bookmark_borderModric tiene un secreto

Vlatko Vucetic, catedrático de la Facultad de Kinesiología de Zagreb. El secreto de Modric tiene nombre y apellidos. Lleva el centrocampista Balón de Oro cinco años trabajando con esta eminencia de su país, siguiendo un exhaustivo programa de alimentación y preparación física paralelo al que hace en el Real Madrid y que tiene al liviano jugador rindiendo como un futbolista de 25 años. A sus 35, es el tercer jugador de campo con más minutos (1.070) del equipo de Zidane. Sólo le superan Benzema (1.094) y Varane (1.350). Su último mes ha sido para enmarcar: desde el 8 de noviembre titular en seis encuentros seguidos, con 519 minutos de 540 posibles, un 96,11%. Y todavía hay que añadir los 193 de 270 (71,48%) con Croacia en el parón.

Modric comenzó a trabajar con Vucetic para preparar el Mundial de 2018 en el que, a la postre, Croacia fue finalista. En ese momento el madridista se dio cuenta de que, esa preparación que siguió para poder jugar al máximo nivel siete partidos en un mes, funcionó, y siguió con él. Vucetic es una de las mayores eminencias del cuidado físico del deportista de Europa, y además tiene el título de entrenador, su profesión frustrada. Su método se centra el encontrar el punto de equilibrio perfecto para el cuerpo del jugador… Con Modric ha dado en la tecla. El trabajo del croata mezcla los aspectos físicos y mentales.

La actitud de Modric en el Real Madrid está siendo modélica. En su último año de contrato, a partir de enero puede negociar con cualquier club porque los Estatutos de la FIFA se lo permiten. Pero no tiene intención de hacerlo. Quiere firmar otra vez con el Real Madrid y, al contrario de lo que sucede con Ramos, no le importa hacerlo de año en año. Su sueño es retirarse vistiendo el blanco del equipo por el que firmó en 2012, procedente del Tottenham, por 30 millones de euros. Fue una apuesta personal de Mourinho y Mijatovic tuvo mucho que ver (por la amistad que tenía con Franco Baldini, entonces director deportivo de la entidad spur), con su llegada. Pocos futbolistas le han salido tan rentables a la entidad blanca como éste que consiguió romper el duopolio Cristiano-Messi con el Balón de Oro en 2018.

Es extraño que el Real Madrid todavía no haya llamado al croata para sentarse a negociar una renovación para la que Modric no pondrá problema alguno más allá que mantener su sueldo, que tras ganar el Balón de Oro pasó a ser de ocho millones de euros netos al año. Más aún, el centrocampista es, junto con Ramos, el líder absoluto de un vestuario en el que comienza a haber mucha juventud (Rodrygo, Vinicius, Valverde, Asensio….) pero falta de referentes.

En el club la disposición para renovar también es buena, pero aún echan cuentas de cómo quedará la masa salarial para la próxima temporada, en la que habrá que hacer sitio a nombres fuertes como los de Mbappé o Camavinga. O, al menos, esa es la intención.

Modric tiene el aval de Zidane. La química entre ambos es total, y no ha disminuido a pesar de que el francés comenzó a dosificar al medio desde la pasada campaña. “He jugado con magníficos técnicos”, dijo Modric hace poco en una entrevista en FourFourTwo. “Todos me han ayudado a crecer como jugador, pero si me haces elegir a uno, me quedo con Zidane. Mi relación con él es más especial que con cualquier otro. Hemos ganado muchísimos títulos juntos en el Real Madrid y creo que ha sido capaz de sacar mi mejor fútbol”. Sólo falta una llamada del Madrid para que puedan continuar su relación. “Llevo aquí ocho temporadas, ocho magníficas temporadas y he forjado una relación buenísima con todas las personas del club. Pase lo que pase, no habrá ningún problema”, ha llegado a decir el jugador. Desde luego, la afición lo pide a gritos. El 89% cree que debe renovar tras el sondeo realizado en AS.com.

bookmark_borderModric: «Quiero seguir aquí mientras pueda ayudar al equipo»

¿Cómo se afronta un partido tan importante como el de mañana?: «Hay que afrontarlo como una final para nosotros. Hay que jugarlo bien como equipo, estar juntos y unidos y ayudarnos unos a otros. Espero que vamos a estar a la altura del partido».

¿Cómo se encuentra? ¿Se ve en el Madrid la próxima temporada?: «Me siento bien. Estos partidos que no he jugado es una decisión del míster. Cuando salgo intento ayudar al equipo y hacerlo bien. Me siento bien, me siento fuerte. Todavía tengo bastante fútbol en mis piernas y fuerza para seguir. Me preguntan mucho por mi situación. Vamos a ver qué pasa. Yo estoy tranquilo».

¿Qué está fallando para que se esté viendo a un Madrid tan irregular?: «Falta un poco de todo. Primero, que estemos todos, que no haya lesiones. Eso es muy importante. Nos falta solidez y regularidad, pero esta temporada hemos demostrado bastantes cosas buenas. Eso es lo que tenemos que tomar como positivo y seguir adelante. No es fácil porque son otras circunstancias. Ahora cada vez cuando se juega sin público, cuesta más. Esto también es un problema pequeño para nosotros. Pero es como es, y es importante que se juegue. Con el paso de los partidos vamos a ir mejorando y haciendo una buena temporada».

Últimamente los jugadores están saliendo mucho en defensa de Zidane, ¿por qué?: «Al míster lo defendimos siempre desde que llegó al Madrid. Claro que estamos con él, nunca hemos dudado. Hemos ganado muchas cosas juntos y espero que en el futuro ganemos igual».

Sin Benzema, ¿cómo les cambia el juego a los centrocampistas?: «Karim es muy importante para nosotros, para nuestro juego. Cómo se asocia y ayuda en la creación del juego. El otro día quizás nos faltó un poco de eso, pero pienso que hicimos un buen primer tiempo. Mariano es otro tipo de jugador, pero ha demostrado que podemos tener confianza en él. Sin Karim tenemos que dar un poco más todos e intentar cubrir su ausencia de la mejor manera posible».

Tiene pendiente su renovación con el Madrid, ¿quiere seguir o se plantea un cambio?: «Lo he dicho muchas veces. Vamos a ver qué pasa. Muchas veces me preguntan y siempre doy la misma respuesta. Yo me siento bien y quiero seguir en el Real Madrid mientras pueda ayudar al equipo y así me siento ahora mismo. No sé qué va a pasar. Pero claro que quiero seguir».

¿Cómo ve la situación del equipo en la Champions? ¿De qué les sirve lo vivido la temporada pasada?: «Cada partido es complicado. Si no estás a tu máximo nivel, te cuesta ganar partidos, sobre todo en Europa. Tenemos que mostrar la fortaleza y la unidad que hemos demostrado tantas otras veces en esta competición».

¿Qué opina de las bajas por el intenso calendario?: «Hay demasiados partidos. Cada tres días con selecciones, Europa, LaLiga… Pero es como es. Vivimos en una época muy complicada y parece que siempre se quiere implementar más partidos y competiciones y nadie pregunta por la salud de los jugadores. Hay muchas lesiones, no sólo en nuestro equipo, tenemos que pensar en si vamos a estar positivos o negativos en coronavirus y eso también cansa mentalmente. Se tiene que mirar más por los jugadores. Más partidos y competiciones no van a ninguna parte. Si se siguen lesionando jugadores, ¿con quién vamos a jugar esos partidos?».

¿Les afecta que se hable tanto de la renovación de Ramos?: «No nos molesta ni nos afecta. Es un asunto entre él y el club. No hay que decir lo importante que Sergio es para nosotros y lo que ha hecho en este club. Espero que llegue a un acuerdo por el bien de todos».

Pudo ser jugador del Inter: «Lo que pasó en 2018 es atrás y no tiene sentido hablar de esto. Estoy contento en el Real Madrid».

¿Cómo ve a Odegaard, que puede debutar mañana en Champions?: «Lo veo bien. Está entrenando bien. Tuvo unos problemas de lesiones al principio de la temporada, pero ahora ya lleva bastante tiempo entrenándose con nosotros. Es un chico buenísimo, como jugador muy talentoso. Nos va a ayudar con sus virtudes. Sólo tiene que estar relajado, disfrutar del juego y dar el máximo de sí mismo».

bookmark_borderEl yogur de Luka Modric, sin fecha de caducidad

En el fútbol se ha instalado un topicazo que cada vez me irrita más. Cuando un jugador pasa de la treintena pasa a estar bajo sospecha. El argumento de la edad es tan injusto como poco científico. A esas alturas, si un profesional se cuida y cada año pierde un kilo (de peso), garantiza su continuidad en la elite hasta que “el cuerpo aguante”. Conozco infinidad de juguetes rotos que con 26 o 27 años parecen prejubilados por no haberse cuidado al creer que la edad les permitía ser aprendices de Peter Pan. Por eso, Modric es el ejemplo de la longevidad basada en la sabiduría y el compromiso con su profesión. Luka ama el fútbol casi como a su maravillosa familia. Por eso estuvo a punto de llevar a su pequeño y orgulloso país, Croacia, a la cima del Mundo.

Y por eso aceptó con humildad y naturalidad el Balón de Oro conquistado con toda justicia tras el Mundial de Rusia. Modric cumple hoy 35 años y su yogur no tiene fecha de caducidad. Su brújula en la medular sigue siendo indispensable para el vigente campeón de Liga. Y después de ser clave en la 10ª (¡ese córner a la cabeza de Ramos!), la 11ª, la 12ª y la 13ª, nadie imagina un asalto a la 14ª sin su temple, inteligencia y capacidadde sacrificio en la sala de máquinas. Modric mantiene la ilusión de un juvenil y por eso Zidane, otro sabio de este invento, sigue dándole galones. El pequeño croata es uno de los nuestros. Es el ‘Real Modric’.

bookmark_borderZidane planea una transición dulce para las ‘vacas sagradas’

El Madrid está inmerso en un proceso silencioso pero impacable de transformación. La columna vertebral de los futbolistas que fueron vitales para la conquista de cuatro Champions en cinco temporadas (Ramos, Marcelo, Modric y Benzema, al los que habría que unir Keylor y Cristiano, que ya se fueron) pasan los 30 años. Zidane tendrá mucho que ver en esa labor. En la pasada campaña, por ejemplo, no le tembló el pulso a la hora de gestionar el sorpasso de Mendy a Marcelo.

De los 35 futbolistas que actualmente componen la primera plantilla hay sólo siete que tengan 30 años o más. Son Modric y Sergio Ramos (ambos 34), Marcelo y Benzema (ambos 32), Bale (31) y Kroos y Nacho (30 los dos). Ninguno tiene contrato más allá de 2022 excepto Kroos, que lo tiene hasta 2023. De todos ellos, parece que el Madrid sólo cuenta con el alemán y con Ramos, que termina en 2022 y que renovará dos años (y no uno como pretendía el Real Madrid) por la jerarquía que tiene en la plantilla y por el buen rendimiento que dio la pasada campaña, artífice en gran medida del título de Liga.

Hay casos especiales, como el de Modric. El Real Madrid y el jugador han hablado y acordado que no hay prisa para afrontar una futura renovación. Volverán a entablar conversaciones en el mes de enero y, según como sea la situación, se tomará una decisión. En cualquier caso, el croata, que termina en 2021, sólo puede renovar una temporada más.

Son todos nombres que han sido fundamentales en los éxitos de los últimos años del Real Madrid pero que, por el inexorable paso del tiempo, deben ir dejando paso a las nuevas generaciones, los Vinicius, Rodrygo, Brahim, Kubo, Valverde, Asensio, Ceballos y compañía…

bookmark_borderOcho años con Modric, bonita cifra

Qué rápido pasa el tiempo y más cuando éste ha transcurrido de forma tan feliz. Ocho años ya de la presentación de ese genio croata, pequeño de tamaño, grande de corazón y gigante de talento. Todavía recuerdo que inexplicablemente había gente que discutía la idoneidad del fichaje, sin duda influidos por su poca empatía con Mourinho, que fue el que lo recomendó expresamente. El portugués tenía sus cosas, ya lo sé, pero hay que reconocerle el acierto al elegir al centrocampista del Tottenham, cuyo fichaje ha terminado siendo de los más rentables de la última década.

Luka ha sido y es un eje fundamental en la sala de máquinas del Madrid triunfal de los últimos años. En esas cuatro Champions en cinco años nada hubiera sido igual sin la inteligencia táctica, la capacidad de sacrificio y la magnífica lectura de los partidos que ha sabido desplegar siempre el genio de Zadar. Él fue el que empezó a cambiar la historia con el córner de la Décima, que supo cabecear con furia su amigo Sergio Ramos. Él ha sido un inquilino de esa santísima trinidad (Casemiro-Kroos-Modric) que ha sido decisiva en los éxitos del club. A ello ha añadido un comportamiento académico y ejemplar para los jóvenes que han ido llegando al vestuario. Modric merece seguir en el Madrid hasta que él quiera. Hace ocho años ya. Esa cifra me trae grandes recuerdos…

bookmark_borderA Modric lo quiero siempre a mi lado

Están de acuerdo con aquello de que la cara es el espejo del alma? ¿Qué ven en la de Modric? Yo a un tipo íntegro, profesional y entregado, a una buena persona… Alguien a quien quieres tener siempre a tu lado, si hablamos de un equipo de fútbol, porque hace grupo, no da problemas sino que los soluciona, tiene jerarquía y mando y, fundamentalmente, porque es buenísimo. Balón de Oro a pesar de Messi y Cristiano. Eso es lo que piensa Zidane. Ha sido la columna vertebral de su Madrid tricampeón de Europa junto a Keylor, Ramos y Cristiano Ronaldo. Es la fuerza viva de una plantilla que está abocada a una renovación en este tiempo en el que resultará tan difícil por la crisis del coronavirus. Toda ayuda será poca.

En España se mira más el DNI que el rendimiento». Lo dijo Figo hace sólo unas fechas en este periódico. Y qué razón tenía. Sólo hay un campeonato en el que se respeta el saber que te da la veteranía. Es el CalcioPirlo, Totti, Paolo Maldini, Buffon… Nadie les cuestionó ni les puso en duda. Simplemente, los exprimieron hasta el final, hasta que dieron la última gota de la esencia que llevaban dentro. ¿Qué más da que Modric tenga 34 años? No hay nadie en esta plantilla que sea mejor que él en el centro del campo. Si hay que dosificarlo, hagámoslo. Si hay que renovarle otro año, sería lo más justo. Yo lo quiero siempre a mi lado. Y creo que Zidane también.

bookmark_border«Cuando estamos metidos, somos muy difíciles de batir»

Zidane compareció tras concluir el encuentro para dar sus primeras impresiones de la victoria del Real Madrid ante el Valencia, con un doblete de Benzema y un tanto de Marco Asensio, que volvió a jugar después de casi 11 meses.

Victoria con mucho valor: «Todos los partidos son complicados y más contra un rival como el Valencia, muy fuerte, que en la primera parte entró muy bien, corriendo mucho. Pero estoy contento cómo manejamos todo el partido. La segunda parte fue mejor en todo. Son tres puntos merecidos».

El otro día, enfadado: «Esta vez se puede decir que fuimos superiores. Contra el Eibar fuimos mejores en la primera y peor en la segunda. Sabemos que tenemos que cuidar los detalles. Cuando estamos concentrados y metidos somos muy difíciles de batir».

Gol anulado al Valencia: «No he visto la jugada. Pero hay un árbitro y no me meto, porque es una labor complicada. Él ha visto la jugada y lo ha pitado».

Benzema: «El primer gol empieza con Sergio Ramos, después Modric y la jugada, finalizada con Hazard y Benzema, es muy bonita. El segundo, a los que nos gusta el fútbol, es muy bonito, y además él no es zurdo y la mete en la escuadra directamente. Y luego el gol de Marco, que me alegro mucho por él, por su vuelta. Es una noche muy bonita».

Consignas a Asensio: «Le digo que disfrute después de tanto tiempo. Ha marcado nada más salir. Le digo también que está preparado para jugar y lo ha demostrado en 15 o 20 minutos».

Gesto con Unzué: «Le mandamos lo que ponía en la camiseta, un gran mensaje de ánimo. Yo lo conozco muy bien esto, porque soy padrino contra el ELA. Le mandamos todo nuestro apoyo, estamos con él, y ojalá salga adelante».

Zidane, en conferencia de prensa

Asensio: «Significa mucho para él y para nosotros. Estamos contentos de verlo en el terreno de juego. Han sido ocho meses, así que nos alegramos de verle marcar un golazo en la primera jugada».

Obligar al Barcelona. «Es importante lo que hacemos nosotros. Tres puntos ante un rival muy importante, que jugó muy bien en el primer tiempo, con mucho ritmo. Nosotros lo hemos hecho muy bien, los jugadores pueden estar muy satisfechos, son los que juegan y pelean. Es una victoria muy merecida».

¿Cómo vio el gol anulado al Valencia?: «Creo que es lo que dice el árbitro. Ha tomado la decisión, ha mirado la jugada en el VAR y ya está. Es una decisión complicada, yo no me meto en esas cosas».

No ha agotado los cambios: «Cada partido tiene su historia y hoy ha sido así. Hicimos dos cambios, el otro día cinco. Al final nos ha salido bien y eso es lo más importante. Seguramente en otro partido vas a necesitar hacer más cambios. No tienes que hacer cinco sí o sí, te lo dice el partido».

Marco Asensio y el golazo de Benzema. «El gol ha sido un golazo de Karim. De volea y con la zurda. Me alegro por su gol. De Marco, ni te digo. Después de ocho meses, sólo el hecho de entrar en el campo ya era para estar muy contento. Marcar a la primera, significa que ya está metido y que tiene calidad para ello. Me gustaría destacar la calidad de todos, incluso de los que no juegan. Trabajamos todas las semanas y vamos a necesitar a todos. Faltan nueve partidos y tenemos que seguir. Tenemos un partido importante el domingo en San Sebastián».

¿Está el equipo dónde quiere?: «Físicamente veo al equipo muy metido y, al final, es el comportamiento de todos. Estamos donde queremos. Pero hay que seguir».

¿Es la mejor versión de Hazard?: «Son opiniones. Es verdad que ha sido su partido. Ha jugado 75 minutos. Parece que está cansado, pero de repente coge el balón y lo hace bien. Nos alegramos de que esté con nosotros porque tiene mucha calidad».

Cuatro centrocampistas juntos. «No es por jugar contra el Valencia. Me ha gustado la posición diferente de Modric. Ha interpretado muy bien el juego entre líneas. La primera jugada y el gol que hacemos son por eso. La jugada entre Luka, Hazard y Benzema».

Siguiente jornada para asaltar el liderato. «Dependemos únicamente de lo que nosotros vamos a hacer. No me meto en la cabeza lo que hacen otros. Voy a ver el partido del Barcelona con el Sevilla, pero no me meto en la cabeza que el Barcelona va a fallar ahí. Sabemos la situación».

bookmark_borderModric revela el momento más tenso entre Mou y Cristiano

La biografía ‘A mí manera’ de Luka Modric ha visto la luz en Italia (Corriere dello Sport) y en ella hay un episodio que destaca. Fue el desencuentro que tuvieron José Mourinho y Cristiano Ronaldo en 2013, cuando técnico y jugador estaban en el Real Madrid. El croata desgrana con detalle lo que pasó en un partido de Copa del Rey. El entrenador portugués cargó sobre el delantero, que llegó a las lágrimas dentro del vestuario. Los pesos pesados tuvieron que intervenir…

«Me sorprendió la reacción de Mourinho. Estábamos ganando 2-0 en la Copa del Rey. Ronaldo no persiguió a los rivales en su saque de banda y José se puso furioso con Cristiano. Los dos se pelearon durante mucho tiempo en el campo. Al regresar a los vestuarios en el descanso, vi a Ronaldo desesperado, al borde de las lágrimas. Él dijo: ‘Lo hago lo mejor que puedo y él continúa criticándome’. Mourinho entró y comenzó criticar al portugués por su responsabilidad durante el juego. Ambos se calentaron tanto que solo la intervención de los compañeros evitó una verdadera pelea entre ellos», explicó.

Mourinho llegó al conjunto blanco en 2010 y en 2013 dijo adiós tras finalizar la temporada sin pasar de semifinales de Champions (ante el Borussia Dortmund) y habiendo tirado LaLiga a mitad de temporada. Además, el Madrid cayó en la final de la Copa del Rey ante el Atlético de Madrid en el Santiago Bernabéu. En ese partido, ambos protagonistas fueron expulsados. Ninguno de los dos subió a recoger la medalla de subcampeón.

Las relaciones con gran parte de la plantilla, entre otros con Cristiano Ronaldo, ya estaban muy difíciles. La situación era insostenible…

bookmark_border6 años de la Décima: «El ADN del Madrid es luchar hasta el final»

El capitán del Real Madrid, Sergio Ramos, ha recordado la «histórica y mágica» consecución de la décima Liga de Campeones del club blanco en la final de Lisboa frente al Atlético de Madrid, «después de tantísimos años luchando», mientras que Luka Modric, el hombre que asistió al camero aquel día en el minuto 93, ha reconocido que estaba «tranquilo» y con la «convicción» de que iban a marcar.

«Con una sola palabra, yo diría que fue histórica. Histórica y mágica, porque el Madrid es un mundo mágico y somos muy afortunados de pertenecer a ello», señaló en una entrevista a los medios oficiales del club con motivo del sexto aniversario de aquella gesta.

«Lo primero que se me viene a la mente cuando pienso en Lisboa es el trofeo, la Champions, después de tantísimos años luchando para poder disfrutar primero de esa final y después de poder ganarla. Te acuerdas de toda tu familia y del sacrificio y esfuerzo que te ha costado durante muchos años. Es lo bonito del fútbol, la recompensa de poder levantar una Champions y añadirla a tu currículum», añadió.

Además, el central andaluz explicó que aquello fue la muestra del «ADN del Real Madrid, la lucha hasta el final». «Mientras exista una posibilidad, haya un minuto o un segundo, siempre he sido consciente de que se podía», indicó.

El de Camas analizó también la jugada que en el minuto 93 le permitió marcar el tanto del empate y forzar la prórroga. «Es cierto que al final es un grandísimo remate, sobre todo por la ejecución, el salto, la distancia, el portero Thibaut, que abarca mucha portería. Yo creo que solo existía ese rincón por donde podía entrar el balón. Fue un buen centro de Modric, me meto en el segundo palo porque es donde hay más jugadores y puedo bloquearme con algún movimiento», señaló.

«Tengo la marca de Godín, estaban Bale, Cristiano… Hago un amago hacia el segundo palo y me meto por dentro. En esas décimas de segundo, con tanto jugador y tanto revuelo, a Godín no le da tiempo a llegar porque le gano la posición. Ese metro me permite avanzar solo bordeando el punto de penalti y cabecear prácticamente solo con una ejecución perfecta en el minuto 93 que nos daba el empate para ir a la prórroga», relató.

Modric: «Tenía la convicción de que íbamos a marcar»

Por su parte, el centrocampista Luka Modric reconoció que nunca dudó que iban a lograr empatar y forzar la prórroga. «Yo iba muy tranquilo, con la convicción de que íbamos a marcar un gol. Sergio estaba en un buen sitio, se colocó muy bien y, luego, cómo lo metió es historia. Fue increíble», manifestó.

En este sentido, reconoció que durante toda la temporada habían «practicado bastante este córner». «Lo metimos también en partidos previos como en Champions ante el Bayern y algunos encuentros de Liga. Era importante poner un buen balón en el sitio en el que lo puse, pero luego Sergio hizo un buen movimiento y el remate fue perfecto», concluyó.