bookmark_borderModric revive el terror de la guerra: “Se escuchaban sirenas y corríamos al refugio”

Luka Modric ha escrito un libro autiobiografico en el que confiesa sus momentos durante la guerra croata de Independencia que tuvo lugar entre 1991 y 1995, su mal genio cuando pierde y su admiración por el fútbol italiano, en especial su amor al Milán, tal y como recoge La Gazzetta dello Sport. Piensa retirarse en el Real Madrid y hacerse entrenador.

Su abuelo fue asesinado en la guerra: “Tuve un vínculo muy fuerte con mi abuelo. Me llevaba con él de caza y hacía de su ayudante mientras conducía el ganado al pasto. Me hizo sentir especial. Tenía seis años y a esa edad era muy difícil entender que nunca le volvería a ver”.

La guerra de niño: “A los 7-8 años de edad, los traumas se experimentan de manera diferente. De niño, el miedo no es… tan aterrador. Vivía en el hotel Kolovare con la familia y había muchos de mis compañeros. Jugábamos a la pelota o nos escondíamos en el hotel, hasta que se escucharon las sirenas. En ese momento, sabías qué hacer: correr al refugio. Allí, con seguridad, volvíamos a jugar”.

Domagoj Basic: “Basic ha sido mi entrenador favorito. Durante la adolescencia, fue nuestro guía. Los que querían permanecer en el equipo tenían que leer libros. Domagoj nos enseñó a trabajar duro. Nos enseñó a lidiar con las injusticias “.

Boban y el Milán: “Boban era un ídolo mío y papá, cuando era niño, me compró un traje rojo y negro. Me imaginaba al futbolista de Milán pero fue diferente. Y cuando llegas al Real es difícil pensar en ir a otro lado. Si las cosas no hubiesen ido bien en Madrid, habría visto bien la Serie A. Pero, sinceramente, la prioridad siempre ha sido el Madrid”.

Su apodo: “Me siento como una persona normal, que ama la humildad y la modestia. Soy persistente, terco. Los compañeros en el Real Madrid me llaman ‘vinagre’, porque cuando pierdo en el entrenamiento me lo tomo mal”.

Jugar en el Milán: “Lo siento por el Milán. El Real Milán no se encuentra en Italia y Europa. Tengo un grupo de WhatsApp con los croatas y siempre me siento con Brozovic, con Badelj, con Pasalic…”.

Jugadores favoritos en Italia: “Siempre me han gustado los jugadores de estilo. Totti, Del Piero, Pirlo… Ahora hay jóvenes que prometen mucho, sobre todo Zaniolo, puro talento. Sensi también es muy interesante, y me gustan Insigne, Papu Gomez, Ribéry y Bennacer”.

El penalti de Benatia: “Solo dije que había sido penalti para mí. Lucas Vázquez fue empujado cuando pateaba desde unos pocos pasos. ¿Qué sentido habría tenido simular? Luego experimenté situaciones similares y entiendo a quién protesta, pero no debería haber diferencia entre un penalti en el 30 ‘y uno en el 95’. Sin embargo, le deseo lo mejor a Buffon: es un gran jugador”.

Critica a Cristiano en su libro por no ir a la gala de los premios The Best: “Hablar sobre el jugador me parece trivial: es uno de los más grandes de la historia. Perdimos los objetivos y el carácter del Real en el Real: Cristiano siempre quiere ganar, nos motivó y nos hizo reaccionar. Como persona, tiene 10 años y alabanza, tiene un gran corazón, siempre está listo para ayudar a los necesitados “.

Ganador de la Champions y de la Serie A: “En la Liga de Campeones veo bien al PSG, incluso si no juega hasta agosto. Es fácil decir Barcelona y Bayern. Hay que tener cuidado con el Atlético de Madrid y, por supuesto, entre los favoritos estará el que pase entre el Manchester City y el Real Madrid. De la Serie A, la Juve se ve favorita, aunque para la competición quizás fuera bueno si la Lazio o el Inter ganan”.

Retirarse en el Madrid y hacerse entrenador: “Estoy seguro de que puedo jugar a un alto nivel durante dos años más, luego ya veremos. Me gustaría terminar mi carrera en el Real Madrid, pero también dependerá del club. Por supuesto, haré el curso de entrenador. Para nosotros, el equipo nacional es un sentimiento superior al fútbol, tanto como jugador como entrenador me sentiría honrado de estar allí”.

Protagonistas y fútbol en el futuro: “Mbappé lo tiene todo, pero creo que para dar el salto de calidad necesita ir a un campeonato donde su equipo no gana tan fácilmente. También veo un gran potencial en Vinicius y me gustan De Bruyne y Sterling. En cuanto al fútbol, el camino es el de la velocidad. Velocidad de carrera, de pensamiento, de decisión. A un nivel alto, solo puedes jugar así”.