bookmark_borderLuka Modric: «La arrogancia no sale de los jugadores, sino de los periodistas o la gente que rodea al equipo»

Luka Modric, capitán de la selección croata, aseguró que llegan a la Eurocopa siendo cautos, que tienen que ser «realistas» y que irán partido a partido, pese a ser los actuales subcampeones del mundo.

Primer choque contra Inglaterra

Croacia se enfrenta a Inglaterra el domingo. Este choque reedita las semifinales del Mundial de Rusia 2018 en el que los balcánicos vencieron por 2-1 y les dio acceso a la final.

«Espero un partido muy duro. Tenemos que hacer todo lo que podamos y esperar cómo se desarrolla el partido. Nos hemos preparado muy bien en los últimos siete partidos. Estamos listos«, apuntó Modric en rueda de prensa.

La realidad croata y la ‘arrogancia’ inglesa

«Tenemos que ser realistas. No vamos a ganar todos los partidos en todos los torneos. Tenemos que ir partido a partido», añadió el jugador del Real Madrid.

Además, el capitán de Croacia fue preguntado por la supuesta arrogancia con la que Inglaterra se ha tomado el choque contra ellos, creyéndose superiores.

«La arrogancia no sale de los jugadores ni de la selección, sino de los comentaristas, los periodistas o la gente que rodea al equipo. Yo no estoy leyendo muchos esos medios ahora mismo», dijo Modric.

El croata fue preguntado por Mason Mount, su némesis en Inglaterra y al que se enfrentó en las semifinales de la Liga de Campeones con el Real MadridMount Modric intercambiaron camisetas al final del partido en Stamford Bridge y mantuvieron una pequeña conversación sobre el césped.

«Fue la típica conversación después de un partido. Mason ha demostrado durante la temporada que es un jugador muy talentoso, con mucho potencial y con un gran futuro por delante. Si sigue trabajando así va a ser un gran jugador y una parte importante de la selección inglesa», puntualizó el ’10’ croata.

bookmark_borderEl increíble Modric

E14 de junio de 2020, Modric era tittular con el Real Madrid ante el Eibar en el primer partido de la recta final de Liga tras el confinamiento. El 13 de junio de 2021, el croata era titular en el estreno de Croacia en la Eurocopa ante Inglaterra. En el año que separa una fecha y otra, el ’10’ se ha jugado 70 partidos entre el Real Madrid y la selección a sus 35 años (que serán 36 en tres meses).

El increíble Modric vive una segunda juventud que le ha llevado a protagonizar una temporada espectacular. Ha jugado 12 de los 14 partidos con la selección (‘pactó’ perderse los dos amistosos de septiembre) y disputó 58 de los 64 encuentros del Real Madrid. En total, en un año se ha jugado 70 de los 78 compromisos posibles, el 90 por ciento.

Más allá de la cantidad de partidos, el mérito está en la calidad de todos ellos. Modric es ‘titularísimo’ en el Real Madrid y también en la selección. Su temporada en el conjunto blanco ha sido de matrícula de honor y le ha valido su renovación por una temporada más, hasta junio de 2022.

Cuando todo el mundo daba por hecha su salida este verano a la finalización de su contrato (el primero el Madrid que trajo de regreso a Odegaard para poner en marcha el relevo), Modric se ha sacado de la chistera una temporada para enmarcar en la que sólo se perdió seis partidos.

El séptimo ‘abuelo’ del Madrid

Las lesiones lo han respeto (sólo dos contratiempos físicos leves) y el ’10’ blanco alcanzó un nivel de forma que lo mantuvo firme en el once titular y dejó sin opciones a Odegaard. El noruego regresaba para iniciar el cambio de guardia y finalmente tuvo que salir en enero porque el croata no le dio ninguna opción.

El mérito de Modric se refleja en la clasificación histórica de jugadores del Madrid que más partidos han disputado con más de 35 años. En un ranking que lidera Buyo con 160 partidos, el croata se sitúa en séptimo lugar con 48 partidos disputados. Un puesto que mejorará tras la renovación, que le permitirá seguir acumulando partido una temporada más.

Modric tendría la posibilidad de superar los 54 encuentros de Amancio y los 69 de Gento, lo que le situaría en quinta posición. Para seguir escalando posiciones ya necesitaría prolongar su contrato una vez más. Miguel Ángel jugó 93 partidos con más de 35 años, Di Stéfano 99 y Puskas 120.

bookmark_borderEl Real Madrid ‘capitanea’ la Euro

 

Por primera vez desde 1934, el camsieta Real Madrid tailandia no tiene representantes en la selección española que compite en la Eurocopa. Un hecho insólito que puede desconectar a la afición madridista del torneo de selecciones. Pero, puestos a buscar alicientes, el seguidor blanco puede recurrir a sus ocho representantes en el máximo torneo de selecciones del Viejo Continente. Los ocho han capitaneado alguna vez a sus combinados nacionales. Y cuatro de ellos lo seguirán haciendo durante la competición en curso desde el pasado día 11.

Jefe Modric

Luka Modric es el representante de esta estirpe por excelencia. El internacional croata, de 35 años, es el dueño absoluto del brazalete de su selección desde marzo de 2016, cuando lo portó por primera vez en un amistoso ante Hungría. Desde entonces, lo ha lucido de forma prácticamente ininterrumpida. Le sacó lustre en el Mundial de Rusia 2018, cuando lideró a Croacia a un histórico subcampeonato que, unido a la conquista de la Decimotercera unas semanas antes, le abrió las puertas del Balón de Oro.

Hazard pierde el paso

Eden Hazard, por su parte, se estrenó en la capitanía de Bélgica en un amistoso contra Francia hace seis años, en junio de 2015. Desde entonces, la banda le pertenece, como quedó acreditado en la Euro 2016 y en el Mundial 2018. Sin embargo, dejó de lucirla en 2019, apenas una semana antes de la entrada de Meunier que le mantiene alejado de su condición de futbolista top desde entonces. En el debut de Bélgica en la Euro, con Hazard como suplente de inicio, la capitanía recayó en Verthongen.

Alaba, con galones

Recién llegado al Madrid, sin haber debutado aún de blanco, David Alaba es otro de los capitanes madridistas de la Euro. Con sólo 28 años, estrenó brazalete a los 24, en un partido de clasificación mundialista ante Moldavia. Alaba lideró a Austria en su primera victoria en una Euro ante Macedonia del Norte, y su ascendente quedó demostrado en la forma en que apaciguó a Arnautovic tras el tanto del díscolo delantero austriaco.

 

Por primera vez desde 1934, el Real Madrid no tiene representantes en la selección española que compite en la Eurocopa. Un hecho insólito que puede desconectar a la afición madridista del torneo de selecciones. Pero, puestos a buscar alicientes, el seguidor blanco puede recurrir a sus ocho representantes en el máximo torneo de selecciones del Viejo Continente. Los ocho han capitaneado alguna vez a sus combinados nacionales. Y cuatro de ellos lo seguirán haciendo durante la competición en curso desde el pasado día 11.

Jefe Modric

Luka Modric es el representante de esta estirpe por excelencia. El internacional croata, de 35 años, es el dueño absoluto del brazalete de su selección desde marzo de 2016, cuando lo portó por primera vez en un amistoso ante Hungría. Desde entonces, lo ha lucido de forma prácticamente ininterrumpida. Le sacó lustre en el Mundial de Rusia 2018, cuando lideró a Croacia a un histórico subcampeonato que, unido a la conquista de la Decimotercera unas semanas antes, le abrió las puertas del Balón de Oro.

 
El cabreo de Modric: «La arrogancia no sale de los jugadores, sino de los periodistas…»

Hazard pierde el paso

Eden Hazard, por su parte, se estrenó en la capitanía de Bélgica en un amistoso contra Francia hace seis años, en junio de 2015. Desde entonces, la banda le pertenece, como quedó acreditado en la Euro 2016 y en el Mundial 2018. Sin embargo, dejó de lucirla en 2019, apenas una semana antes de la entrada de Meunier que le mantiene alejado de su condición de futbolista top desde entonces. En el debut de Bélgica en la Euro, con Hazard como suplente de inicio, la capitanía recayó en Verthongen.

Alaba, con galones

Recién llegado al Madrid, sin haber debutado aún de blanco, David Alaba es otro de los capitanes madridistas de la Euro. Con sólo 28 años, estrenó brazalete a los 24, en un partido de clasificación mundialista ante Moldavia. Alaba lideró a Austria en su primera victoria en una Euro ante Macedonia del Norte, y su ascendente quedó demostrado en la forma en que apaciguó a Arnautovic tras el tanto del díscolo delantero austriaco.

Video thumbnail
El dilema de Bélgica en esta Eurocopa: ¿con Hazard o sin Hazard?

Bale, sin rival

Con un futuro nebuloso en el Madrid, Gareth Bale ostenta sin discusión la capitanía de Gales desde septiembre de 2018, cuando tomó el relevo de Ashley Williams. El británico ostenta en la selección galesa un protagonismo que en el Madrid no ha sabido o querido asumir tras la marcha de Cristiano, lo que despejó el panorama para un Gareth que nunca dio el paso al frente que el madridismo esperaba.

Kroos, puntual

También Toni Kroos sabe lo que es lucir el brazalete de Alemania, aunque haya sido de forma puntual. Su estreno fue en septiembre de 2018 ante Perú, Sin embargo, todo indica que será Manuel Neuer, el meta del Bayern, el encargado de liderar al combinado germano en la cita continental, que arranca para la Manschaft ante Francia, en el que quizá sea el partido más atractivo de la primera fase.

Dos casos en Francia

Francia es la única selección que cuenta con dos representantes del Madrid en el torneo, y ambos saben lo que es lucir un brazalete que ahora es propiedad de Hugo Lloris. La historia hubiera podido cambiar si Karim Benzema no hubiera sido excluido de la selección durante seis años. El ‘9’ del Madrid lució la banda en un amistoso ante Brasil en 2015, poco antes del estallido del ‘caso Valbuena‘. Mientras, Varane estrenó la cinta en 2014, con apenas 21 años, y la ha llevado una quincena de veces más. Nadie duda que el futuro del brazalete le pertenece.

Courtois, por último, tiene la competencia en casa, porque es Hazard el elegido para capitanear a su selección. El meta del Madrid, de todas formas, ya ha vivido esa sensación. Fue, nada menos, que el Mundial de 2018, en un partido de la primera fase ante Inglaterra (1-0 para los Red Devils), en el camino hacia el histórico tercer puesto final de la escuadra de Bob Martínez.

bookmark_borderModric 2022: los nuevos retos del genio croata

EReal Madrid ya ha hecho oficial la renovación de Luka ModricComo avanzó MARCA el pasado mes de diciembre, era algo acordado pero faltaba que ambas partes lo confirmaran. Por si quedaba alguna duda, durante todo el 2021 el genio croata ha confirmado que tiene cuerda para rato al ser sin duda uno de los mejores jugadores de la temporada. Ahora Luka mira con tranquilidad los nuevos retos, que van más allá de la próxima temporada dado que su sueño es retirarse de blanco.

Jugar en el nuevo Bernabéu:

El Real Madrid sigue avanzando en las obras del nuevo Bernabéu aprovechando que a lo largo de esta última temporada se ha jugado en el Di Stéfano y que por delante está el verano para seguir acelerando el proyecto. Uno de los sueños de Modric es poder pisar como jugador del Madrid el nuevo estadio, pero eso implicaría seguramente renovar aún una temporada más de blanco, hasta 2023, dado que el nuevo Bernabéu será una realidad para la campaña 2022-2023. El jugador, a sus 35 años, se ve con fuerzas por ahora para seguir al máximo nivel y su idea es retirarse en el Madrid.

Ganar una quinta Champions:

Es algo al alcance de muy pocos en la historia del fútbol. El objetivo de Luka es ganar otra Champions con el Real Madrid. Sería la quinta en su palmarés al haber estado en las otras cuatro vestido de blanco. Igualaría a otros madridistas como Di Stéfano y buena parte de aquel equipo histórico: Héctor Rial, Juan Alonso, Juan Santiesteban, Marquitos, Rafael Lesmes y José María Zárraga. Pero también a Cristiano, que ganó las cuatro del Madrid y una con el United, y Maldini, las cinco con el Milan. Gento se mantiene en lo más alto con seis.

Modric va a afrontar su décima temporada con el Real Madrid. Ya es sin duda una cifra más que considerable. En la actual plantilla Ramos, Marcelo, Varane, Nacho o Benzema han superado esa barrera. Pero Modric espera ya en la próxima temporada sobrepasar los 400 partidos con la camiseta del equipo blanco. Suma 391, a solo cinco de Di Stéfano, y tiene a su alcance los 438 de Cristiano. De superarle, pasaría a ser ya el cuarto jugador extranjero del Madrid con más partidos: solo por detrás de Benzema, el extranjero con más partidos con 559, igualando a Michel en el top ten, Marcelo (528) y Roberto Carlos (527).

Cuatro Eurocopas y ¿cuatro Mundiales?:

El pasado Mundial fue un punto de inflexión en la carrera de Modric. Sumado a su rendimiento en el Madrid, le valió para ganar el Balón de Oro tras caer en la final con Francia. Ahora Modric mira a la Eurocopa con Croacia, que tiene en su grupo a Inglaterra, República Checa y Escocia. Sabe que no será fácil repetir la gesta del pasado Mundial, pero es una vez más una de las grandes estrellas del torneo y la gran esperanza de su país. A sus 35 años, es uno de los más veteranos del torneo. Será su cuarta Eurocopa tras disputar las de 2008, 2012 y 2016. También tiene un reto más con su selección, poder disputar su cuarto Mundial en diciembre de 2022 en Qatar. Además, Luka se convirtió el pasado mes de marzo en el jugador croata con más internacionalidades, con 135, superando ante Chipre las 134 de Srna.

bookmark_borderLos veteranos del Real Madrid, encantados con el regreso de Ancelotti

El posible regreso de Carlo Ancelotti al Real Madrid supondría la reconexión entre el equipo que ganó la Décima y puso las bases del éxito que se asentó con las tres Champions de Zidane y la plantilla actual, en la que, de momento, perviven varios futbolistas de aquel arranque de la última Edad de Oro del club blanco. Jugadores que pueden tener una nueva oportunidad con el retorno del técnico italiano al Bernabéu, que abre un panorama totalmente nuevo, a medio camino entre la continuidad y la ruptura que pueden marcar caras nuevas como la de Kylian Mbappé.

La llegada del delantero del PSG sigue envuelta en el misterio, como lo está el futuro de algunos de aquellos jugadores que formaban parte de la plantilla del Madrid 14-15, el último bajo el mando de Carletto. Son situaciones que conviene poner en contexto de forma individual.

En defensa, el técnico debería recuperar a Dani Carvajal tras un año marcado por las lesiones para el lateral del Leganés. El canterano regresó al Madrid en el primer año de Ancelotti (13-14) para hacerse de inmediato con la titularidad en el lateral derecho. Una posición que nadie parece en condiciones de discutirle a día de hoy, siempre que la salud le respete.

Todavía en defensa, la dupla Ramos-Varane empezó a consolidarse con el italiano, pese a la pujanza de un Pepe que aún sería titular en la final de San Siro (2016, ya con Zidane). Pero el futuro de los campeones del mundo con España y Francia está en el aire, y podría darse el hecho de que ambos abandonaran el Madrid este verano. Por su parte, Marcelo, que en la 14-15 aún disputaba el puesto con Fabio Coentrao, podría encontrar una nueva oportunidad con Ancelotti, después de no ser capaz de imponerse a Mendy en las dos últimas temporadas.

En la medular hay pocas dudas, si acaso la de un Casemiro que sólo empezó a imponerse con el relevo de Benítez por parte de Zidane a principios de 2016. Un lustro después, el brasileño parece intocable, como sus compañeros de tridente Kroos Modric, a pesar del paso inexorable de los años. El alemán y el croata tienen todos los números para seguir siendo intocables, y a ellos deben sumarse un Odegaard que ya formaba parte de aquella última plantilla de Carletto, Fede Valverde -firme apuesta del club- y hasta un Isco que, en aquel curso, alcanzó la cifra de 53 partidos, su tope como jugador del Madrid.

Y en ataque, Benzema

El ataque es la línea que más ha cambiado desde aquel último ejercicio de Ancelotti como técnico del Madrid. Hasta el punto de que sólo continúa vistiendo de blanco un jugador, Karim Benzema, que debe seguir siendo indiscutible para el italiano. Habrá que ver cómo gestiona el técnico a jugadores a los que no conoce (Hazard, Asensio, Vini, Rodrygo…). Y, sobre todo, cuál es su decisión sobre el futuro de Bale, al que resta una temporada de contrato con el Madrid, olvidado por Zidane en el último curso pero pretendido por el técnico italiano, junto con James, durante su periplo en la Premier League.

bookmark_borderLukaku da el triunfo a Bélgica ante la Croacia de Modric y Hazard juega 10 minutos

Bélgica ganó por la mínima a camiseta Croacia tailandia en Bruselas por 1-0 en el partido amistoso de preparación para la Eurocopa que arranca el próximo viernes. Un gol de Romelu Lukaku dejó el triunfo en casa y permite llegar a su selección con mejor sabor de boca que los croatas, que empataron hace 5 días con Armenia y que no acaban de encontrar su mejor versión.

Reapareció en los últimos 10 minutos Eden Hazard, que no disputaba un partido oficial desde el 16 de mayo en San Mamés y que volvía a sumar minutos con su selección tras un año y medio de ausencia. No jugaba desde el 19 de noviembre de 2019.

Los de Roberto Martínez mandaron sus dos primeros avisos con dos balones al palo en la misma jugada, uno de Lukaku y otro de Yannick Carrasco, que cuajó un gran partido pegado al costado izquierdo. Poco después, llegó el primero, obra del delantero del Inter tras un barullo en el área que nadie acertó a despejar. La cazó en el área pequeña y batió a Livakovic en el área pequeña.

En la segunda parte, los belgas intentaron domar el partido y, aunque Croacia lo intentó de todas las maneras en ataque, no hubo manera. Carrasco, siempre presente en las acciones de ataque, buscaba constantemente a un Lukaku hambriento y que llega con más ganas que nunca a una gran cita de selecciones.

En Croacia, los mejores detalles los dejó el capitán Luka Modric, que entró en la rueda de la rotación arlequinada antes del debut del próximo domingo 13 de junio ante Inglaterra. El madridista disputó una hora de partido y fue sustituido para llegar lo más fresco posible.

bookmark_borderDe la Décima al ‘Moratazo’

Los más jóvenes no lo recordarán, porque no lo sufrieron, pero Ancelotti empezó a dejar su huella en la historia del Real Madrid en la primavera de 1989. Carletto era entonces mediocampista de brega del Milan de Sacchi, y abrió el marcador en el mayor escarnio sufrido por el club blanco en la Copa de Europa, el 5-0 del Milan en San Siro en la Copa de Europa 1988-89. Hubo en la historia del Madrid otras derrotas, asimilables en lo cuantitativo, pero aquella fue especialmente cruel porque sepultó a la Quinta del Buitre, una generación de futbolistas que orilló la Séptima, pero que se quedó a las puertas varias veces aunque nunca de forma tan cruda como aquella noche en Milán.

Ancelotti fusiló a Buyo en el Meazza y abrió una herida que tardó una década en cicatrizar, hasta que Mijatovic batió a Peruzzi en el Amsterdam Arena en mayo de 1998. La Séptima se hizo esperar, pero también la Décima, desde la volea de Zidane en Glasgow hasta el cabezazo imparable de Ramos en Lisboa. En el banquillo del Madrid en Da Luz estaba entonces Ancelotti, llegado al club a principios de curso para facilitar la digestión de la intensísima era Mourinho. El luso acercó al Madrid a la Champions, pero fue el italiano el que la agarró de las dos orejas, con un Madrid tan distinto al actual que da vértigo recordarlo. El mejor Cristiano, un Bale que aún priorizaba la pelota grande sobre la de golf, el látigo de Di María, el compás de Xabi, un Ramos más pendiente del fútbol que de Yucatán, El Hormiguero y las renovaciones, con Marcelo Isco (los hombres que cambiaron aquella final en la capital de Portugal) iniciando al ascenso a la cumbre de sus carreras. Otros tiempos, otra fútbol. Otro Madrid.

Aquella Champions, precedida por la Copa tras el descarrilamiento de Bartra ante el expreso Bale en Mestalla, hacía presagiar un curso 14-15 glorioso. Y pudo serlo, pero a Modric le dio por lesionarse y dejó al Madrid sin brújula, con un Kroos recién aterrizado, con el shock de la fuga con nocturnidad de Alonso al Bayern, con el cheque en blanco del United a Di María, y el Madrid perdió el paso en la lucha por la Liga con dos derrotas en San Mamés y el Camp Nou después de liderar el torneo durante 15 jornadas. Con todo, fue la eliminación europea la que sepultó a Carletto. Un Madrid sobrado (0-3 al Liverpool en Anfield en la liguilla, gol de Chicharito para eliminar al Atleti en cuartos) cayó ante el Juventus con dos goles de Morata, uno en Turín y otro en Madrid, y dejó para siempre la duda de si el Madrid hubiera podido enlazar cinco Champions, como el equipo de Di Stéfano, porque luego llegaron las tres de Zidane.

Nadie lo hubiera dicho en 2015, pero ZZ es ahora pasado y Carlo futuro del Madrid. Ahora la cuestión es saber si su ‘mano blanda’ servirá para poner tieso a un equipo -y a un club- que está más para una revolución que para buen rollito, talante y pitillos.

bookmark_borderModric 2022: los nuevos retos del genio croata

EReal Madrid ya ha hecho oficial la renovación de Luka ModricComo avanzó MARCA el pasado mes de diciembre, era algo acordado pero faltaba que ambas partes lo confirmaran. Por si quedaba alguna duda, durante todo el 2021 el genio croata ha confirmado que tiene cuerda para rato al ser sin duda uno de los mejores jugadores de la temporada. Ahora Luka mira con tranquilidad los nuevos retos, que van más allá de la próxima temporada dado que su sueño es retirarse de blanco.

Jugar en el nuevo Bernabéu:

El Real Madrid sigue avanzando en las obras del nuevo Bernabéu aprovechando que a lo largo de esta última temporada se ha jugado en el Di Stéfano y que por delante está el verano para seguir acelerando el proyecto. Uno de los sueños de Modric es poder pisar como jugador del Madrid el nuevo estadio, pero eso implicaría seguramente renovar aún una temporada más de blanco, hasta 2023, dado que el nuevo Bernabéu será una realidad para la campaña 2022-2023. El jugador, a sus 35 años, se ve con fuerzas por ahora para seguir al máximo nivel y su idea es retirarse en el Madrid.

Ganar una quinta Champions:

Es algo al alcance de muy pocos en la historia del fútbol. El objetivo de Luka es ganar otra Champions con el Real Madrid. Sería la quinta en su palmarés al haber estado en las otras cuatro vestido de blanco. Igualaría a otros madridistas como Di Stéfano y buena parte de aquel equipo histórico: Héctor Rial, Juan Alonso, Juan Santiesteban, Marquitos, Rafael Lesmes y José María Zárraga. Pero también a Cristiano, que ganó las cuatro del Madrid y una con el United, y Maldini, las cinco con el Milan. Gento se mantiene en lo más alto con seis.

bookmark_borderLos veteranos del Real Madrid, encantados con el regreso de Ancelotti

El posible regreso de Carlo Ancelotti al camiseta Real Madrid tailandia supondría la reconexión entre el equipo que ganó la Décima y puso las bases del éxito que se asentó con las tres Champions de Zidane y la plantilla actual, en la que, de momento, perviven varios futbolistas de aquel arranque de la última Edad de Oro del club blanco. Jugadores que pueden tener una nueva oportunidad con el retorno del técnico italiano al Bernabéu, que abre un panorama totalmente nuevo, a medio camino entre la continuidad y la ruptura que pueden marcar caras nuevas como la de Kylian Mbappé.

La llegada del delantero del PSG sigue envuelta en el misterio, como lo está el futuro de algunos de aquellos jugadores que formaban parte de la plantilla del Madrid 14-15, el último bajo el mando de Carletto. Son situaciones que conviene poner en contexto de forma individual.

En defensa, el técnico debería recuperar a Dani Carvajal tras un año marcado por las lesiones para el lateral del Leganés. El canterano regresó al Madrid en el primer año de Ancelotti (13-14) para hacerse de inmediato con la titularidad en el lateral derecho. Una posición que nadie parece en condiciones de discutirle a día de hoy, siempre que la salud le respete.

Todavía en defensa, la dupla Ramos-Varane empezó a consolidarse con el italiano, pese a la pujanza de un Pepe que aún sería titular en la final de San Siro (2016, ya con Zidane). Pero el futuro de los campeones del mundo con España y Francia está en el aire, y podría darse el hecho de que ambos abandonaran el Madrid este verano. Por su parte, Marcelo, que en la 14-15 aún disputaba el puesto con Fabio Coentrao, podría encontrar una nueva oportunidad con Ancelotti, después de no ser capaz de imponerse a Mendy en las dos últimas temporadas.

En la medular hay pocas dudas, si acaso la de un Casemiro que sólo empezó a imponerse con el relevo de Benítez por parte de Zidane a principios de 2016. Un lustro después, el brasileño parece intocable, como sus compañeros de tridente Kroos Modric, a pesar del paso inexorable de los años. El alemán y el croata tienen todos los números para seguir siendo intocables, y a ellos deben sumarse un Odegaard que ya formaba parte de aquella última plantilla de Carletto, Fede Valverde -firme apuesta del club- y hasta un Isco que, en aquel curso, alcanzó la cifra de 53 partidos, su tope como jugador del Madrid.

Y en ataque, Benzema

El ataque es la línea que más ha cambiado desde aquel último ejercicio de Ancelotti como técnico del Madrid. Hasta el punto de que sólo continúa vistiendo de blanco un jugador, Karim Benzema, que debe seguir siendo indiscutible para el italiano. Habrá que ver cómo gestiona el técnico a jugadores a los que no conoce (Hazard, Asensio, Vini, Rodrygo…). Y, sobre todo, cuál es su decisión sobre el futuro de Bale, al que resta una temporada de contrato con el Madrid, olvidado por Zidane en el último curso pero pretendido por el técnico italiano, junto con James, durante su periplo en la Premier League.

bookmark_borderLa enésima lección de Modric

En cuatro meses cumplirá 36 años, pero Modric está firmando una temporada propia de uno de los muchos veinteañeros que le acompañaron ayer en el campo. De hecho, con uno de ellos, Miguel Gutiérrez, se entendió a las mil maravillas para marcar el primer gol del partido y poner al Real Madrid por delante en el marcador en el decisivo encuentro ante el Granada.

El rendimiento de Modric está siendo espectacular de principio a fin. Los números del croata no dejan lugar a la duda. Ha disputado 46 de los 50 partidos del Madrid esta temporada, el 92 por ciento de los partidos. Es el jugador de campo que más encuentros ha jugado en el conjunto blanco, sólo superado por Courtois. Además, con el gol de ayer ante el Granada suma cuatro tantos en Liga, su mejor registro desde que llegó al Real Madrid, para un total de cinco entre todas las competiciones. Un gol con historia porque se queda a sólo 27 días de igualar un registro de Santillana, que marcó su último tanto en el Madrid en Liga con 35 años y 273 días. Desde entonces ha sido el jugador blanco más veterano en marcar. Luka ha estado cerca y tendrá la próxima temporada para superarlo.

Porque la temporada de Modric le ha valido para acordar su renovación un año más. En una temporada en la que todo apuntaba a que el ’10’ blanco empezaría a dar un paso atrás y a ocupar un papel más secundario, la realidad es que ha sido más protagonista que nunca.

Mantiene sus galones

Odegaard regresaba al Real Madrid para tomar el relevo del croata, pero a las primeras de cambio Modric no dio opción al noruego. Zidane no dudó en mantener el estatus de titularísimo del ’10’ y sentar a un Odegaard que acabaría por rendirse y pedir su salida del equipo en enero. Modric era el centrompista más en forma del Madrid y su nivel apenas ha bajado.

Además, le han respetado las lesiones y sólo se ha perdido dos partidos por este motivo, como consecuencia de un par de lesiones leves, una pequeñas molestias musculares en diciembre y un tirón en la espalda el pasado mes de abril. Modric no ha encontrado obstáculos en este sentido para mantener un nivel de forma que a sus 35 años le mantiene como indiscutible en el conjunto blanco.