja el hecho de que es de los pocos jugadores que ha disputado los nueve partidos del Madrid entre Liga y Champions y que ha sido titular en seis de ellos. Pero sus suplencias consecutivas ante Barça y Gladbach llamaron la atención. Y si repite desde el banquillo hoy ante el Inter será una tendencia más que llamativa. Y eso que el plan le ha salido bien a Zidane, porque el croata fue decisivo en ambos partidos como revulsivo (marcó ante el Barça y participó en el empate in extremis ante el Gladbach). Otra cosa es que el plan le guste a Modric, intocable hasta hace poco.

VUELVE ODEGAARD

Modric está jugando a un buen nivel, tal y como reconoce el propio Zidane, pero la competencia es alta, más con el inminente regreso de Odegaard, su ‘gran rival’ por un sitio en el once titular. El noruego apenas ha podido participar en lo que va de temporada por culpa de las lesiones, pero a su vuelta lo normal es que Zidane le vuelva a dar protagonismo.

A ello se une que Valverde vuelve a estar a un gran nivel y que resulta innegociable para el técnico, junto a Casemiro. Eso dejan poco hueco para Modric, y también para Kroos, que sin ir más lejos descansó ante el Huesca. Sin embargo, el alemán sí ha estado en el once en los partidos decisivos del Camp Nou y el Borussia Park, lo que le sitúa un punto por delante de Modric. El partido ante el Inter será una nueva escenificación de la situación de Luka.

La esperanza de Modric de colarse en el once ante el Inter es un cambio de sistema de Zidane. Es decir, que el técnico abandone el 4-3-3 y decida reforzar el centro del campo, apostando por cuatro centrocampistas. Eso supondría hacerle un hueco al croata, que formaría en la medular junto a Casemiro, Kroos y Valverde. El sacrificado sería Asensio, porque el ataque lo formarían Hazard y Benzema. Sin embargo, todo apunta que Zidane seguirá jugando con el tridente de gala que tanto tiempo ha estado esperando.

LA RENOVACIÓN DE FONDO

De fondo en toda esta situación de Modric está su renovación, el croata sigue con la ilusión intacta de poder ampliar su contrato con el Real Madrid, que acaba el próximo mes de junio. Pero para ello necesita ser importante en el equipo y las últimas decisiones de Zidane no ayudan, más teniendo en cuenta que se han producido con Odegaard de baja por lesión.

bookmark_borderEl apellido Cañizares vuelve al primer equipo del Real Madid 22 años después

Lucas Cañizares (18 años) es un juvenil más de los muchos que hay en Valdebebas, pero no todos tienen la oportunidad de compartir convocatoria con el primer equipo. Sus méritos deportivos le han llevado a que Zinedine Zidane le convoque para el partido de ante el Cádiz como reconocimiento a su buen hacer en el juvenil A durante las últimas semanas de entrenamiento y por su rendimiento en la pasada campaña en el juvenil B. Se estrena en una convocatoria, pero bien podría estar jugando en el Valencia, equipo con el que llegó a un acuerdo en el verano de 2018, pero que rompió a última hora cuando su cambio de aires iba a ser una realidad. De esta manera el apellido Cañizares regresa a la elite madridista.

El primer compromiso liguero del Castilla, también ha ayudado a la llamada de Lucas para completar la lista del primer equipo.Altube (habitual con el primer equipo), Toni Fuidias y Luis López (estuvo desde la vuelta el fútbol con el primer equipo) son los porteros del primer filial del Real Madrid. Lucas Cañizares forma parte del plantel del juvenil A, pero su crecimiento en las dos últimas campañas, ha llevado a Zinedine Zidane a contar con él en el choque ante el equipo andaluz.

Con su presencia en la convocatoria, el apellido Cañizares vuelve a figurar en una convocatoria del equipo madridista 22 años después . Y es que Lucas es hijo de Santi Cañizares, portero formado en la cantera y que militó en el primer equipo durante cuatro temporadas. El Valencia fue el escaparate en el que el fuera canterano madridista mostró un gran nivel, hasta ser titular en la selección español y uno de los mejores porteros del cambio de siglo.

Lucas llegó al Real Madrid con doce años para jugar en el Infantil B y a partir de ahí ir subiendo todos los escalones de la cantera. En 2018, estuvo a un paso de abandonar la disciplina del club blanco para firmar por el Valencia. No jugaba y no se sentía cómodo en Valdebebas. Es más, llegó a hacer un viaje con el Juvenil C entrenado por Manu Fernández, con el acuerdo ya cerrado con el equipo valencianista. Al regreso de San Pol de Mar, el portero, tras hablar con el técnico y mantener una conversación con su padre, decidió seguir de blanco… y hasta ahora. El Ciutat de Valencia fue su primer equipo y el Alboraya el que le sirvió de trampolín hacia el Real Madrid.

Su madridismo y su devoción por el fútbol está fuera de toda duda, tal y como demuestran sus redes sociales y sus fotos con los que han sido sus ídolos vestidos de blanco, empezando por Zinedine Zidane, Luka Modric, Raúl González, Sergio Ramos y una de Leo Messi. Desde pequeño ha vivido rodeado de fútbol por los cuatro costados y hoy tocará el gloria con la convocatoria

bookmark_borderEl gol del Madrid viene de atrás

Hay un antes y un después en el Madrid sin Cristiano Ronaldo, como si el adiós en 2018 del portugués hubiera originado un nuevo calendario para organizar la historia del club. Vivir sin ese promedio de 1,02 goles por partido que ponía CR7 se hace más complicado, una realidad que, al mínimo contratiempo, recupera su nombre para los debates. En este inicio de temporada ha vuelto a ocurrir, con el equipo de Zidane a cero ante la Real Sociedad y el francés sin confiar en Jovic ni Mayoral (Mariano, el delantero restante, tampoco cuenta para él y se quedó en casa por una amigdalitis).

Pero ese panorama no ha variado las intenciones de la dirección deportiva, que se mantiene firme en la idea de no fichar en este mercado. Ni los resultados ni los numerosos ofrecimientos hacen variar el plan, lo que lleva a Zidane, que sólo confía como nueve en Benzema, a apañárselas con lo que actualmente dispone. Y eso requiere, además de que se enchufen los Hazard, Asensio, Vinicius o Rodrygo, que la defensa y el centro del campo mantengan su tendencia al alza en la aportación ofensiva.

El 40,20% de los goles en la 2019-20, de defensas y medios

El último curso bajo el paraguas de Cristiano el Madrid marcó 144 goles. En los dos siguientes descendió a 104 y 97, respectivamente. Es una pérdida, para cada caso, de un 27,78% y un 32,64%. En este bienio, pese al evidente empeoramiento general de la relación con el gol, la zaga y la sala de máquinas han mejorado en este registro. Pasaron de los 32 tantos aún en presencia del portugués, a los 34 en la 2018-19 y los 39 en la 2019-20. Los porcentajes respecto al total son igualmente significativos: del 22,22%, al 32,69% y al 40,20%.

En este periodo, además, ha ido variando el número de quienes, sin ser su función principal, han arrimado el hombro para sujetar al Madrid postCristiano al asomarse a la portería contraria. Fueron 8 jugadores con el de Madeira y, sin él, 14 primero y 10 después. Sergio Ramos se ha erigido representante de todos ellos, subiendo en este lapso de 5 dianas a 11 y 13 (segundo pichichi blanco en la 2019-20). Sin fichajes, con atacantes atascados y con delanteros hoy fuera de consideración por Zidane, el gol madridista depende de Benzema… y de ellos.

bookmark_borderPosible alineación del Real Madrid hoy contra el Betis en LaLiga

El Real Madrid necesita hoy sábado (21:00 horas, Movistar LaLiga) en el Benito Villamarín reaccionar para enderezar su rumbo en la Liga Santander. En la segunda jornada (la primera fue aplazada para los blancos) no superó el empate (0-0) contra la Real Sociedad y en esta tercera se mide con un Betis que empieza el fin de semana líder, con dos victorias y muy buenas sensaciones gracias al toque del chileno Manuel Pellegrini.

Sigue el Betis – Real Madrid en vivo y en directo, partido de LaLiga Santander.

En la plantilla de Zidane siguen siendo baja dos jugadores muy importantes, Eden Hazard y Marco Asensio. Vuelven, en cambio, otros dos futbolistas que sí entraron en la convocatoria de ayer, de 22 jugadores (contando al tercer portero, Diego Altube): Isco y Lucas Vázquez. Ambos se han recuperado de sus respectivas lesiones y optan a tener minutos.

Sin embargo, es muy poco probable que sean titulares. En el once estarán Courtois y la defensa de gala, con la duda de Mendy o Marcelo en el lateral izquierdo. En el centro del campo se espera el regreso de Casemiro, suplente en el Reale Arena, y le pueden acompañar Modric y Kroos. Estaría por ver si completaría la medular Odegaard o Fede Valverde. Arriba, Vinicius y Rodrygo son candidatos a asociarse con Benzema.

Posible once titular de Zinedine Zidane en el Betis-Real Madrid

Por lo tanto, la posible alineación titular que saque el entrenador del Real Madrid contra el Betis estaría formada por: Courtois en portería; Carvajal, Varane, Ramos y Mendy o Marcelo en defensa; Casemiro, Kroos, Modric y Fede Valverde u Odegaard en el centro del campo; y en el ataque, Vinicius o Rodrygo y Benzema.