bookmark_borderLa venta de jugadores, primer paso en la gran transformación del Real Madrid

En el Real Madrid tienen muy claro que el próximo verano debe servir de punto de inflexión que sirva para dar un cambio general al equipo, introducir caras nuevas, que traigan energía renovada a un vestuario que si es menester será pintado para que todo sepa y huela a estrenar cara a la temporada 21-22. Savia nueva. Los cambios que se avecinan no se quedarán tan solo en el verde. La transformación será grande y profunda, pero marcada también por la situación económica del fútbol en general y del Real Madrid en particular. Sin prisa, pero sin pausa es la máxima que están aplicando desde ya en la zona noble blanca. La búsqueda de talento ya se ha iniciado, sin descartar alguna operación de las de antes siempre y cuando impere la cordura económica.

Los dirigentes blancos son conocedores de que los números están ahí y que son inflexibles. Dicen que se necesita vender jugadores para equilibrar balances, cuentas, dar tranquilidad social, pero sin descuidar lo deportivo. En cuanto a gastos hay que ahorrar 80 millones de euros, ya en caso contrario el club no cubriría el presupuesto marcado. Hay preocupación, pero a su vez control de la situación.

En eso de los posibles traspasos, no hay lista de salidas ni nada por el estilo, pero sí se puede afirmar que todos los jugadores tienen un precio. Nadie ni nada escapa al momento actual que atraviesa el mercado. El entrenador, ya sea Zidane o cualquier otro, tendrá que decir mucho. pero debe asumir desde el principio el proyecto de la entidad de la apuesta por jóvenes talentos, a los que hay que cuidar y dar confianza para su crecimiento.

El cómo ha afrontado las renovaciones de Luka Modric, Lucas Vázquez y Sergio Ramos, es la gran demostración de lo que se avecina. Postura firme y dura del club a la hora de sentearse a negociar. Propuesta hecha y no aceptada, salvo en el caso del croata.

La necesidad de la venta de activos deportivos, en cuanto a dinero a recaudar, estará directamente relacionada con la rebaja de sueldo que jugadores y club están pactando de manera individual, tras no lograr un acuerdo colectivo. Los jugadores se negaron como grupo, algo que sí hicieron en el pasado mes de abril.

Jovic y Odegaard en su salida del club como cedidos, han sido los pimeros en dar el si a la rebaja social, algo que también han hecho otros tras un primer contacto con los dirigentes blancos.

Un final de ciclo y el inicio del siguiente debe llegar con caras nuevas de manera inevitable. Las salidas deben dar estabilidad económica y servir para retomar el sitio deportivo, que, por cierto, todavía puede recuperar sin son capaces de luchar por Liga y por la Champions.En la mano de los jugadores está, esos mismos que debe hacerse valer para asegurar su continuidad.

bookmark_borderOdegaard, la última víctima de la ‘dictadura’ de Modric, Kroos y Casemiro

Odegaard ultima su marcha al Arsenal. Si no hay sorpresas se irá cedido y confirmando la estampida de los últimos años de los distintos medios que han ido tirando la toalla ante la dictadura de la medular titular del Real Madrid desde hace ya seis años. Pero más allá de los que se han ido, la realidad es que para esta temporada Zidane se queda solo con cinco medios. Además de estos tres jugadores, Valverde e Isco, que, por cierto, pidió salir en enero si había alguna oferta pero que ha visto truncada cualquier posibilidad dado que con la salida de Odegaard la medular se queda muy debilitada y más para lo que queda.

Odegaard es la cuarta víctima que se cobra la medular titular. El noruego ha visto cómo ha ido pasando al olvido. Pese a que fue titular en el primer partido de Liga en Anoeta, la apuesta de Zidane se fue diluyendo. La idea del francés fue colocar a Martin muy arriba, casi por detrás del punta, lo que perjudicaba sobre todo a Modric o incluso Kroos. Los dos se han ido imponiendo y el noruego ha ido desapareciendo. Valverde ha entrado antes que Odegaard, que no entró en las quinielas para jugar más arriba aún.

Illarramendi se topó con Casemiro

Illarramendi fue el primero que claudicó. Fue sobre todo Casemiro quien le hizo tirar la toalla. Llegó como titular y el brasileño se marchó cedido a la Real, pero con el regreso de Case tras su cesión al Oporto, Illara hizo las maletas de regreso a casa tras dos años irregulares, sobre todo el segundo, aunque no estuviera Casemiro.

Kovacic, una gran alternativa, pero no le bastó

Kovacic llegó ante la crisis económica en el Inter. Estuvo en las tres Champions de Zidane y tuvo momentos destacados, pero casi siempre por alguna lesión, bien de Casemiro o de Modric. Se marchó cedido al Chelsea, pudo regresar al año siguiente pero el Madrid optó por hacer caja y aceptó un traspaso por 45 millones, ya con Zidane de vuelta.

Ceballos no enamoró a Zidane

El Madrid siguió buscando en el mercado medios que pudieran competir con el trío de la medular o ser alternativas. Ceballos vino del Betis por 18 millones. Esta es su segunda temporada cedido en el Arsenal ya que no cuenta para Zidane. Tampoco cuajó con Lopetegui y su estilo no encajaba en la idea del francés, una vez de regreso al banquillo. Fueron dos años de blanco y mientras esté el francés y la actual medular pueden ser más. El francés apostó también antes por Isco para un jugador de ese perfil.

Llorente explota en el Atlético

El último caso más sonado ha sido el de Marcos Llorente, que se ha destapado además en el Atlético como un llegador, aunque en el Madrid competía más con los medios y sobre todo con Casemiro. El año pasado coincidió con Zidane y tras 20 partidos el club decidió venderle pese a que no había otro jugador del perfil de Casemiro. Llorente tampoco había cuajado con Lopetegui pero Solari sí que le dio la oportunidad y se vio que era más que aprovechable en aquel partido de Champions en Roma, donde mostró su buen estado de forma pese a su inactividad. El canterano confesó que Zidane le dejó claro que era mejor buscarse un equipo.

bookmark_borderLas renovaciones de Sergio Ramos y Lucas Vazquez se paralizan: esto es lo que hay

Con el mes de enero a punto de finalizar y con Luka Modric renovado, la continuidad de Sergio Ramos y Lucas Vázquez sigue sin resolverse. Sin llegar todavía a un punto de no retorno, las renovaciones del capitán y del hombre para todo de Zinedine Zidane no caminan por el sendero correcto. Cada uno defiende su posición. La situación económica provocada por el Covid 19 tampoco ayuda lo más mínimo.

Los dirigentes del Real Madrid siguen inmersos en su batalla por cuadrar números, ajustar balance y evitar que las cuentas del club puedan arrojar cualquier tipo de déficit al final de la presente temporada. Lo que está sucediendo en el Barcelona y sus millonarias pérdidas , es algo que desde la entidad madridista tienen claro que no sucederá. Florentino Perez lo asumió desde hace mucho tiempo, evitando los números rojos al anteponer la cabeza al corazón en algunas decisiones, circunstancia que estánllevando al pie de la letra con la renovaciones de los jugadores que terminan contrato el próximo 30 de junio.

La renovación de Sergio Ramos y Lucas Vazquez

Las propuestas lanzadas desde el club tanto a Sergio Ramos como a Lucas Vázquez han sido rechazadas por los jugadores y a partir de ese momento no se ha producido movimiento en ningún sentido y todo está a la espera de acontecimientos. No hay optimismo, pero de momento nadie ha roto la baraja ni ha anunciado su renuncia. Los jugadores están en su derecho de escuchar ofertas y esperar a la llegada de una propuesta mejor a la presentada por el Real Madrid.

La estrategia de los grandes clubes en el mercado de fichajes

Año y medio atrás, un grupo de los denominados grandes de Europa, llegaron a un pacto de no agresión en cuanto a fichajes de jugadores de estos citados equipos. Bayern, Real Madrid, Manchester United, Barcelona, PSG, Juventus y alguno más se sumaron a una iniciativa que pretende que el mercado no se dispare y, sobre todo, que entre ellos ni compitan, ni se den golpes por la espalda.

La comunicación entre estos clubes es fluida. Son rivales, pero mantienen una estrategia común. Y más en tiempo de crisis, aunque la iniciativa es anterior a la crisis. El pasado verano ya se respetó el pacto con Leo Messi y en el momento en el que el Barcelona se negó a negociar, City y PSG renunciaron a cualquier aproximación al jugador.

Con Alaba ha sucedido algo parecido y todos los movimientos alrededor del austríaco se iniciaron en el momento en el que el Bayern anunció que daba por terminada la negociación para la renovación de su contrato, momento en el que varios equipos, entre ellos el Real Madrid, empezaron a cortejar al defensa.

En las últimas semanas son varios los equipos que han llamado a los dirigentes blancos para hacerles llegar que por el momento no ha habido acercamiento alguno con los jugadores, al menos de manera oficial.

bookmark_borderLuka Modric: «Estoy hablando con el club y la renovación va en buena dirección»

Luka Modric fue el jugador encargado de comparecer ante los medios en la previa de la semifinal ante el Athletic. El croata es optimista respecto a su renovación y asegura que el equipo está muy metido para afrontar la Supercopa.

Los favoritos

«No hay favoritos. Cualquiera de los cuatro lo podemos ganar»

Zidane ha dejado de rotar

«Es una decisión del míster. No hay que buscar otras razones. Aquí cuando a uno le toca jugar lo da todo»

Consejos a Hazard

«Ha tenido mala suerte con las lesiones. No ha podido demostrar su mejor nivel. Algunos instantes sí demostró su nivel, cuando estaba fit. Es un gran jugador y yo creo que lo va a demostrar. Si tiene continuidad y no tiene lesiones va a demostrar lo gran jugador que es. Es un jugador para ayudarnos a ganar títulos por su calidad»

El secreto de Modric para estar así

«No he cambiado nada e particular. Estoy trabajando mucho fuera de os entrenamientos del club y tengo muchas ganas de competir y de demostrar que los años no son un problema. No hay que mirar los años y hay que demostrar en el terreno de juego. Es lo que intento hacer. Tengo muchas ganas, pero no hago nada especial. Creo que puedo seguir a este nivel unos años»

La renovación de Ramos

«Yo quiero lo mejor para Sergio, porque es mi amigo. No me posiciono por ningún lado. Es un tema de Sergi ocon el club, como es un tema mío con el club. No me puedo posicionar, son temas de cada uno».

La renovación, por buen camino

«Estoy hablando con el club y todo va en buena dirección. Estoy contento de cómo van las cosas, pero no puedo decir más»

El mismo bloque jugando siempre

«No veo porqué no vamos a aguantar. Míster ha apostado ahora por un bloque, pero todos los jugadores somos importantes y cuando toca jugar, todos rinden. Míster va a dar oportunidades a todos, como ha hecho siempre. Yo no veo ningún problema y el míster seguro que va a rotar».

La Supercopa:

«Nos encontramos bien. Ya estamos en Málaga desde hace tres días y las sensaciones de equipo son buenas. Nos espera un partido muy importante y lo hemos preparado muy bien. Nos encontramos muy bien».

bookmark_borderDos niños de la guerra y la admiración de Budimir por Modric

Seis años separan el nacimiento de Luka Modric (9-9-1985) y Ante Bodimir (27-7-1991). Los dos nacieron en la antigua Yugoslavia. El madridista en Zagreb, capital de Croacia; el de Osasuna a 270 kilómetros, es de Ozimica, un pueblo diminuto en Bosnia. En sus fichas pone que nació en Zenica, pero la realidad es que su madre solo fue allí a dar a luz al ser el hospital más cercano. A los dos, que el sábado se miden en El Sadar, les une una infancia marcada por la guerra.

Modric contaba hace poco en la COPE el horroroso recuerdo que tiene de la explosión de los Balcanes: «Yo tenía una relación increíble con mi abuelo, porque mis padres trabajaban y pasaba mucho tiempo con él. Fue muy triste lo que le pasó, y me marcó porque era muy joven y él era una persona muy importante. Me afectó mucho. Era pequeño y aún no era consciente de por qué pasan algunas cosas. Tengo cosas grabadas, cómo le fueron a buscar. Él iba con sus animales y siempre volvía a la misma hora, pero ese día no apareció. Fueron a buscarle, pero yo sabía que no lo iban a encontrar. Por la noche, nos enteramos de todo lo que pasó y fue una situación muy triste para todos, pero sobrevivimos. Tenemos grandes recuerdos de él, es una pena que no haya visto lo que he logrado, pero espero que lo haya visto desde arriba».

Es una generación marcada por la guerra, niños que vieron la muerte a su lado; futbolistas hoy que pueden contar en sus vestuarios escenas que para sus compañeros solo pueden imaginar en películas. Budimir no padeció lo que Modric. Tenía solo seis meses cuando su familia dejó atrás Bosnia y las masacres que la recorrían. Su región, de mayoría musulmana (80%) y un 10% de croatas, perdería un cuarto de sus habitantes durante los años de guerra.

Su destino fue Velika Gorica, muy cerca de Zagreb. Era 1992. En enero de ese año, la Comunidad Europea había reconocido a Croacia. Un accidente de coche se cobró la vida de su padre poco después. De esos días, Ante recuerda con orgullo el trabajo extenuante de su madre, Janja, para sacar adelante a sus tres hijos: él y sus hermanas, La madre Janja vino a Turopolje conmigo y dos hermanas Irena y Renata, gemelas.

En Velika Gorica, Budimir se hizo futbolista. Comenzó su carrera en el Radnik y luego pasó al HNK Gorica. Sería el primer jugador por que el que llegaría dinero a las arcas de ese club:los 20.000 euros que pagó el Inter Zaprei. Era el inicio de una carrera que le llevó al Lokomotiv, St. Pauli, Crotone, Sampdoria, Mallorca y, cuando el mercado estaba a punto de cerrarse en octubre, a Osasuna para intentar estar en la Euro con Croacia.

A sus 28 años, el delantero rojillo trata de acabar sus estudios en la Facultad de Economía de Zagreb, en la que se licenciaros sus hermanas. No oculta que le gustaría colgar las botas en Gorica, igual que se enorgullece de Ozimica. Además del fútbol, al que empezó a jugar con seis años, le encanta otro deporte que es religión en Croacia: el balonmano, en el hizo sus pinitos antes de decantarse por en fútbol. Su reto ahora es estar en la Euro… con ModricLuka lo tiene hecho; Ante es un recién llegado a la selección con solo cuatro partidos. Y una cosa muy clara cuando habla de fútbol: «Modric es el mejor futbolista nacido en Croacia».

bookmark_borderLa extraña situación de Valverde y Odegaard

Pasan los partidos y uno no recupera el sitio y el otro no lo encuentra. Valverde y Odegaard eran las dos grandes apuestas del Real Madrid para la presente temporada, pero el uruguayo ha dejado de ser decisivo y el noruego no aparece por ningún lado. Al madridismo le gustaría ver más a uno y a otro, pero Zidane considera que no es el momento de ninguno de los dos.

Federico Valverde fue la mejor noticia del Real Madrid hasta el parón provocado por la pandemia durante la pasada temporada. Hace justo un año fue proclamado como el mejor jugador de la Supercopa de España. Zinedine Zidane apostó por el uruguayo y por su fútbol vertical, ese que le sirvió para jugar hasta de extremo y para asombrar a todos. .

Martin Odegaard llegó como único refuerzo veraniego para el Real Madrid y lo hizo tras petición expresa del técnico francés, tanto que el segundo año de cesión en la Real Sociedad saltó por los aires. De sensación de LaLiga a pasar inadvertido en su primera temporada en el club blanco y convertirse en el sexto centrocampista del equipo madridista con cinco minutos en los últimos cinco partidos.

Uno y otro viven situaciones complicadas y difíciles de entender. Desde el club siguen confiando ciegamente en ellos y en lo que pueden aportar, pero el técnico francés no parece pensar lo mismo, tal y como demuestran los números de uno y otro. Valverde, al menos, mantiene el estatus de cuarto centrocampista y se convierte en el recambio habitual cuando hay alguna baja en el trío formado por Modric, Kroos o Casemiro.

La confianza que derrochaba hace doce meses nada tiene que ver con la falta de seguridad de ahora. La poderosa zancada que lució durante semanas no termina de aparecer. Ha perdido el sitio en el equipo titular, pero pese a ello es una clara apuesta de futuro de la entidad madridista. Cierto es que su rendimiento en los últimos partidos de la pasada campaña no fue el mismo al de los primeros dos meses de 2020, pero en esta campaña parecía haber recuperado ese vigor en su juego, ese que tanto necesita el Real Madrid.

La realidad dice que desde la lesión que suifrió en el mes de noviembre, Zidane tan solo le ha dado la titularidad ante las ausencias de Modric o Casemiro. El resto de partidos, suplente y con escasa presencia. Valverde admitió que en algunos momentos de la temporada más tuvo que arriegar más en su juego y que eso le terminó por penalizar, circunstancia que no se da en estos momentos ante la ausencia de protagonismo.

Odegaard ha pasado a ser testimonial. Su última titularidad fue ante el Shakhtar y la sensación que transmite su reiterada ausencia es que fue el culpable de aquel traspié, que después quedó en nada. Animicamente se encuentra tocado y más al comprobar como ha pasado a ser el sexto centrocampista tras Isco, jugador que ha pedido resolver su futuro como madridista y que Zidane se empeña en recuperar. De manera incomprensible, el noruego no tiene oportunidad alguna.

Lo que parece claro es que la base del once para el entrenador vuelve a estar formada por los veteranos, por la vieja guardia, esa que le llevó a la conquista de sus mayores logros. La buena racha de resultados llevó al técnico a no hacer cambio alguno, no tocando lo que funciona como máxima, pero ahora las circunstancias son otras.

El problema es que dos de las valores de futuro del club, pierden peso y valor, algo que no termina de ser muy bien comprendido desde la dirección deportiva del club, que esperaba mucho más de ambos, algo complicado si no juegan.

bookmark_borderEl uno a uno del Real Madrid: Zidane tiene razón, el único camino posible es renovar ya a Modric y Lucas Vázquez

Arranca el 2021 para el Real Madrid con una idea clara de Zidane: tiene su bloque. Su equipo y las rotaciones son algo cada vez más lejano. Y otra victoria para seguir en la pelea con el Atlético.

Regresó al equipo Mendy, que es un fijo, y entró Nacho a causa de la baja médica de Sergio Ramos (impecable el central). Asensio se mantuvo en el once y marcó. Fue el plan ante un Celta que se presentaba en el Di Stéfano en su mejor momento desde hace meses y con un Aspas desatado, pero que cayó lesionado.

El partido fue una lección de Modric y un mensaje de que Asensio está de vuelta. El Celta tuvo mucho balón, pero nunca hizo daño. Y Lucas, siempre Lucas.

El último Zamora contra el actual Pichichi de LaLiga, Un duelo apasionante porque las paradas de Courtois aparecen en cada partido y Aspas es el futbolista más en forma. Fuerte golpe con Brais antes del descanso. A pesar de la posesión del Celta, apenas ha tenido trabajo en la primera parte. No intuye que pueda tener acciones de riesgo. Su gran parada de cada partido llegó al final.

El último Zamora contra el actual Pichichi de LaLiga, Un duelo apasionante porque las paradas de Courtois aparecen en cada partido y Aspas es el futbolista más en forma. Fuerte golpe con Brais antes del descanso. A pesar de la posesión del Celta, apenas ha tenido trabajo en la primera parte. No intuye que pueda tener acciones de riesgo. Su gran parada de cada partido llegó al final.

Arranca el partido a una tarjeta de la suspensión. Sacó del Madrid del primer apuro. Tuvo el 2-0 a los 42 minutos en una acción similar a la de su gol al Atlético de Madrid.Sn sufrir atrás e imponente en cada balón dividido que afronta. Cambió en el 85 en una acción en la que 'forzó' la amarilla que le hace ser baja ante Osasuna

Arranca el partido a una tarjeta de la suspensión. Sacó del Madrid del primer apuro. Tuvo el 2-0 a los 42 minutos en una acción similar a la de su gol al Atlético de Madrid.Sn sufrir atrás e imponente en cada balón dividido que afronta. Cambió en el 85 en una acción en la que ‘forzó’ la amarilla que le hace ser baja ante Osasuna

Otro partido sin Ramos a su lado, un escenario que exige más al francés. Más con Aspas como rival. Por arriba impone su ley ante Santi Mina. Está muy atento en todas sus acciones.

Otro partido sin Ramos a su lado, un escenario que exige más al francés. Más con Aspas como rival. Por arriba impone su ley ante Santi Mina. Está muy atento en todas sus acciones.

Dejó claro durante la baja de Ramos en noviembre que es el tercer central. Por eso Zidane le coloca en el once por delante de un Militao que hace tiempo camina detrás suyo.Muy atento a las caídas de Aspas entre líneas. Amarilla nada más empezar la segunda parte. No ha cometido una sola acción que dé pìstas para pensar que solo juega cuando no hay más remedio. Centradísimo.

Dejó claro durante la baja de Ramos en noviembre que es el tercer central. Por eso Zidane le coloca en el once por delante de un Militao que hace tiempo camina detrás suyo.Muy atento a las caídas de Aspas entre líneas. Amarilla nada más empezar la segunda parte. No ha cometido una sola acción que dé pìstas para pensar que solo juega cuando no hay más remedio. Centradísimo.

Regresa a su sitio después de que el enésimo intento para ganar con Marcelo en el once también saliera mal en Elche. Remate con la derecha aterrador.... por lo malo. El Celta reclama una mano suya en el área a los 28 minutos; ni una duda tuvo el árbitro de que no era nada. Menos tapón de lo que es habitual.

Regresa a su sitio después de que el enésimo intento para ganar con Marcelo en el once también saliera mal en Elche. Remate con la derecha aterrador…. por lo malo. El Celta reclama una mano suya en el área a los 28 minutos; ni una duda tuvo el árbitro de que no era nada. Menos tapón de lo que es habitual.

El partido se presenta como uno de los más exigentes para el brasileño. Las transiciones son esenciales para el Celta. Dos salidas buenas al primer toque. Sabe que vive en zona de riesgo. Fluido y seguro. Amarilla en el tramo final del partido.

El partido se presenta como uno de los más exigentes para el brasileño. Las transiciones son esenciales para el Celta. Dos salidas buenas al primer toque. Sabe que vive en zona de riesgo. Fluido y seguro. Amarilla en el tramo final del partido.

Se mide a su rival fetiche: seis goles, más que a ningún otro equipo. Como Carvajal, parte con la amenaza de la sanción para Pamplona si ve una a amarilla. No tiene mucho el balón el Madrid y eso lo nota el germano. Remata muy forzado a los 65 minutos; ante el Celta le sale casi todo cuando remata, pero eso era demasiado. Esta vez no marcó ante el Celta. Se fue en el minuto 86.

Se mide a su rival fetiche: seis goles, más que a ningún otro equipo. Como Carvajal, parte con la amenaza de la sanción para Pamplona si ve una a amarilla. No tiene mucho el balón el Madrid y eso lo nota el germano. Remata muy forzado a los 65 minutos; ante el Celta le sale casi todo cuando remata, pero eso era demasiado. Esta vez no marcó ante el Celta. Se fue en el minuto 86.

Pisó el campo a falta de cuatro minutos.

Pisó el campo a falta de cuatro minutos.

Hace tiempo que dejó atrás el debate de si estaba solo para momentos puntuales. Es el motor del Madrid y Zidane ya ha guardado la hoja de cálculo con el croata.Su equipo le busca porque sabe que por él pasan las cosas buenas. Normal que Zidane clame por su renovación. Es un manual de cómo debe manejarse un centrocampista. Lee también los partidos como las fases en las que puede 'desaparecer' para tomar aire.

Hace tiempo que dejó atrás el debate de si estaba solo para momentos puntuales. Es el motor del Madrid y Zidane ya ha guardado la hoja de cálculo con el croata.Su equipo le busca porque sabe que por él pasan las cosas buenas. Normal que Zidane clame por su renovación. Es un manual de cómo debe manejarse un centrocampista. Lee también los partidos como las fases en las que puede ‘desaparecer’ para tomar aire.

Desde el 1 de diciembre, en Kiev, no aparecía. Menos de 10 minutos para dar aire a Modric.

Desde el 1 de diciembre, en Kiev, no aparecía. Menos de 10 minutos para dar aire a Modric.

Intocable. Asentadísimo en el once. Ya no hay debate ni con la vuelta de Hazard. Y si había dudas, gol del gallego a los cinco minutos, de cabeza. No marcaba con un cabezazo desde el 10 de febrero de 2018, a la Real. De sus 30 goles con el Madrid, seis han sido de cabeza. Le regala a Asensio el 2-0. Se le nota que sobrado de confianza, Otro partido de alto nivel. Acabó de lateral, donde jugará en Pamplona ante la sanción de Carvajal.

Intocable. Asentadísimo en el once. Ya no hay debate ni con la vuelta de Hazard. Y si había dudas, gol del gallego a los cinco minutos, de cabeza. No marcaba con un cabezazo desde el 10 de febrero de 2018, a la Real. De sus 30 goles con el Madrid, seis han sido de cabeza. Le regala a Asensio el 2-0. Se le nota que sobrado de confianza, Otro partido de alto nivel. Acabó de lateral, donde jugará en Pamplona ante la sanción de Carvajal.

Entró por Carvajal. Se colocó en la banda que menos le gusta, la derecha.

Entró por Carvajal. Se colocó en la banda que menos le gusta, la derecha.

Dijo ayer Coudet que entre Karim y Aspas se queda con Iago. ¿Un acicate para el 9 del Madrid? Trata de sacar a los centrales del Celta de zona. Se ha llevado una entrada dura, abajo, a los 25 minutos.Muy mal remate en la primera que tuvo clara, a los 37 minutos. Roza el 3-0 con un zurdazo a los 63 minutos. Anda mucho más lúcido fuera del área que en ella.

Dijo ayer Coudet que entre Karim y Aspas se queda con Iago. ¿Un acicate para el 9 del Madrid? Trata de sacar a los centrales del Celta de zona. Se ha llevado una entrada dura, abajo, a los 25 minutos.Muy mal remate en la primera que tuvo clara, a los 37 minutos. Roza el 3-0 con un zurdazo a los 63 minutos. Anda mucho más lúcido fuera del área que en ella.

El cambio final. Entró en el minuto 90 por Benzema.

El cambio final. Entró en el minuto 90 por Benzema.

Repite titularidad porque ha lanzado mensajes de que su confianza va en aumento. Se su bota salió la jugada del 1-0. Ese es un pase marca de la casa. Muy activo, quiere la pelota y no solo en su zona de seguridad. Amarilla por una entrada a Aspas después de un buen esfuerzo de repliegue (38'). Celebra con ganas su gol. No marcaba desde la última jornada de la pasada campaña, ante el Leganés.Lo necesitaba. Dejó su sitio a Hazard a falta de un cuarto de hora. Aplausos desde el palco.

Repite titularidad porque ha lanzado mensajes de que su confianza va en aumento. Se su bota salió la jugada del 1-0. Ese es un pase marca de la casa. Muy activo, quiere la pelota y no solo en su zona de seguridad. Amarilla por una entrada a Aspas después de un buen esfuerzo de repliegue (38′). Celebra con ganas su gol. No marcaba desde la última jornada de la pasada campaña, ante el Leganés.Lo necesitaba. Dejó su sitio a Hazard a falta de un cuarto de hora. Aplausos desde el palco.

Un cuarto de hora para ganarse el sitio. Ahora sabe que con Lucas y Asensio así se lo va tener que ganar. Poco se le vio.

Un cuarto de hora para ganarse el sitio. Ahora sabe que con Lucas y Asensio así se lo va tener que ganar. Poco se le vio.

Su plan es cristalino. Le da igual que el calendario acumule esfuerzos o que la Supercopa esté a la vuelta de la esquina. La fórmula que tiene en su cabeza para seguir arriba es una y no quiere aleaciones extrañas. algo que sí pasaba hasta la derrota en Kiev. El partido arrancó con el balón para el Celta, pero la respuesta del Madrid fue contundente: con gol. Va a tener que medir a su equipo  porque pocas veces sus jugadores han tenido que correr tanto tras la pelota.El gol de Asensio lleva el partido a un escenario tranquilo. A pesar del 2-0, el partido se acerca al minuto 70 y no hay cambios. Los hizo todos al final. Su plan sigue sumando victorias.

Su plan es cristalino. Le da igual que el calendario acumule esfuerzos o que la Supercopa esté a la vuelta de la esquina. La fórmula que tiene en su cabeza para seguir arriba es una y no quiere aleaciones extrañas. algo que sí pasaba hasta la derrota en Kiev. El partido arrancó con el balón para el Celta, pero la respuesta del Madrid fue contundente: con gol. Va a tener que medir a su equipo porque pocas veces sus jugadores han tenido que correr tanto tras la pelota.El gol de Asensio lleva el partido a un escenario tranquilo. A pesar del 2-0, el partido se acerca al minuto 70 y no hay cambios. Los hizo todos al final. Su plan sigue sumando victorias.

bookmark_borderLucas Vázquez no acepta la primera oferta de renovación por el Real Madrid

Luka Modric, Sergio Ramos y Lucas Vázquez terminan contrato el próximo 30 de junio. El croata ya ha llegado a un acuerdo para la renovación del contrato por espacio de una temporada más, mientras que los otros dos jugadores siguen pendientes de llegar a un pacto, bien con el Real Madrid, bien con cualquier otro equipo, posibilidad que pueden utilizar al estar dentro de los últimos seis meses de contrato, tal y como permite la FIFA. El extremo ya tiene en su poder una propuesta de continuidad que de momento no le ha convencido, algo parecido a lo que sucede el capitán.

Lucas Vázquez inició la temporada más lejos que cerca de continuar en el Real Madrid. No entraba en las quinielas para la firma de un nuevo contrato. El canterano había perdido protagonismo y durante el verano su posible salida cogió fuerza e incluso tuvo sobre la mesa una oferta de Qatar. El aval de Zidane y su deseo de seguir, posibilitaron que siguiera una temporada más.

El avance de la temporada, como en otras muchas ocasiones, posibilitó que el panorama cambiara por completo para Lucas Vázquez. Las lesiones de Carvajal y Odriozola posibilitaron que el gallego entrara en el equipo en el Clásico allá por el mes de noviembre como lateral y su rendimiento ha posibilitado que ya no haya salido.

Este cambio posibilitó que el panorama sufriera una metamorfosis sin igual. Las críticas se han convertido en alabanzas y los dirigentes del club han respondido al rendimiento con una propuesta que no ha convencido ni al agente ni al jugador gallego.

Ahora se abre un compás de espera en la negociación. La prioridad es para el Real Madrid, pero como el propio jugador dijo tras el partido ante el Celta, «esto es cosa de dos». Lo que hace seis meses parecía un imposible, ahora se ha convertido en una realidad, pero los dirigentes del club blanco tienen claro hasta dónde llegar en todos los casos, tanto de fichajes como de renovaciones porque por el momento la prioridad es la economía.

bookmark_borderModric tiene un secreto

Vlatko Vucetic, catedrático de la Facultad de Kinesiología de Zagreb. El secreto de Modric tiene nombre y apellidos. Lleva el centrocampista Balón de Oro cinco años trabajando con esta eminencia de su país, siguiendo un exhaustivo programa de alimentación y preparación física paralelo al que hace en el Real Madrid y que tiene al liviano jugador rindiendo como un futbolista de 25 años. A sus 35, es el tercer jugador de campo con más minutos (1.070) del equipo de Zidane. Sólo le superan Benzema (1.094) y Varane (1.350). Su último mes ha sido para enmarcar: desde el 8 de noviembre titular en seis encuentros seguidos, con 519 minutos de 540 posibles, un 96,11%. Y todavía hay que añadir los 193 de 270 (71,48%) con Croacia en el parón.

Modric comenzó a trabajar con Vucetic para preparar el Mundial de 2018 en el que, a la postre, Croacia fue finalista. En ese momento el madridista se dio cuenta de que, esa preparación que siguió para poder jugar al máximo nivel siete partidos en un mes, funcionó, y siguió con él. Vucetic es una de las mayores eminencias del cuidado físico del deportista de Europa, y además tiene el título de entrenador, su profesión frustrada. Su método se centra el encontrar el punto de equilibrio perfecto para el cuerpo del jugador… Con Modric ha dado en la tecla. El trabajo del croata mezcla los aspectos físicos y mentales.

La actitud de Modric en el Real Madrid está siendo modélica. En su último año de contrato, a partir de enero puede negociar con cualquier club porque los Estatutos de la FIFA se lo permiten. Pero no tiene intención de hacerlo. Quiere firmar otra vez con el Real Madrid y, al contrario de lo que sucede con Ramos, no le importa hacerlo de año en año. Su sueño es retirarse vistiendo el blanco del equipo por el que firmó en 2012, procedente del Tottenham, por 30 millones de euros. Fue una apuesta personal de Mourinho y Mijatovic tuvo mucho que ver (por la amistad que tenía con Franco Baldini, entonces director deportivo de la entidad spur), con su llegada. Pocos futbolistas le han salido tan rentables a la entidad blanca como éste que consiguió romper el duopolio Cristiano-Messi con el Balón de Oro en 2018.

Es extraño que el Real Madrid todavía no haya llamado al croata para sentarse a negociar una renovación para la que Modric no pondrá problema alguno más allá que mantener su sueldo, que tras ganar el Balón de Oro pasó a ser de ocho millones de euros netos al año. Más aún, el centrocampista es, junto con Ramos, el líder absoluto de un vestuario en el que comienza a haber mucha juventud (Rodrygo, Vinicius, Valverde, Asensio….) pero falta de referentes.

En el club la disposición para renovar también es buena, pero aún echan cuentas de cómo quedará la masa salarial para la próxima temporada, en la que habrá que hacer sitio a nombres fuertes como los de Mbappé o Camavinga. O, al menos, esa es la intención.

Modric tiene el aval de Zidane. La química entre ambos es total, y no ha disminuido a pesar de que el francés comenzó a dosificar al medio desde la pasada campaña. “He jugado con magníficos técnicos”, dijo Modric hace poco en una entrevista en FourFourTwo. “Todos me han ayudado a crecer como jugador, pero si me haces elegir a uno, me quedo con Zidane. Mi relación con él es más especial que con cualquier otro. Hemos ganado muchísimos títulos juntos en el Real Madrid y creo que ha sido capaz de sacar mi mejor fútbol”. Sólo falta una llamada del Madrid para que puedan continuar su relación. “Llevo aquí ocho temporadas, ocho magníficas temporadas y he forjado una relación buenísima con todas las personas del club. Pase lo que pase, no habrá ningún problema”, ha llegado a decir el jugador. Desde luego, la afición lo pide a gritos. El 89% cree que debe renovar tras el sondeo realizado en AS.com.

bookmark_borderSuker se moja entre Mbappé y Haaland: «Mbappé tiene las ganas que hacen falta para jugar en el Real Madrid»

Davor Suker se ha mojado a la hora de elegir el mejor nueve para el Real Madrid de cara a la próxima temporada. En el programa Club de Dimanche de beIN Sports Francia al que fuera jugador del Real Madrid le han planteado elegir entre Mbappé y Haaland.»Siempre que hablo con los distintos dirigentes digo siempre lo mismo. Hay mucho dinero ahora en el fútbol, pero si no hay hambre el jugador no va a triunfar nunca. Hay que buscar un jugador que tenga hambre y creo que Mbappé tiene esas ganas de jugar en el Real Madrid que hacen falta. No soy representante y solo puedo hablar de lo que me transmite el jugador».

El futuro de Modric: «No sé si Modric va a seguir en el Real Madrid. Lo que espero es que llegue en forma a la Euro y que plante cara a Inglaterra en Wembley y espero que haga un gran torneo. Y que lleguemos lo más lejos posible».

Si ve a Raúl en el banquillo del Real Madrid. «Creo que puede ser un gran entrenador para el Real Madrid, pero esto del fútbol es como un ciclo lunar y no es fácil estar siempre al máximo. Yo lo viví en mi etapa. Cuatro años del Madrid, luego del Barcelona. Ahora está Simeone que está haciendo un gran trabajo, pero creo que Zidane va a tener este año fuerza para ganar algo. Después es verdad que Raúl sabe lo que es el Madrid, sabe lo que necesita el equipo y espero verle algún día al frente del equipo».

Quién va a ganar la Liga: «Espero que el Madrid. Tengo dos amores en España, el Madrid y el Sevilla».

Su Balón de Plata en 1998: «Estaba en un país de cuatro millones y medio de habitantes. Creo que Zidane lo merecía y Ronaldo tenía un peso que yo no tenía al ser brasileño. Pero estoy contento de haber estado ahí representando a un país de cuatro millones y medio de habitantes».

La semifinal de aquella Copa del Mundo contra Francia: «Fue un sueño para todos y marcar en aquel partido era un sueño de cualquier niño croata».

Sus recuerdos con Maradona: «Fui un privilegiado. Soy el único jugador croata que jugué con él. Me hizo mejor jugador. Cuando decían que venía a Sevilla siempre decía que hasta que no llegue no me lo creo. Quiero mandar mi más sentido pésame a la familia».

La última final del Mundial ante Francia y el penalti en contra: «Creo que era penalti, pero fue un gran partido. Veníamos de dos prórrogas y lo notamos. Jugábamos contra Francia con un país mucho más pequeño. Lo que no puede ser es que se critique el VAR solo cuando te perjudica».