bookmark_borderDespejadas todas las dudas, habrá Zinedine Zidane 2020-2021

La decisión ya está tomada. Pese a que al implicado le cuesta reconocerlo en público, habrá Zinedine Zidane 20-21. Presidente y entrenador hablaron al término del campeonato y la continuidad del técnico está asegurada. La conquista de LaLiga número 34 ha despejado cualquier duda que pudiera existir en la mente de unos y otros, por lo que el segundo proyecto del técnico seguirá adelante una temporada más.

«Zidane es una bendición para el Real Madrid», confesó Florentino Pérez una vez que el equipo blanco se proclamó campeón de manera matemática tras derrotar al Villarreal. Lo cierto es que el francés regresó a la entidad madridista y lo hizo para volver a hacer campeón al equipo blanco. Nadie lo puede discutir. Guste más o menos, con Zidane en el banquillo los éxitos y títulos se acumulan.

Zinedine Zidane tiene dos años más de contrato, pero un papel nunca ha sido un obstáculo si el ahora entrenador veía que algo no funcionaba o se le escapaba el control de la situación. No lo fue como jugador, cuando perdonó un año de contrato, no lo fue en 2018 cuando creyó que era el momento de dejar el banquillo del Real Madrid tras una temporada muy complicada en el interior del vestuario blanco.

Crédito recuperado

Ahora se siente con fuerza. Su gran objetivo de la campaña está logrado con la conquista de LaLiga, la segunda en tres temporadas completas como técnico del Madrid. Le dolía aquello del bajo porcentaje de éxito en la última década en el día a día. Quería la número 34 y la ha logrado.

Hasta llegar a la atípica celebración de la semana pasada, Zidane ha tenido que superar momentos muy complicados, los más duros desde que es entrenador. El arranque de Liga, el partido en Mallorca, el de Estambul con todo en juego, incluida su continuidad. Luego el palo de City y el paréntesis abierto por la pandemia. Pero su liderazgo del grupo junto a Ramos durante el confinamiento ha hecho posible que logre volver a poner a todos de acuerdo. Y queda la Champions League.

El técnico ya sabe que la próxima temporada la deberá afrontar con lo que tiene. Lo asume. Es más, se siente feliz, aunque es consciente de que algunos jugadores deberán aparecer menos o en circunstancias más especiales. Ley de vida. De la actual plantilla se sabe que le sobran Bale y James, que duda con Odriozola y que le gustaría seguir teniendo a sus pretorianos a su lado, con

Lucas a la cabeza.

Valora a Brahim, pero cree que debe salir del equipo y jugar. No lo tiene claro con Jovic y a Mariano le ve mejor en otro destino… De los cedidos le gusta Odegaard pero también sabe que tendría complicado jugar con Modric en la plantilla.

Todo se lo ha dicho al presidente, como también lo que le gustaría que tuviera el Real Madrid del futuro, pero tiene claro que este verano no podrá ser. Lo que sí es seguro es que Zidane será el dueño del banquillo blanco la próxima temporada.

bookmark_border«Cuando estamos metidos, somos muy difíciles de batir»

Zidane compareció tras concluir el encuentro para dar sus primeras impresiones de la victoria del Real Madrid ante el Valencia, con un doblete de Benzema y un tanto de Marco Asensio, que volvió a jugar después de casi 11 meses.

Victoria con mucho valor: «Todos los partidos son complicados y más contra un rival como el Valencia, muy fuerte, que en la primera parte entró muy bien, corriendo mucho. Pero estoy contento cómo manejamos todo el partido. La segunda parte fue mejor en todo. Son tres puntos merecidos».

El otro día, enfadado: «Esta vez se puede decir que fuimos superiores. Contra el Eibar fuimos mejores en la primera y peor en la segunda. Sabemos que tenemos que cuidar los detalles. Cuando estamos concentrados y metidos somos muy difíciles de batir».

Gol anulado al Valencia: «No he visto la jugada. Pero hay un árbitro y no me meto, porque es una labor complicada. Él ha visto la jugada y lo ha pitado».

Benzema: «El primer gol empieza con Sergio Ramos, después Modric y la jugada, finalizada con Hazard y Benzema, es muy bonita. El segundo, a los que nos gusta el fútbol, es muy bonito, y además él no es zurdo y la mete en la escuadra directamente. Y luego el gol de Marco, que me alegro mucho por él, por su vuelta. Es una noche muy bonita».

Consignas a Asensio: «Le digo que disfrute después de tanto tiempo. Ha marcado nada más salir. Le digo también que está preparado para jugar y lo ha demostrado en 15 o 20 minutos».

Gesto con Unzué: «Le mandamos lo que ponía en la camiseta, un gran mensaje de ánimo. Yo lo conozco muy bien esto, porque soy padrino contra el ELA. Le mandamos todo nuestro apoyo, estamos con él, y ojalá salga adelante».

Zidane, en conferencia de prensa

Asensio: «Significa mucho para él y para nosotros. Estamos contentos de verlo en el terreno de juego. Han sido ocho meses, así que nos alegramos de verle marcar un golazo en la primera jugada».

Obligar al Barcelona. «Es importante lo que hacemos nosotros. Tres puntos ante un rival muy importante, que jugó muy bien en el primer tiempo, con mucho ritmo. Nosotros lo hemos hecho muy bien, los jugadores pueden estar muy satisfechos, son los que juegan y pelean. Es una victoria muy merecida».

¿Cómo vio el gol anulado al Valencia?: «Creo que es lo que dice el árbitro. Ha tomado la decisión, ha mirado la jugada en el VAR y ya está. Es una decisión complicada, yo no me meto en esas cosas».

No ha agotado los cambios: «Cada partido tiene su historia y hoy ha sido así. Hicimos dos cambios, el otro día cinco. Al final nos ha salido bien y eso es lo más importante. Seguramente en otro partido vas a necesitar hacer más cambios. No tienes que hacer cinco sí o sí, te lo dice el partido».

Marco Asensio y el golazo de Benzema. «El gol ha sido un golazo de Karim. De volea y con la zurda. Me alegro por su gol. De Marco, ni te digo. Después de ocho meses, sólo el hecho de entrar en el campo ya era para estar muy contento. Marcar a la primera, significa que ya está metido y que tiene calidad para ello. Me gustaría destacar la calidad de todos, incluso de los que no juegan. Trabajamos todas las semanas y vamos a necesitar a todos. Faltan nueve partidos y tenemos que seguir. Tenemos un partido importante el domingo en San Sebastián».

¿Está el equipo dónde quiere?: «Físicamente veo al equipo muy metido y, al final, es el comportamiento de todos. Estamos donde queremos. Pero hay que seguir».

¿Es la mejor versión de Hazard?: «Son opiniones. Es verdad que ha sido su partido. Ha jugado 75 minutos. Parece que está cansado, pero de repente coge el balón y lo hace bien. Nos alegramos de que esté con nosotros porque tiene mucha calidad».

Cuatro centrocampistas juntos. «No es por jugar contra el Valencia. Me ha gustado la posición diferente de Modric. Ha interpretado muy bien el juego entre líneas. La primera jugada y el gol que hacemos son por eso. La jugada entre Luka, Hazard y Benzema».

Siguiente jornada para asaltar el liderato. «Dependemos únicamente de lo que nosotros vamos a hacer. No me meto en la cabeza lo que hacen otros. Voy a ver el partido del Barcelona con el Sevilla, pero no me meto en la cabeza que el Barcelona va a fallar ahí. Sabemos la situación».

bookmark_borderKroos, Modric y Casemiro: el tridente del Real Madrid que sí tiene gol

En el Real Madrid hay un tridente que sí tiene gol, y no es precisamente en el ataque blanco. Zidane ha encontrado un buen puñado de goles en el centro del campo, concretamente con Kroos, Modric y Casemiro. Entre los tres han firmado hasta el momento 15 tantos entre todas las competiciones. Una cifra considerable que ha ayudado al equipo en estos difíciles momentos en los que la pegada de los delanteros no les acompaña como en épocas anteriores.

Zidane les pidió un paso al frente de cara a puerta y lo han dado. De hecho, Kroos y Modric firman sus mejores números goleadores desde que están en el Real Madrid. El alemán marcó su sexta diana el pasado domingo ante el el Eibar y supera así los cinco tantos que anotó en la 17-18. Modric ya lleva cinco goles y también ha mejorado los cuatro goles que logró la pasada campaña como récord goleador de blanco.

bookmark_borderSimulacro en el Di Stéfano… sin Bale

A falta de una semana para que el Real Madrid regrese a la competición liguera, la plantilla madridista se ejercitó en un horario inusual: a las 19:30 horas, en lo que debería ser una especie de simulacro para irse adaptando al horario en el que se medirá el próximo día 14 en el estadio Alfredo Di Stéfano, así como a las condiciones climáticas y a las dimensiones del terreno de juego (mide exactamente igual que el Santiago Bernabéu). Así, los jugadores blancos, se repartieron en dos grupos y disputaron un partidillo (acabaron 2-2) para que fuesen habituándose a lo que les va a esperar de aquí al final de temporada, tanto en casa como cuando tenga que jugar fuera. El único ausente de la sesión fue Gareth Bale que, algo sobrecargado y con molestias en un pie, no estuvo con el resto de sus compañeros. La composición de los onces fue: Courtois, Carvajal, Nacho, Varane, Mendy, Kroos, Modric, Reinier, Asensio, Benzema y James (estos vistieron de blanco, y fueron los ganadores en una tanda de penaltis). Hazard también jugó con los de blanco. De color verde se alinearon Areola; Millitao, Ramos, Casemiro, Marcelo, Valverde, Lucas Vázquez, Isco, Rodrygo, Vinicius y Brahim.

Por tercera semana en el mes que llevan entrenándose, los madridistas se han ejercitado por sexta jornada consecutiva. El tener que jugar su encuentro en siete días facilita estas disposiciones temporales, pero Zidane (que participó como jugador en la inauguración de dicho estadio) no quiere perder tiempo. Quiere que todos sus jugadores estén disponibles y preparados (salvo Luka Jovic, que sigue con su proceso de recuperación, cuenta con todos). La plantilla lo sabe y acepta el reto de ganar esta Liga en unas condiciones nunca vistas.
Hay que recordar que el Madrid ya tiene los permisos de LaLiga y de la Federación para disputar los seis partidos pendientes del Campeonato en Valdebebas. El club ha mejorado la iluminación del estadio Di Stéfano, ha instalado un sistema de publicidad estática más moderno y ha implementado la tecnología VAR, tal y como exigía la RFEF. En el caso de que el Madrid supere la eliminatoria de Champions contra el Manchester City, que aún está pendiente del partido de vuelta, el Club ya ha tramitado con la UEFA, vía federativa, jugar el resto de los partidos de la Copa de Europa también en Valdebebas

bookmark_borderEl laberinto de Odegaard y su futuro entre Real Sociedad y Real Madrid

Martin Odegaard parecía llamado a ser jugador de la primera plantilla del Real Madrid en la próxima temporada, pero el vuelco sufrido por el fútbol por culpa de la pandemia del Covid-19, han llevado a los dirigentes del club blanco a variar el rumbo de los acontecimientos. Antes del inicio del parón de la competición, por el Bernabéu se pensaba en la salida de algunos jugadores del actual plantel de Zinedine Zidane para hacer hueco, entre otros, al noruego, pero esa posibilidad está cada día más alejada de ser posible, lo que coloca la vuelta de Odegaard en algo prácticamente descartado para el próximo ejercicio. La prioridad de los dirigentes es la de vender jugadores, pero la situación no invita al optimismo en ese sentido.

El centrocampista no se ha pronunciado, pero lo que sí tiene muy claro es que quiere jugar, que busca sentirse importante, algo que ha conseguido durante la presente temporada en la Real Sociedad, y eso a día de hoy parece algo complicado de alcanzar en el Real Madrid de Zidane, no por su calidad y sí por la amplia competencia que tendría a su lado. Los dirigentes madridistas no intuyen movimiento alguno que pueda abrir hueco alguno a la llegada de la llamada revelación de la Liga Santander.

Tres fijos

Con Valverde, Casemiro, Kroos como fijos cara al futuro, con Modric e Isco con mucha presencia para el técnico francés, algo que no tiene James, el sitio para Odegaard parece más que complicado, al menos para considerarse como titular, algo que ha hecho en el equipo donostiarra desde que se inicio la temporada, demostrando calidad y presencia en el juego. Lo tiene claro y a su edad sabe que lo fundamental para su fútbol es lo de no perder el tiempo y sí seguir acumulando minutos de experiencia sobre el verde.

La Real Sociedad se mueve inquieta respecto al futuro de Odegaard y a sus dirigentes les gustaría manejar una solución definitiva, pero lo especial del actual ejercicio, ha retrasado todo y ha dejado en suspenso muchas de las decisiones. La cesión acordada entre los dos equipos, habla de una temporada, más una segunda, pero el Real Madrid puede recuperarle en el momento en que se termine la primera de las campañas de préstamo.

Sin decisión definitiva, todo apunta a que Odegaard seguirá jugando un ejercicio más en Anoeta. El jugador se ha identificado plenamente con la vida en Donosti y con la filosofía del club donostiara, pero también tiene muy claro que quiere triunfar en el Real Madrid, club por el que fichó en el invierno de 2015, procedente del Stromsgodset y recién cumplidos los 16 años, edad límite para poder incorporarle a la plantilla blanca.

Hace unos días, el noruego no ocultó su deseo de jugar competición europea la próxima temporada. «El objetivo es la Champions League y es lo que queremos. Es un sueño para todos los futbolistas del mundo y es lo que queremos hacer el año que viene», comentó en rueda de prensa y dejando patente su plena identificación con el proyecto que inició el pasado verano y que por el momento le ha llevado a la final de Copa y a colocar a la Real Sociedad en puestos de europeos.

La confianza del Real Madrid hacia el jugador es total y absoluta. Creen en él, pero también tienen claro que debe regresar a la que es su casa en el momento en el que panorama en el centro del campo blanco esté más despejado. La solución, pronto.

bookmark_borderPaliza física de Zidane para acabar la semana del regreso

La plantilla del Real Madrid ha puesto punto y final a su primera semana de entrenamiento tras este parón forzoso por el estallido de la pandemia de la COVID-19. Los blancos que se han venido ejercitando en Valdebebas, han venido trabajado tanto en el aspecto físico como con el balón. La última sesión de la semana fue de intenso trabajo físico: los jugadores llegaron a correr por zonas no habituales para evitar posibles contactos entre ellos. A su vez, también realizaron trabajos con balón. La idea que maneja Grégory Dupont, el preparador físico de los blancos, es la de potenciar el estado físico de sus jugadores, una vez que ha podido entrenar y observar su estado tras varias semanas de ausencia debido al coronavirus. Sabe que es muy complicado que el equipo alcance la velocidad de crucero que obtuvo entre diciembre y febrero, pero va a buscar el punto más alto de su forma. Dani Carvajal, una de las voces más autorizadas del vestuario blanco, explicaba sus sensaciones en esta semana de trabajo: “Me acuerdo del primer día y nos costaba dominar el balón. Al final en casa no puedes entrenar igual que aquí en el campo, pero iremos poco a poco. Hay que seguir el protocolo que dicta LaLiga, ser cuidadosos y respetuosos con las normas e intentar coger ritmo con balón y sin balón”. Para Vinicius ha sido «como volver de una lesión». A su vez, Zinedine Zidane (ha sido llamativo verle dirigir las sesiones de entrenamiento con mascarilla puesta, al igual que a sus ayudantes) ha ido intensificando el nivel de sus sesiones.

La semana ha sido atípica debido al coronavirus. El pasado lunes 11, los jugadores fueron llegando de manera escalonada hasta la Ciudad Deportiva blanca, cerrada desde que se supo que el jugador de la sección de baloncesto Trey Thompkins había dado positivo. Trabajaron en dos grupos: el primero, desde las 09:00 de la mañana lo formaban jugadores como Ramos, Kroos, Lucas Vázquez, Modric, Hazard, Casemiro, Bale, Carvajal, Nacho, Altube… En el segundo, que empezó sobre las 11, aparecían el resto de jugadores: Mariano, Asensio, Rodrygo, Mendy y Valverde, por citar algunos. Se dio la curiosidad de que algunos futbolistas coincidieron en la puerta de acceso. Unos entraban, otros se iban a casa. La plantilla se entrenó de manera individual, sin contacto entre los jugadores, y las sesiones duraron algo más de una hora, eminentemente física. Han venido utilizando tres campos para que exista separación de seguridad entre los jugadores. Y no se han cambiado en el vestuario: cada jugador ha ido a su habitación individual en la Residencia para cambiarse: Allí han encontrado ropa de entrenamiento dentro de bolsas biodegradables para poder cambiarse.

La vuelta empezó con gratas noticias como fueron las reincorporaciones de Marco Asensio y de Eden Hazard. El balear ya está recuperado de la terrible lesión que se produjo el pasado mes de agosto y puede ser una de las piezas clave de este final de campaña. Ya en pretemporada, Zidane le ubicó como falso delantero centro, donde empezaba a asentarse y a mostrar parte de sus cualidades. Hazard, por su parte, avanza en su estado tras ser operado el pasado mes de marzo de una fisura en el peroné de la pierna derecha. Ambos han saltado al terreno de juego de la Ciudad Deportiva y reincorporado a la disciplina del grupo.

Pero también ha habido malas noticias: Luka Jovic regresó lesionado de Belgrado, en donde pasó la cuarentena (una fractura extraarticular en el hueso calcáneo del pie derecho), que le mantendrá apartado de los terrenos de juego entre 7-8 semanas, mientras que Mariano, otro delantero blanco, se ha venido ejercitando en el gimnasio debido a molestias en el pie derecho. Los dos han sido las únicas bajas en este reinicio. El lunes 18 volverán los entrenamientos de la misma manera que hasta ahora.

bookmark_borderVuelve el optimismo al Real Madrid en Valdebebas

No ha sido el de hoy un lunes cualquiera en Valdebebas. El coronavirus ha cambiado las sensibilidades y prioridades de todos, y lo que antes era normal ahora se ha vuelto extraordinario. Por eso en la nueva fase de entrenamientos que ha iniciado el Madrid esta mañana se ha disparado el optimismo.

Desde el club resaltan la gran alegría que se ha vivido en la ciudad deportiva en la primera jornada de esta semana. Queda aún mucho camino por recorrer, pero explican que la posibilidad de juntar a ocho jugadores para los ejercicios, que siguen siendo individuales pero a la vez con compañía, uno detrás de otro, ha trasladado a la plantilla a un pasado mejor.

Zidane y su cuerpo técnico han dispuesto circuitos de conducción esquivando picas, saltando vallas y, quizá lo más especial, lanzando a puerta. Ese paso de poder chutar y las típicas reacciones a los golazos, los paradones o los fallos ha puesto las sonrisas en la boca de los futbolistas, como si así se hubieran terminado de convencer de que el regreso del fútbol es más que viable.

Las precauciones, no obstante, son máximas. Las medidas de seguridad han seguido siendo escrupulosas, siempre de acuerdo a todos los protocolos establecidos: llegada individual en el coche elegido para esta etapa, recogida de la ropa en bolsas biodegradables en las habitaciones, donde también se han duchado y han devuelto las equipaciones a nuevas bolsas, la obligatoriedad del gel hidroalcohólico en el gimnasio… Es la única forma de, seguramente más pronto que tarde, disfrutar de nuevo de lo que más les gusta.

bookmark_borderOdegaard se pone a la altura de Kroos, Modric y Valverde

Martin Odegaard ha dejado de ser una promesa y está ‘al punto’ para jugar en el Real Madrid. Su temporada en la Real Sociedad ha confirmado a un jugador pleno, de criterio y despliegue, eje del juego y arma en el ataque, donde saca brillo a su conducción, a su visión para el pase filtrado y a su disparo. “Odegaard es casi como un robot; está listo para jugar en el Madrid”, declaró la pasada semana Leonid Slutski, su extécnico en el Vitesse holandés. Una opinión que la estadística corrobora. Con 21 años, los números del noruego con el equipo donostiarra los firmaría cualquier titular madridista. No tienen nada que envidiar a los informes de Kroos, Modric (en el club ven a Martin como el sustituto perfecto del croata, que ya tiene 34 años) y Fede Valverde, tres jugadores básicos para Zidane en la media (Casemiro, innegociable, desempeña una función muy distinta a la de Odegaard, interior).

En la parte inferior pueden ver la comparativa entre los cuatro jugadores. Es Kroos quien lidera la mayor parte de los apartados (mejor promedio de recuperaciones, pérdidas, porcentaje de pases buenos, remates y remates a puerta, ocasiones creadas…), pero Odegaard se aproxima mucho a la aportación del alemán. Su media de recuperaciones (un balón cada 14 minutos de Kroos por uno cada 15’ de Martin), de remates (uno cada 42’ frente a cada 49’), de disparos a puerta (cada 128’ y cada 134’) y de ocasiones creadas (cada 32’ del ex del Bayern y Odegaard cada 36’) son muy similares y mejoran los datos de Modric y Valverde. Incluso el noruego lidera algunos conceptos. Necesita menos minutos para marcar (cada 344’) y para asistir (cada 301) y es el que promedia más acciones en el área rival (cada 31’)… El niño ha pegado el estirón.

Su llegada a la Real Sociedad ha sido clave en esta explosión. El noruego ha caído de pie en Donostia y la filosofía de Imanol y el entorno del equipo le ha sentado como un guante. Un premio para un jugador que ha demostrado una capacidad de resistencia admirable. Desde muy joven soportó una presión tremenda y eso le hizo madurar muy pronto. «Su capacidad de manejar los contratiempos es enorme. Mientras otros futbolistas requieren una semana entera o necesitan un nuevo partido para mejorar su autoestima, él se recupera rápidamente», declaró su psicólogo Klaus Pettersen. Después de que su padre lo comenzase a moldear y a ‘exhibir’ por media Europa, el Madrid le presentó en enero de 2015 ante los medios de comunicación, escoltado por Emilio Butragueño, como una de las grandes promesas del fútbol, aunque su salario era galáctico: para eliminar al Bayern de la carrera por su fichaje, el Madrid le prometió 3,5 millones brutos por temporada (dos millones netos), algo que causó fricciones con sus nuevos compañeros del Castilla y le cargó de presión y recelos. Luego el club blanco, su padre y el jugador decidieron que lo mejor sería salir cedido para coger vuelo. Así, en 2017 comenzó a encadenar préstamos. Primero al Heerenveen, donde vivió más curvas, y después al Vitesse, donde comenzó a adquirir tono de gran futbolista. 11 goles, 12 asistencias en 39 partidos fueron sus números. Pero más allá de estadísticas allí adquirió una mayor madurez física y futbolística, sumando a su capacidad asociativa una mayor velocidad y capacidad de regate.

Aquel ‘pequeño’ que fichó el Madrid ya no era tal, pero en Chamartín eran conscientes de que no tenía hueco en una plantilla en la que están Isco, Asensio, Modric, Kroos, Valverde… Por eso, se tomó tal vez una decisión que ha sido clave en la carrera de Martin: cederle a la Real Sociedad. En Donostia ha terminado de hacerse y ahora está a la altura de todo un Real Madrid. En el Bernabéu están convencidos de que tiene un hueco en la próxima plantilla. Eso sí, como informó AS el pasado 4 de abril, el jugador tendrá la última palabra. Seguir cedido (la Real firmó un préstamo de un año, pero aspira a tenerle otro más) o formar parte de un proyecto madridista en el que no desentonaría. Al menos eso dicen sus números de esta temporada.

COMPARATIVA ENTRE ODEGAARD Y KROOS, MODRIC Y VALVERDE
KROOS ODEGAARD MODRIC VALVERDE
PARTIDOS JUGADOS 33 28 30 32
PARTIDOS COMO TITULAR 32 27 19 23
MINUTOS JUGADOS 2.702 2.414 1.905 2.068
GOLES 5 (cada 540 min.) 7 (cada 344′) 5 (cada 381′) 2 (cada 1.034)
ASISTENCIAS 8 (cada 337′) 8 (cada 331′) 4 (cada 476′) 4 (cada 517′)
RECUPERACIONES 191 (cada 14′) 154 (cada 15′) 131 (cada 14′) 136 (cada 15′)
BALONES PERDIDOS 319 (cada 8′) 457 (cada 5′) 299 (cada 6′) 232 (cada 8′)
REMATES 63 (cada 42′) 49 (cada 49′) 33 (cada 57′) 30 (cada 68′)
REMATES A PUERTA 21 (cada 128′) 18 (cada 134′) 13 (cada 146′) 12 (cada 172′)
% PASES BUENOS 93,7% 84,1% 88,9% 89,1%
OCASIONES CREADAS 84 (cada 32′) 67 (cada 36′) 42 (cada 45′) 27 (cada 76′)
ACCIONES EN ÁREA RIVAL 43 (cada 62′) 76 (cada 31′) 52 (cada 36′) 35 (cada 59′)
FALTAS COMETIDAS 24 (cada 112′) 28 (cada 86′) 28 (cada 68′) 27 (cada 76′)
FALTAS SUFRIDAS 47 (cada 57′) 31 (cada 77′) 27 (cada 70′) 12 (cada 172′)
Fuente: O